Ateo salir con un cristiano

Hace poco negocie con mi hijo de 17 años que vaya a un encuentro cristiano, para que yo le deje ir a un concierto. Al segundo quería hablar con su papa, ambos fuimos y nos enfrento que desde hace algún tiempo el era ateo. y que si estaba ahí era solo para ir al concierto. y que el no creía en Dios. Ateo convencido en otro tiempo, este hombre de 50 años es hoy un ferviente católico comprometido en proyectos de evangelización. Esta conversión radical tuvo lugar después de un “sueño” que lo trastornó: su encuentro con el poverello de Asís mendigando en el metro de París, que empezó a apostrofarle… No sabes que antes de salir con una cristiana, 'asuntos internos del vaticano' investiga al susodicho y de no ser un fiel creyente lo arrestan impidiendo así que un chocho cristiano sea profanado ... Un ateo de 85 años se convierte al cristianismo y gana la deseada paz de Dios. Bill Hayden es un ex político australiano criado por un padre ateo y una madre católica. A la edad de 85 años, Bill Hayden, un ex político australiano, se convirtió al cristianismo después de pasar gran parte de su vida viviendo como ateo. Así como cuando inicias un video juego que te cautiva, esta lectura te va llevando de un nivel a otro cada vez más complicado en cada capítulo. No importa sí tienes semanas, meses, años o como yo, toda tu vida y por cuarta generación de cristiano, cuando crees en Dios pero vives como sí Dios no existiera, entonces, eres un cristiano ateo. Esta chica “cristiana” olvida que un hombre sin temor de Dios que se se toma un minuto para conocer al chico que está saliendo con su hija. hola!! yo soy española 'atea' mi chico marroqui musulman, y no hay con una chica musulmana, llevamos ya un año saliendo juntos, y me dado . y yo soy cristiana,soy divorciada y tengo una niña con mi ... Cómo enamorar a una chica cristiana. Si tu fe cristiana es una parte muy importante de tu vida, es normal que quieras salir con una chica que comparta tus valores. Por más que no seas cristiano, quizás sientas interés por la moral divina...

Comunismo en la Biblia de José Porfirio Miranda.

2019.12.30 21:25 guicho_20 Comunismo en la Biblia de José Porfirio Miranda.

Este texto lo saque de aquí: https://cefmiranda.org/esp/2016/03/03/porfirio-miranda-y-el-comunismo/
Por Joseph Ferraro Serra[1]
  1. Comunismo en la Biblia
Antes de empezar nuestra intervención, es preciso recalcar que cuando Porfirio Miranda habla de comunismo y lo defiende no se trata de la versión que existía en la Unión Soviética, el cual, como él apunta muy atinadamente, fue más bien un capitalismo de Estado.[2] Cuando Porfirio habla del comunismo, se refiere al comunismo de la Biblia.
“Que un cristiano se diga antimarxista, puede comprenderse”, nos dice Porfirio Miranda en su libro Comunismo en la Biblia, pues “hay numerosas variedades de marxismo, y es posible que ese cristiano se refiera a alguna de las muchas filosofías materialistas que se autodenominan marxistas aunque tienen muy poco que ver con Marx”.
“Que un cristiano se diga no sólo antimarxista sino también antiMarx, probablemente se debe a que no ha leído a Marx completo y su odio adolece de simple ignorancia.”
“Pero que un cristiano se diga anticomunista, eso ya es otra cosa y constituye sin duda alguna el mayor escándalo de nuestro siglo.”[3]
Éstas son las palabras iniciales del libro mencionado de Porfirio Miranda. Es preciso entonces preguntar ¿por qué, de acuerdo con él, el anticomunismo por parte de los cristianos constituye el mayor escándalo del siglo pasado y, como Porfirio seguramente diría, del nuestro también?
Porfirio mismo nos proporciona la respuesta a nuestra interrogación. De acuerdo con él, la idea de comunismo está con todas sus letras en el Nuevo Testamento, al grado de que en estos veinte siglos nadie ha sido capaz de dar una mejor definición de lo que es el comunismo que la formulada por San Lucas en Acto 2,44-45 y 4,32-35. La definición misma de comunismo que Marx toma de Louis Blanc, “de cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades”, está inspirada en la formulación que Lucas redactó dieciocho siglos antes, si no es que copiada de ella.[4]
Sin embargo, a pesar de esto, de acuerdo con Porfirio se habla generalmente en el mundo de “defender del comunismo a la civilización cristiana”. Por ello Porfirio, tal vez un poco molesto, replica que “no hay palabras para enfatizar suficientemente esta exclamación: ¡Pero si la iniciativa comunista en la historia de Occidente es iniciativa cristiana!… ¿Qué especie de locura se ha abatido (sobre el mundo occidental para que combata) como a máximo enemigo lo que es el proyecto cristiano por excelencia?” Por tanto, Porfirio recalca que “no hay demos­tración más clara del lavado cerebral a que nos tiene sometidos el establishment, que el hecho de que la concepción oficial y divulgada del cristianismo sea anticomunista”.[5] [6] [7]
¿Realmente es cierto lo que Porfirio ha afirmado en referenci a a la concepción oficial de la Iglesia, o exagera? Para llegar a la respuesta, demos un breve repaso a los pronunciamientos papales acerca del comunismo o el socialismo.
Como el lector ha de saber, la Revolución francesa y la Revolución industrial fueron responsables de la formación de la hegemonía burguesa en Occidente y de la constitución de dos nuevas clases sociales, de acuerdo con el papa Pío XI, “la una, con ser la menos numerosa, gozando de casi todas las ventaj as que los inventos modernos proporcionan tan abundantemente; la otra, en cambio, compuesta de ingente muchedumbre de obreros reducida a angustiosa miseria,
luchando en vano por salir de las estrecheces en que vivía”,6 recurriendo algunos a métodos violentos.7 O así como anotó el papa León XIII, “un número sumamente reducido de opulentos y adinerados ha impuesto poco menos que el yugo de la esclavitud a una muchedumbre infinita de proletarios”,8 convirtiendo a los obreros en una clase revolucionaria,9
Debido a las graves injusticias practicadas en contra de los obreros por la hegemonía burguesa, pronto surgieron varias corrientes socialistas que cuestionaban dicha hegemonía, la más importante de las cuales fue, por supuesto, de inspiración marxista. Aunque León XEH apuntó lo ya citado en referencia al capitalismo, tuvo mucho más que decir del comunismo o del socialismo.
Si vemos la encíclica Rerum novarum de 1891, la primera de una serie de cartas pastorales sobre el problema social, y la que forma la base para la doctrina social católica, encontramos que este papa expresó su pensamiento en el sentido de que la doctrina socialista ataca el fundamento principal del orden social en tanto que niega el derecho a la propiedad privada.10 Por tanto, el Papa apuntó que el socialismo es una peste’1 que presenta “el derecho de la propiedad como pura invención humana”. El socialismo proclama, además, la comunidad de bienes y “declara que no puede tolerarse con paciencia la pobreza y que es lícito violar impunemente el derecho de propiedad de los ricos”.12 Además el socialismo o el comunismo constituía “el cáncer mortal que” estaba “invadiendo las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”.13 Al fin, aunque la miseria de los proletarios según León XIII se debe a abusos en el sistema capitalista, a un capitalismo liberal, lo que los socialistas pretenden es mucho peor: al negar el derecho a la propiedad privada quieren destruir el fundamento de la sociedad y, por tanto, a la sociedad y a la civilización misma. Según León XIII, los socialistas atizan “el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes”, pequdican “a las propias clases obreras”, ejercen “violencia contra los legítimos poseedores, altera la misión de la república y agita fundamentalmente a las naciones”.14
Por supuesto, cuando León XIII apunta que los socialistas niegan el derecho a la propiedad privada, se refiere al dominio individual sobre medios sociales de producción y no sobre bienes de consumo. Luego, es claro que al negar el derecho individual sobre los medios sociales de producción, los socialistas no ponen en tela de juicio a cualquier tipo de sociedad sino a la sociedad capitalista, la que no se identifica con la civilización ni tampoco con la abstracción “sociedad”. No se sigue, por tanto, que al negar el derecho individual sobre los medios sociales de producción, los socialistas deseen destruir a la sociedad misma. Apesar del hecho recalcado por Porfirio en el sentido de que el proyecto comunista es cristiano, por lo menos en el caso del papa León XIII se ve claramente que, en las palabras de Porfirio, “la concepción oficial y divulgada del cristianismo [es] anticomunista”.15 Y no sólo es anticomunista sin más; para León XÍTT es obligación de la Iglesia enseñar “las doctrinas y los preceptos que garantizan la salvación y la tranquilidad de la sociedad [capitalista moderna] y detienen radicalmente la funesta propaganda del socialismo [el subrayado es nuestro]”.16 Para cumplir con esta función, nos dice León XIII, “la Iglesia de Cristo posee para combatir la plaga del socialismo medios más eficaces que todas las legislaciones humanas, que todas las prohibiciones de los magistrados y que todas las armas militares”. Sólo necesita que los gobiernos “devuelvan a la Iglesia su eterna libertad para que ésta pueda desplegar con eficacia su benéfico influjo en favor de la sociedad humana”.17 Se trata, pues, no sólo de una condena del comunismo sino también de un tipo de cruzada en su contra. ¿Qué podemos decir de la postura sobre el comunismo de Pío X3, el segundo papa en importancia referente a la formulación de la doctrina social católica?
Para conmemorar el cuadragésimo aniversario de la Rerum novarum de León XIII, Pío XI emitió una encíclica social intitulada Quadragesimo anno. Según Pío XI, esta doctrina comunista había merecido la condena de la Iglesia repetidas veces. En 1846 Pío IX (Quipluribus) vio los peligros del comunismo y afirmó que era una “doctrina totalmente contraria al derecho”, una “doctrina que, si se admitiera, llevaría a la radical subversión de los derechos, bienes y propiedades de todos y aun de la misma sociedad humana”. En 1878 León XHI
(Quod apostolici muneris) definió el comunismo como una “mortal enfermedad que se infiltra por las articulaciones más íntimas de la sociedad humana, poniéndola en peligro de muerte”.18 Y el mismo Pío XI, debido al gran peligro que el comunismo se presentaba para la civilización capitalista y la religión, lo condenó en Miserentissimus redemptor (1928), Quadragesimo anno (1931), Caritate Christi (1932), Acerva animi (1932), Dilectissima nobis (1933),19 y dedicó una encíclica entera a esta condena, la Divini redemptoris en 1937. De esta manera, según Pío XI el papado había 2llamado la atención sobre el peligro comunista con más frecuencia y de un modo más persuasivo que cualquier otra autoridad pública terrena.”20
En resumen, para Pío XI el comunismo “proponía un remedio que, siendo mucho peor que el mismo mal, arrojaría a la sociedad humana en mayores peligros”,21 el comunismo es “un sistema lleno de errores y sofismas, contrario a la razón y la revelación divina; un sistema subversivo del orden social [capitalista], porque destruye las bases fundamentales de éste; un sistema desconocedor del verdadero origen, de la verdadera naturaleza y del verdadero fin del Estado; un sistema, finalmente, que niega los derechos, la dignidad y la libertad de la persona humana”.22
En la encíclica Divini redemptoris de 1937, escrita en ocasión de la guerra civil o revolución comunista que estaba tomando lugar en España, Pío XI relató la barbarie de las persecuciones comunistas en contra de la Iglesia. Sin embargo, sin querer justificar las persecuciones por nuestra parte, hay que recordar que los pontífices se habían pronunciado antes en favor de una cruzada en contra del comunismo, y al parecer Marx y Engels la mencionan en el Manifiesto del Partido Comunista de 1848.23 Por ello, ¿qué más podía esperar la Iglesia oficial de los comunistas?
Sin embargo, Pío XI hace notar que los comunistas han cambiado de táctica. “Los jefes del comunismo aparentan ser los más celosos defensores y propa­gandistas del movimiento por la paz mundial”; en algunas partes del mundo, “los
comunistas… invitan a los católicos a colaborar amistosamente con ellos en el campo del humanitarismo y de la caridad”.24 Incluso, hay socialistas moderados que prometen “abstenerse de toda violencia”.25 De cualquier manera, Pío XI recalca que aun “si acaso el socialismo, como todos los errores, tiene una parte de verdad (lo cual nunca han negado los Sumos Pontífices), el concepto de la sociedad que le es característico y sobre el cual descansa, es inconciliable con el verdadero cristianismo. Socialismo religioso y socialismo cristiano son términos contradictorios: nadie puede al mismo tiempo ser buen católico y socialista verdadero”.26 A fin de cuentas, para Pío XI “el comunismo es intrínsecamente malo, y no se puede admitir2 una colaboración “con el comunismo en terreno alguno”.27 Así como en el caso de su antecesor, León XIII, Pío XI consideró que una finalidad de la Iglesia es desterrar el comunismo.28 ¿Que podemos decir de Juan XXIII, el papa responsable de convocar al Concilio Vaticano II?
Aunque Juan XXIII empleó una táctica diferente con los comunistas, en el sentido de que en la época moderna la Iglesia “prefiere usar de la medicina de la misericordia más que de la severidad” y que “piensa que hay que remediar a los necesitados mostrándoles la validez de su doctrina sagrada más que condenándolos”,29 de todos modos hay condenas bastantes explícitas. En su encíclica Mater et magistra de 1961, un poco más de un año antes de reunirse el Concilio Vaticano II, Juan XXIII recordó a los fieles que en los tiempos de León Xm los revolucionarios proponían a los obreros “remedios peores que los males” del capitalismo.30 Más aún, afirmó que la lucha de clases que el marxismo predica va contra la naturaleza y es contraria “a la concepción cristiana de la vida”.31 Por tanto, Juan XXffl dejó en claro que Pío XI ya había manifestado que “la oposición entre comunismo y cristianismo es radical [el subrayado es nuestro]” y que “de ningún modo puede admitirse que los católicos militen en las filas del socialismo moderado”.32
25 Pío XI, Quadragesimo amo, p. 71.
16 Ibid., p. 77.
Por supuesto, hay una condena de ateísmo que, a su vez, implica una condena de la doctrina económica del comunismo. En la encíclica Mater et magistra, sin mencionar al comunismo por su nombre, Juan XXIII señala que “el aspecto más siniestramente típico de la época moderna consiste en el absurdo tentativo de querer reconstruir un orden temporal sólido y fecundo prescindiendo de Dios”.33 O, dicho de otro modo, para el papa “el error más radical en la época moderna es el de considerar la exigencia religiosa del espíritu humano como expresión del sentimiento o de la fantasía, o bien como un producto de una contingencia histórica, que se ha de eliminar como elemento anacrónico o como obstáculo al progreso”.34 Esta teoría no sólo pone en peligro el fundamento mismo de un orden social sólido, es decir, el de la propiedad privada sobre los medios sociales de producción, sino que constituye un peligro para la paz del mundo: “Cualquiera que sea el progreso técnico y económico”, nos dice el papa Juan XXIII, “no habrá en el mundo justicia ni paz, mientras los hombres no vuelvan al sentimiento de la dignidad de criaturas y de hijos de Dios”.35
Por supuesto Pablo VI, el papa que llevó al Concilio Vaticano II a su terminación, también condena el comunismo, sea como una doctrina atea, sea como una doctrina económico-social. En su encíclica Ecclesiam suam (1964), Pablo VI habló de que muchas personas profesan abiertamente su impiedad de ser ateos; y, más aún, “la sostienen como programa de educación humana y de conducta política, en la ingenua pero fatal convicción de liberar al hombre de viejos y falsos conceptos de la vida y del mundo para darles en su lugar, según dicen, una concepción científica y conforme a las exigencias del progreso moderno”.36 Según Pablo VI, este ateísmo es “el fenómeno más grave de nuestro tiempo”. Dicha teoría, al negar la existencia de Dios, “es fundamentalmente equivocada: no responde a las exigencias últimas e inderogables del pensamiento, priva al orden racional del mundo de sus bases auténticas y fecundas, introduce en la vida humana no una fórmula que todo lo resuelve, sino un dogma ciego que la degrada y la entristece y destruye en su misma raíz todo sistema social que sobre ese concepto pretende fúndarse”. A fin de cuentas, “no es una liberación,
sino un drama que intenta sofocar la luz del Dios vivo”.37 Estas razones, dice Pablo VI, lo obligan, y con él a todas las personas que “estiman los valores religiosos, a condenar los sistemas ideológicos que niegan a Dios y oprimen a la Iglesia, sistemas identificados frecuentemente con regímenes económicos, sociales y políticos, y entre ellos especialmente el comunismo ateo [el subrayado es nuestro]”.38
En 1971, alrededor de 6 años después del Concilio, Pablo VI, en su encíclica Octogésimo veniens, siguió en la misma línea respecto al comunismo. Al parecer, el experimento de realizar el diálogo y una cooperación con marxistas en relación con los problemas sociales en países no socialistas no resultó como se esperaba. En vez de que los cristianos convirtiesen a los comunistas, los comunistas parecen haber convertido a los católicos. Por ello, Pablo VI advirtió que “el cristiano que quiere vivir su fe en una acción política concebida como servicio, tampoco puede adherirse sin contradicción a sistemas ideológicos que se oponen radicalmente o en los puntos sustanciales a su fe y a su concepción del hombre”; en especial, no puede acercarse “a la ideología marxista, a su materialismo ateo, a su dialéctica de violencia y a la manera como ella entiende la libertad individual dentro de la colectividad, negando al mismo tiempo toda trascendencia al hombre y a su historia personal y colectiva”.39 Entre el liberalismo y el comunismo, el peor de los dos para el papado, como debe ser obvio, es el comunismo ateo.
Siguiendo con el tema del socialismo y el marxismo, nos dice Pablo VI que “hoy día, los cristianos se sienten atraídos por las corrientes socialistas y sus diversas evoluciones”. Sin embargo, recuerda a los fieles que se trata de ideologías que son incompatibles con la fe.40 Huelga decir que, con respecto al comunismo, el papa Juan Pablo II ha seguido en la misma línea que sus antecesores.41
Hemos visto que para fines de diálogo Juan XXIII, Pablo VI e incluso el Concilio Vaticano II condenaron el comunismo bajo la etiqueta del ateísmo,42 algo que se encuentra también en Juan Pablo II.43 Porfirio se percató de este hecho y tuvo la crítica correspondiente. Después de señalar que “los marxistas
nIbid., p. 88.
39 Pablo VI, Octogésima adveniens, p. 26.
*°Ibid., p. 31,34.
últimamente nos han estado haciendo el favor de promover la idea [del comunismo] en ausencia nuestra, en culpable ausencia nuestra”, critica la identificación del comunismo con el marxismo. Para él, ‘ ‘identificar comunismo con marxismo implica ignorancia crasa de la historia. No es cierto que el establishment esté luchando contra el materialismo ateo, como se dicen a sí mismos los poderosos para tran­quilizar sus conciencias; esa su lucha represiva viene de mucho antes, existió durante muchos siglos en los que ningún comunista era materialista y ningún comunista era ateo, y ni siquiera existían el materialismo ni el ateísmo. El marxismo es un mero episodio en la historia del proyecto comunista. El Papa y los otros poderosos de la tierra no están combatiendo contra el ateísmo sino contra nosotros que somos cristianos, que creemos en Dios y en Jesucristo, y que lo único que queremos es realizar el Evangelio”.44
Por tanto, Porfirio observa que “el denunciar el materialismo es un mero pretexto para la persecución anticomunista; si ese pretexto no existiera, los señores inventarían otro, como de hecho inventaron otro durante la Edad Media, y otros diferentes en el siglo XVI, y otros más en los siglos XVII y XVHI. Si el materialismo fuese la razón de la persecución anticomunista ¿cómo se explica que persiguieran al comunismo desde mucho antes de que existiera el materialismo? No, lo que persiguen y reprimen es el comunismo en cuanto tal, ¡pero el proyecto comunista está defendido explícitamente en la Biblia como propio y característico del cristianismo, no lo inventaron ni los marxistas ni los grupos cristianos medievales o modernos”.45
Por tanto, señala Miranda, “cuando la propaganda doctrinal oficial afirma que la idea comunista no es separable de las ideologías materialistas, está negando hechos tan evidentes e inocultables como la luz del sol: en el primer cristianismo y durante dieciocho siglos existió la idea comunista sin materialismo de ninguna especie. Y hoy mismo ¿qué relación lógica puede señalarse entre ‘tener todo en común’ (Act 2,45) y negar la existencia y eficacia del espíritu? La verdad es precisamente al revés: que el comunismo no puede realizarse si no reconocemos la infinita respetabilidad de Dios en cada uno de los prójimos… El fracaso del comunismo soviético tiene que ver con eso”, que en la URSS lo que había es capitalismo de Estado, no comunismo. “Entonces ¿por qué el cristianismo oficial hace la guerra contra” un modo de vida que está expresamente patrocinado en
los orígenes “del cristianismo y que lógicamente sólo puede realizarse con base en auténtico cristianismo? Negar la existencia del espíritu es más bien inseparable de buscar cada uno su propio provecho y ganancia egoístamente, como el capitalismo enseña”. Difundir que “el comunismo no se puede separar del mate­rialismo es una falsedad monstruosa ‘a la Hitler ’, que mienten con tanto mayor aplomo cuanto más falsas son. Examinada objetivamente, es la inversión diametral de los hechos reales”.46 La Iglesia oficial, por tanto, de acuerdo con la verificación de las primeras aseveraciones de Porfirio, ha sido y es anticomunista y, en consecuencia, anticristiana.
“Quítense también la idea de que a nosotros, —prosigue Porfirio— aunque no neguemos el espíritu, nos importe más lo material que lo espiritual”. De acuerdo con él, “en primer lugar, el criterio final que Jesucristo dejó establecido como único es ‘tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era forastero y me acogisteis, estaba desnudo y me vestísteis, enfermo y me visitasteis, encarcelado y vinisteis a verme’ (Mt 25,3 5s)”. Porfirio recalca que “si eso es preocuparse más por lo material que por lo espiritual, el pretendido esplritualismo oficial debe dirigir su acusación sin rodeos contra Jesucristo mismo”.47 Porfirio pregunta ¿cómo se puede dar de comer a todos los que tienen hambre si se dejan “los medios de producción en manos privadas que necesariamente los destinan para el aumento del capital y no para la satisfacción de las necesidades de la población?” Pregunta dónde hay mayor espiritualidad, ¿en tranquilizarse con el pensamiento de que “siempre ha habido muertos de hambre?”, o en querer ser fiel “a Jesucristo poniendo todos los medios para darles de comer a los hambrientos sabiendo que se arruinará uno su futuro y su prestigio social” y que uno se expone “a la represión, a la cárcel, [y] a la tortura”, algo que estoy seguro que Porfirio aplicaría también a los teólogos de la liberación a pesar de la crítica que hace a esta corriente. De lo anterior se colige que aquí hay para Miranda otra evidencia de que “el enfrentamiento es de una interpretación de la Biblia contra otra, no de cristianos contra ateos. Con la diferencia de que” los cristianos comunistas toman “el mensaje de Jesucristo a la letra y sin glosa”.48
*La parte faltante esta en el link. Este texto es una "reseña" de Joseph Ferraro Serra sobre el texto Comunismo en la Biblia de Porfirio Miranda. Hice el pegado tal y como esta en la página.
submitted by guicho_20 to mexico [link] [comments]


2018.03.02 04:00 jw_mentions Possible Discussion on /r/Extj in post "Presentación"

I am a bot! Please send me a private message with any comments or feedback on how I work.
EDIT: As of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018, the post is at [9pts2c]

About Post:

--- --- Notes
Submission Presentación
Comments Presentación
Author JoshuanJTG
Subreddit /Extj
Posted On Thu Mar 01 18:06:50 EST 2018
Score 9 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Total Comments 3

Post Body:

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.

Related Comments (2):

--- --- Notes
Author lirasalvaje
Posted On Thu Mar 01 21:44:57 EST 2018
Score 3 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muy interesante tu historia. Ojalá pudiéramos hacer este Reddit tan activo como el exjw. Saludos.
--- --- Notes
Author SeriousSamGMAN
Posted On Wed Mar 07 15:54:29 EST 2018
Score 1 as of Mon Mar 12 08:06:00 EDT 2018
Body link
Muchas gracias por tu increíble experiencia. Sería bueno postearlo en /exjw también (habría que traducirlo al inglés eso sí jeje).
submitted by jw_mentions to jw_mentions [link] [comments]


2018.03.02 00:06 JoshuanJTG Presentación

Aproximadamente para el año 1996, mi madre entró en contacto con los testigos de Jehová durante su conocida predicación. No sabría decir qué tema exactamente le interesó, pero aceptó un estudio bíblico. Tiene que haber sido sobre la resurrección, porque su hermana menor murió por aceptar sangre cuando apenas tenía 10 años de edad en los años 80's. Yo tenía 2 años de edad en 1996, y escuchaba atentamente el estudio bíblico, aunque no entendía nada. A mi padre no le interesaban los testigos de Jehová, aunque no tenía ningún problema con que mi madre aceptara el estudio bíblico. En poco tiempo, mi madre ya estaba asistiendo al salón del reino conmigo. Unos años después, padre intentó probar a esta secta que tanto había cautivado a mi madre y aceptó un estudio bíblico. Juntos progresaban espiritualmente y yo también asistía a la predicación. Aunque mi madre llevaba más tiempo, mi padre le igualó en espiritualidad.
Niñez
Era en año 1999, yo tenía 5 años de edad, entraba a la primaria, también nacía mi hermano. Nuevos retos que ponían en juego tu fe, o mejor dicho, la fe que tus padres te imponen. Debía de rechazar todo tipo de festividades mundanas que la Biblia no apoyaba: cumpleaños, día de San Valentín, Navidad, Halloween, etc. Ya en el año 2001, mis padres se habían bautizado, yo con 7 años de edad, debía ser la próxima víctima de la secta. Cuando sucedió el atentado terrorista de las Torres Gemelas, eso les dio a mis padres más fe de que el fin del sistema de cosas estaba por terminar, y ellos se habían bautizado ese mismo año. Eso debía ser prueba o señal de Jehová, de que se bautizaran a tiempo. En los años siguientes, llegaba un hermano que daba el estudio de la Atalaya, a mi casa para elegirme una pregunta del estudio de esa semana, para que yo tomara el micrófono y contestara. Preguntas sencillas como: ¿cuál era el nombre de Dios? [‘‘Jehová, no Jesús’’ debía decir], ¿Jesús es Dios? [‘‘No, es Jehová’’ debía decir], etc., en una congregación de unas 60-70 personas aproximadamente. Al pasar los años venían preguntas un poco fuertes doctrinalmente que me harían dudar.
Predicación
‘‘¡Hola!’’ o ‘‘¡Buenos Días!’’ decía yo las mañanas de los sábados mientras mi espiritualidad iba en aumento. Todos los ancianos de mi congregación siempre querían que yo fuera su acompañante, varias veces fui con el superintendente de circuito. ¡Qué privilegio! ¿No? En la reunión para organizar la predicación vi cosas que no me cuadraban, una de ellas era que, si no había un hermano bautizado presente, la hermana debía llevar un velo en la cabeza para tener autoridad sobre la predicación. Me pareció como machismo, pero estaba en la Biblia (1ª Corintios 11:4-10), así que no cuestioné. De camino a cada predicación oraba a Dios para que no me tocara la zona donde podía haber amigos de la escuela, me sentía abochornado que mis amigos me vieran. ‘‘¡Ojalá no salga nadie que conozca!’’ decía yo en mi mente, cuando tocaba la puerta de un amo de casa. Yo nunca me auto-consideré un publicador no bautizado.
Durante el año 2005, la hermana que había dado el estudio bíblico a mi madre, me traía una propuesta, entrar a la escuela del ministerio teocrático. No tenía opciones, y acepté la asignación número uno, lectura bíblica. Aprendí todas las técnicas de la oratoria y hasta llegué impresionar al superintendente de circuito, recuerdo que era de nacionalidad española. Él me recomendó el bautismo, entrar en la construcción de panteones, digo salones del reino, y si fuera posible, llegar al Betel de Puerto Rico. Me dijo que me ayudaría, pero que primero debía bautizarme. Mi congregación no tenía jóvenes para tomar cargos de autoridad, así que todos miraron en mí. Constantemente me visitaban los ancianos para animarme al bautismo, yo siempre decía que lo estaba pensando, estaba entrando en plena adolescencia, y no veía algunas creencias de los testigos de Jehová como correctas, eso me hacía detenerme.
Adolescencia
En el año 2009 todo cambió. Mis padres me regalaron mi primera computadora, lo que sería mi pasión. No tenía Internet, pero iba a casa de mis amigos mundanos, mis padres nunca los vieron como una amenaza directa, ya saben, nosotros no debemos entablar amistad con los del mundo. Buscaba información sobre cuál era el pasado de los testigos de Jehová, encontré un pasado lleno de falsas profecías, mentiras, cambios doctrinales, etc., algo que siempre me ocultaron. Sobre todo, había una doctrina del año 1914, que analicé profundamente. Estaba tan impactado, que hasta pensé en dejar la secta, pero mientras fuera menor de edad, debía obedecer a mis padres y su sistema sectario, a la vez, no tenía cómo salir de la escuela del ministerio teocrático. Encontré en YouTube a un ex-testigo de Jehová en inglés, que se llamaba ''The Snarky Apologist'' y me dijo que siguiera asistiendo, hasta que lograra independizarme. Así que simplemente me mantuve en silencio, iba a las reuniones sin ganas, obligado a escuchar algo en lo que ya no creía. Pensaba en que Dios haría algo para que mis padres abrieran los ojos, pero nada sucedió. Mi hermano que también estaba en la escuela del ministerio teocrático, ya tampoco creía en la secta. En este año, amis 14 años de edad, dejé de predicar.
Comienza el Activismo
Durante el año 2011, decidí subír un video a YouTube conocido como ‘‘Las 35 verdades de los testigos de Jehová’’, allí oficialmente me convertí en un activista en contra de las mentiras de los testigos de Jehová, y siempre a favor de Dios y la Biblia. Me consideraba un cristiano que no pertenecía a ninguna religión, aunque a la misma vez tenía que prepararme para la escuela del ministerio teocrático. Varios años pasaron y mi video recibió insultos, amenazas de muerte, entre otros de algunos testigos de Jehová molestos que no podían defender sus creencias, más de 10 mil comentarios obtuve en este video que aún lo puedes encontrar en YouTube. También llegué a participar en otros canales como ‘‘Lavasori’’ y foros como ‘‘extj.com’’. También leí el libro de ‘‘Crisis de Conciencia’’.
En el año 2012 me había graduado de la escuela, con 18 años de edad entré a estudiar una carrera corta, yo pensaba que así tendría un trabajo rápidamente y poder independizarme y salir de una vez de la secta. Con mira a salirme de la secta, llegó la parte del noviazgo, una chica de mi congregación de la que me enamoré a primera vista. El punto fue que, en vez de yo tratar de salirme de la secta, ahora quería asistir más a las reuniones, solo para verla a ella. Aunque yo no creía en los testigos de Jehová, tenía fe en que podía ser mi primera novia. Ya para este tiempo conocí unos buenos amigos en Facebook del mundo ‘‘apóstata’’, aun somos amigos y actualmente estamos a cargo de páginas y grupos más grandes de habla hispana.
Ciencia y Ateísmo
En el año 2013 me di la tarea de leer la Biblia cronológicamente, este libro ya no me parecía un ‘‘libro de ciencias’’ como se me había enseñado en la congregación, ni siquiera tenía sentido en cuanto a la creación o cómo las cosas funcionaban en la realidad. También tenía demasiada injusticia, falta de moral, genocidio, a favor de la esclavitud, profecías fallidas, etc. Cada quien daba su interpretación de los hechos, por eso inicié mi búsqueda de los principios de la cristiandad, cuáles eran las interpretaciones primitivas y las evidencias para apoyarlas. Encontré muchas cosas, ‘‘Jehová’’ no estaba en el Nuevo Testamento, los libros apócrifos, sobre todo, la cristiandad misma parecía más un judaísmo helenizado. Aprendí más sobre el Islam, y leí un poco el Corán, también busqué en el Budismo y el Hinduismo, todo me parecía un invento humano. La Biblia misma presentaba a un Dios cambiante de época en época, no solo la Biblia lo testifica, la arqueología lo confirma que lo que llaman Dios no es más que un producto humanamente elaborado. Cada día encontraba más y más información, ya al final del año 2013, me consideraba agnóstico. El día que me topé con el libro ''Una historia de Dios: 4000 años de búsqueda en el judaísmo, el cristianismo y el Islam'' por Karen Armstrong, fue el día que me convertí en ateo.
A principios del año 2014, tenía una gran pasión por la ciencia y la verdad, en especial la astronomía, que luego me serviría para estudiar a fondo el tema del año 1914 y el ‘‘Tiempo de los Gentiles’’ (Lucas 21:24). En este año decidí no volver más a la escuela del ministerio teocrático, el anciano coordinador me comunicó que me sacaría de dicha escuela. Sentí un alivio, las cargas desaparecieron, y tenía más libertad. Un anciano que me estaba dando un estudio bíblico desde el 2014, le pasó el estudio a un siervo ministerial, éste último duró un año completo y se cansó al ver que yo no progresaba espiritualmente, trató de lavarme el cerebro con el típico miedo que usan las religiones: ‘‘el fin del mundo está cerca, tienes que bautizarte como testigo de Jehová para salvarte’’ o ‘‘los hermanos jóvenes van de cine y a la playa, pero sin ti, ya que no eres bautizado.’’. No funcionó, ya estaba decidido, en mayo llenaría una solicitud para entrar a la universidad. Quería estudiar ‘‘Ciencias de la Computación’’ y así lo hice. Como muchos sabrán, los estudios universitarios están prohibidos por los testigos de Jehová, así que a la congregación no le gustó para nada que deparaba mi futuro. Hacía siete años que no iba a predicar y nunca me bauticé, ¿Qué más? Ahora entrar a la universidad. Eso no le gustó a la congregación, unos me decían que era mucho tiempo, que el fin podría venir antes, que no prestes mucha atención a la filosofía impartida allí, ya ustedes saben, las típicas excusas. A quien no le gustó mucho mi decisión fue a la hermana que me gustaba, ella estaba progresando espiritualmente, mientras que yo hacía rápidamente lo opuesto. Ella decidió cortar conmigo, se me partió el corazón.
Actualidad
Durante el año 2015, mi primer año universitario fue difícil, se me hacía algo complicado tener amigos, su pérdida aún me dolía. Esperé un tiempo a ver si ella entraba a la misma universidad, pero nunca ocurrió. La secta de los testigos de Jehová le lavó el cerebro, así como lo hizo con mis padres hace casi dos décadas. Me decidí a dedicarme profundamente a los estudios universitarios y pasar la página con ella. El viernes, 3 de abril de 2015, fue mi última conmemoración, como siempre, vi el pan y el vino, como en mi mente diciendo: esto no hace sentido en nada. Ella me dio el último saludo, con una idea de que volveríamos lo antes posible si yo me bautizaba y me dedicaba a predicar. Salí a las afueras, y vi la Luna llena, vi algunas estrellas en el firmamento, estaba solo en el estacionamiento, decidí salir lo más rápido posible de la conmemoración cuando finalizó. Y así mirando ese hermoso universo que todos pertenecemos, me dije a mi mismo: ‘‘¡Mi futuro vale más que mis recursos dados a una secta!’’.
Y nunca más volví a pisar un panteón del reino. Ahora todo este tiempo, me he dedicado a los estudios universitarios y ayudar a otros a salir de la secta desenmascarando a la Watchtower.
Soy uno de los actuales administradores de El cuento sin fin, varios grupos de ayuda como VERDADERAS EXPERIENCIAS, mi página web y mi canal de YouTube.
submitted by JoshuanJTG to Extj [link] [comments]


2016.06.01 23:07 baiDbai BATZEN, HAGAMOS POLÍTICA PARA QUE NO NOS LA HAGAN ELLOS.

Este manifiesto lo colgamos en plaza Euskadi, por la censura que hay en muchos círculos. https://www.facebook.com/Batzen-Ahal-Dugu-1645383615699439/
Adjuntamos un escrito “UN NUEVO MODELO PARA EL SIGLO XXI”, sobre temas candentes de la actualidad que, por encima de los criterios individuales, pueden servir para la reflexión y el contraste de opiniones. En 16 puntos se presentan hipótesis sobre las posibilidades de conquistar un Gobierno de cambio, lo positivo del acuerdo Unidos Podemos, la importancia de la transversalidad bien entendida, y de impulsar el programa de 50 puntos de la Convergencia donde [email protected] nos sentimos [email protected]. Igualmente se habla del papel de Podemos, la unidad popular, y de las confluencias en este panorama, así como la lucha para impedir la reversibilidad de los avances.
No se trata con este escrito, de buscar afinidades. Sus ideas pueden ser o no compartidas. Su objetivo es otro: fomentar el intercambio de ideas políticas. Es el modo de favorecer la comunicación y la relación entre quienes defendemos Podemos, y queremos que nuestro empoderamiento haga que este proyecto triunfe, y haga claudicar a la casta. Unidos si que Podemos.
Batzen 1 de Junio del 2016.
UN NUEVO MODELO PARA EL SIGLO XXI 16 CUESTIONES DE LA ACTUALIDAD A DEBATE.
1.- La repetición de Elecciones, primera experiencia desde el 78, puede ser interpretada erróneamente como un fracaso, pero de hecho muestra la incapacidad de las élites por hacerse con un Gobierno, bien por continuismo o por alternancia bipartidista, sistema que operaba de forma dominante y con pleno éxito. Es por lo tanto un momento de esperanza, y un indicio de que el cambio puede convertirse en realidad.
2.- Se pueden ganar las elecciones generales. Se puede lograr, aunque sea difícil, un Gobierno de progreso, y hay que intentarlo, aunque también es posible que se forme un Gobierno de coalición de derechas. En ambos casos, el cambio seguirá siendo tarea ardua, porque todo el entramado político-económico, la hegemonía ideológica, la fuerza de la costumbre, aunque ya se constatan indicios de cambio, está alimentado por el continuismo. La clave para que este empuje popular no se venga abajo, está en hacer del mismo, un proyecto ilusionante para esta sociedad post-hegemónica (no autoritaria) que sí desea un cambio.
3.- Toda la batalla actual y futura tiene como núcleo duro la lucha entre el hegemonismo de las élites y el post-hegemonismo que caracteriza la modernidad, por ser diversa. La dificultad de las élites en la crisis, nace de su necesidad por concentrar más poder, al no poder erigirse en hacedores del bienestar. Sus discursos se hacen más ideológicos y mono-temáticos. Más fundamentalistas, “conmigo o contra mí”. Sus prácticas, más encaminadas a provocar un “choque de trenes”. No aportan nuevas ideas, ni ofrecen debates. Todo lo reducen a descalificaciones, “bolivariano o extremista”. En estas prácticas caen también los dirigentes de partidos “reformadores”, en no pocas ocasiones.
4.- En realidad, tratan de imponer el pensamiento único, basada en simbologías y fidelidades a valores tradicionales, como la defensa de España, el anticomunismo, la razón, el orden, y la ley, como sustentadores de la democracia, frente a los independentismos y populismos. Este relato uniformista se mantiene firme en la esencia constitucionalista del 78, las políticas económicas de austeridad, porque cualquier cambio desembocaría en el caos y el “corralito”, como en Grecia o Venezuela. La derecha más influyente, sigue empeñada en evitar cualquier fisura, y su objetivo es crear miedo ante todo intento de cambio.
5.- Hacer que el discurso dominante sea incuestionable choca con el duro escenario del país real, donde el paro, la precariedad, la pobreza siguen ofreciendo un panorama insostenible. Igualmente, choca con una sociedad fragmentada por múltiples problemas, compleja, que necesita saber y conocer las raíces de sus males y las salidas a este caos permanente. Las respuestas de los partidos políticos, sea del PP, como de Cs, PSOE, o el PNV que son idénticas en lo fundamental, sobre todo en materia económica y de igualdad, se reafirman en que no existe otro camino, siguen sin aceptar la dura realidad de unos hechos que hablan por sí mismos. No reconocen que la vieja política ha fracasado. De ahí que sea preciso fomentar el debate, como arma política, sobre la situación y la necesidad de cambiar las políticas económicas y la Constitución para poder salir de este agujero. Es hora de hablar de los déficits, de los ingresos y de los gastos, del camino para crear empleo y revitalizar negocios de nuevo tipo y sostenibles.
6.- Si algo se aprendió, tras la Gran Depresión del 29, fue que hay instrumentos que permiten salir de la crisis. La economía de Singapur, nos permite entender que las economías pueden crecer más mediante buenas regulaciones. Japón ha sido un buen ejemplo para demostrar que con las políticas de austeridad no se sale de la recesión. En EEUU dejaron atrás la crisis gracias a programas de intervención del Estado que Europa no ha aplicado. La ruina de Europa, tras la II Guerra mundial fue superada gracias a políticas keynesianas. Los modelos desarrollistas han ayudado a muchos países, de diferentes tipos, en su desarrollo, como al propio EEUU, o a Ecuador. Volver al modelo neoclásico, y aplicarlo como receta global, como ha hecho el Gobierno de Rajoy, sin contar con aportaciones de otras escuelas más modernas, como la institucionalista, la conductista, la schumpeteriana o la austríaca es un error. Ante un mundo complejo, solo acertaremos, si preservamos la diversidad intelectual y si estimulamos la fertilización cruzada de ideas.
7.- Aún se nos dice que el mundo está dividido en dos bloques, el democrático y el socialista (o comunista). Esta es la gran mentira que se difunde a base de pequeñas dosis diarias de propaganda. El comunismo y el capitalismo puros como modelos reales no existen. Son simples ideas imaginarias, que se suelen defender en base a los conceptos de igualdad y de libertad. Por otra parte, se difunde la falsa idea de que el terrorismo es consecuencia de los Estados fallidos del mundo árabe, y el populismo caótico, derivado de la incompetencia de la sociedad sudamericana. Por último, África, se explota, y “no cuenta”. La idea dominante presenta el mundo como una guerra entre las fuerzas del bien, de la Democracia, que ha de ser defendida, y las fuerzas del mal, el resto. La realidad es bien diferente. Los modelos de países de “socialismo real”, como Rusia y China ya mostraron su agotamiento y fracaso, y el “capitalismo real” monopolista y de cárteles, como EEUU, se halla en franca decadencia, tratando de “auto-protegerse” mediante un modelo neoliberal que concentra poder y acapara excedentes. Es este fracaso lo que en gran medida impide la paz mundial. En el mundo real, además de estas grades potencias, hay innumerables países que no pueden ser alineados en bloques. Países que vienen creando y defendiendo sus propios modelos, donde hay libertades, operan los mercados y son regulados mediante instrumentos públicos, generando riqueza e igualdad. Nuestro reto actual no está en optar entre el capitalismo y el socialismo. El gran reto del siglo XXI es y será construir nuevos modelos, o mejorarlos, para que respondan a la complejidad de la sociedad actual.
8.- Al hilo de esta última idea, la elección entre capitalismo o el socialismo, también se nos inculca la idea de lealtad hacia grandes ideales como ser de derechas o de izquierdas, ser cristianos o ateos, demócratas o populistas, civilizados o extremistas. En estas batallas-trampa nos han metido y en ellas se van nuestras energías por los sumideros. Seguramente todos y todas, el 95% de la población, estamos de acuerdo en que el modelo que buscamos debe garantizar el empleo a toda persona que desee trabajar, un sueldo digno y una renta básica para quien no trabaje, una buena escuela pública y una buena sanidad (soluciones dignas para los refugiados), respeto y libertad de las personas, derecho ciudadano a votar sus diferencias y convivir con los resultados. También estaríamos de acuerdo con que se aplicaran medidas favorables al equilibrio ambiental y ecológico. Ya no se entiende la vida sin un respeto al medio ambiente. Hay países que alcanzan buenos niveles en estos temas, disfrutan del empleo y de una democracia cualificada. Aprender de los demás es conveniente, y crear un modelo propio es el camino.
9.- Aunar al 95% de la población, al 90%, o al 80%, no es fácil. Nadie puede planificarlo y hacerlo, pero es un objetivo necesario para lograr el cambio. Son muchas tendencias, sentimientos, o problemáticas diversas que se interponen a dicha tarea. La transversalidad (convergencia entre diferentes) puede lograrlo, y solo puede lograrlo mediante un programa común que fracture el sistema por sus puntos más débiles (como es el paro, o la precariedad), porque las fracturas abren vías de agua que hacen imparable el nuevo orden deseado. Le llamamos transversalidad, pero podemos llamarlo de otro modo: fraternidad, unidad popular, o pluralidad…, lo importante es que su significante incorpore lo que la ciudadanía reivindica, en cada momento, de forma colectiva. Y esta demanda no es estática, porque un pueblo en movimiento va tomando conciencia de lo que hay que hacer para construir un presente y un futuro. Hay quienes consideran la transversalidad o unidad popular, como un mero proyecto electoralista, como si las políticas anti-cíclicas para crear empleo, poner fin a la precariedad, e impulsar inversiones sostenibles fuera algo superfluo, y estático. Hay quienes consideran que la transversalidad es simplemente construir un bonito relato sin contenido, para unir gentes “buenas” al margen de programas. Ambas actitudes menosprecian los factores del cambio, que son más elementales que los grandes discursos, pero tienen más fuerza que dichos discursos. Recordemos que se hicieron revoluciones solo por “pan, paz y trabajo”. Para construir pueblo hay que ser transversal y por ello respetar, la diversidad de sentimientos, de creencias, de ideologías, identidades, lenguas, culturas, sexos, pensamientos…y dar cauce a su expresión libre. En la comunicación, en el cruce de ideas, en el debate y en el entendimiento se construye pueblo. En esta tarea se logra el mestizaje, la creatividad, la aceptación de lo que es correcto y diverso. Es el modo de librarse de las cadenas del pensamiento único dominante, y de ir dándole cuerpo a un modelo que responda a la modernidad, que es post-hegemonista (anti-autoritaria), y solidaria, signo de lo que la sociedad actual reclama para su presente y futuro.
10.- Podemos nació como una nueva realidad, de la efervescencia populista, cuya principal expresión fue el 15M. El desplome de la confianza social, se dio cuando la explosión de las burbujas financieras y urbanísticas dejó al descubierto la falta de creatividad de las élites y los “humillados”. De las que manejan los hilos del poder, puesto que estaban sumidas en el bucle de la corrupción, y de las que no lo manejan, por estar inmersas en el bucle de la “imitación” (estar conformes con los valores y las pautas hegemónicas del sistema). Una sociedad se derrumba cuando solo imita, no crea. El 15M nació del pensamiento del “no” (“nos decían que esto era Democracia y no lo es”), que es la base de la creatividad. Empezar de cero. Podemos nació de esa misma necesidad, aunque tuvo que caer en la imitación (como no podía ser de otra forma, al estar inmerso en un sistema que hegemoniza el pensamiento). El jacobinismo es una herencia que debe ser apartada de cuajo. La experiencia, en cambio, dio a Podemos las claves para ir superando esta limitación, al sellar un acuerdo con las naciones históricas, y posteriormente con IU. También al abordar la relación con la socialdemocracia como una oportunidad, no algo a destruir, para someter las ideas propias al tamiz del debate. Estos grandes avances en la construcción de la transversalidad por parte de Podemos, pueden y deben tener sus efectos en la tarea aun pendiente, de crear una organización interna, plural y democrática, donde la igualdad de oportunidades y la participación haga que las personas sientan que el proyecto colectivo sea real y profundo.
11.- “Unidos Podemos”, es un paso muy positivo e ilusionante. Observamos, de todos modos, que los miedos juegan fuerte. Hay quienes posicionan a Podemos más a la izquierda después del acuerdo. Hay quienes lo posicionan más a la derecha. También hubo miedos que consideraron el acuerdo con Ada Colau y el reconocimiento del derecho a consulta como claudicación al nacionalismo periférico. También los que creen que tender la mano a la socialdemocracia es una pérdida de tiempo, o una cesión injustificada. Hablamos de esquematismos y de miedos, que son comprensibles. Todo movimiento político entraña riesgos, y los riesgos generan miedos. La vida, en cambio, nos enseña que si no se apuesta no se avanza, máxime en una realidad compleja que requiere soluciones complejas, no puras o tranquilizadoras. Como la vida misma, los populismos se construyen desde cero, no “imitan”, se rebelan. Es nuestra responsabilidad convertir la rebeldía en mayorías, y para esto falta mucho, cuando aún un 70% de la sociedad, que serán aliados, necesita verlo claro.
12.- Conquistar al 95% de la población para el cambio es, por lo tanto, nuestro reto. Nuestro mayor problema es el poder que se nutre de la ideología, del dinero, de las relaciones mediáticas, y viceversa. Pero este poder es el Poder exterior, el de las instituciones vertebradoras, sea la monarquía, el ejército, la iglesia, la prensa o la tradición, que sustentan un orden jerarquizado. Hay otro poder que debe ser considerado, el que nos corresponde como individuos. Cuando el Poder con mayúsculas se siente amenazado y se niega a ceder terreno, se muestra inflexible, autoritario y “auto-protector” ante la complejidad de los acontecimientos. Los individuos como “imitadores” de valores del sistema, también desarrollamos ese instinto y nos convertimos en pequeños sub-poderes que reproducen y refuerzan el “yo auto-protector”. Ese papel del sujeto es la base en la que se sustenta el Poder externo que se perpetúa mediante la “repetición o imitación”, y la no creación. De este modo, en vez de ser transmisores de la equidad, como parte del colectivo, nos convertimos en factores de división, y portadores de nuestra propia “verdad”, olvidándonos que el pueblo sólo se construye como alternativa post-hegemónica (no autoritaria).
13.- Se construye pueblo desde el movimiento, desde el protagonismo ciudadano. Podemos ha de ser un instrumento para que eso sea garantizado. De ahí que un Proyecto como Podemos, ha de respetar y defender aquellos movimientos que forman parte de este progreso, aunque sus programas sean parciales en relación a los ejes del cambio, tales como el feminismo, antimilitarismo, voluntariado, el ecologismo, “zure esku dago”, el animalismo, y demás formas de expresión en defensa de derechos. La transversalidad se hace en la base, en los centros deportivos, sociedades, hogares…o la calle, en el apoyo a estos movimientos. Las cúpulas de los partidos, más que transversalidad, lo que hacen es alianzas programáticas. La cuestión esencial es que estos acuerdos no dejen fuera a los sectores más golpeados por la crisis, como [email protected] [email protected], las personas bajo el umbral de la pobreza y [email protected] [email protected] del sistema.
14.- Nuestro objetivo inmediato es conquistar un Gobierno estatal de progreso. Y en plazo corto un Gobierno Vasco de progreso. Habrá que hacer alianzas y solo hay dos caminos. O aplicar las políticas neoliberales de estos años, o realizar un cambio real, mediante políticas que fortalezcan la competitividad por arriba, mediante I+D, y no mediante recortes por abajo. El programa de Cs promueve el continuismo del PP, y el del PSOE anda a caballo entre estos y el cambio. En la cuestión del programa de Gobierno no se puede jugar. Cualquier indecisión implicaría un fracaso. Es evidente que el programa de Podemos es nítido, transversal y realizable, por más que traten de desprestigiarlo. El nudo gordiano está en el déficit, y en las políticas de empleo. Faltan ingresos y gastos. Se logran ingresos poniendo fin a la corrupción, evitando la evasión fiscal, y con una reforma tributaria. El tema del déficit depende de nuestras negociaciones con la UE, y hay que confiar que esto puede permitirnos lograr tiempo para el cambio. Podríamos iniciar políticas anti-cíclicas con resultados muy esperanzadores. El nudo gordiano no es la economía sino hacer que la democracia se haga valer para reorientarla. Hay que hablar con claridad a la ciudadanía respecto a la importancia de negociar con Europa y la necesidad de mantenernos unidos y firmes, porque continuar con las políticas de austeridad y llevar a efecto más recortes es entrar en un agujero negro sin fin. En todo caso, interesa que el debate sobre esta cuestión se ponga en nuestra hoja de ruta para desarbolar las falacias de la política de los Gobiernos serviles a la troika. En el País Vasco, no habrá Gobierno de progreso si no descubrimos la gran mentira que significa el pacto del PNV y PSE, que refuerza la austeridad y la desigualdad en la ciudadanía vasca. No lo habrá si el futuro Gobierno vasco se sigue constituyendo bajo el liderazgo del PNV. Sea cual sea el resultado de las elecciones generales, lo cierto es que las fuerzas inmovilistas seguirán su ofensiva a la contra. La irreversibilidad implica mantener el rumbo, desmentir los ataques, elevar el discurso político, desentrañar el fondo de la cuestión que no es más que el descarado robo que se hace a la ciudadanía por unos pocos privilegiados.
15.- Europa se está fragmentando. La burocracia, los intereses corporativos, y la moneda común dividen a este proyecto que fue ilusionante en su día. Los objetivos del cambio en el Estado español están íntimamente ligados a la necesidad de lograr una Europa transparente (que renuncie a negociar tratados ocultos), abierta, una Europa que escuche y que sea solidaria. La política impuesta al pueblo griego por parte de la troika sigue fracasando, y este fracaso no es culpa de una sola de las partes. Los problemas de los países miembros de Europa solo pueden tener solución en base a un acuerdo entre acreedores y deudores. La Deuda ha de ser tratada en un foro común, y el modo de hacer frente a la misma ha de ser consensuada. No habrá una Europa nueva si no hay cambio en las políticas de cada país en el sentido progresista. El logro de Gobiernos progresistas tendrá éxito si van acompañados de políticas de fraternidad con países hermanos, en especial con aquéllos que más sufren en el marco europeo. El apoyo al Movimiento Diem 25, “Democratizar Europa o abolir la UE”, va en este mismo camino.
16.- La explosión populista en la que vivimos, que cuestiona el orden establecido, es virgen (como todos los populismos). Nace como reacción al neoliberalismo, y parte desde la nada, por eso puede ser creativo. El populismo es como una ola que crece, pero en algún momento tiene su momento de decrecimiento. Este es un hecho inevitable. Lo importante es que su fuerza transcienda en un modelo social y político coherente y consistente, de tal modo que en horas bajas, queden consolidados la mayoría de los avances logrados en los momentos álgidos. El populismo, por lo tanto, es inmaduro, aunque cuestiona el viejo orden, y no llega a verificar, por sí mismo, su propia maduración. Se auto-protege, se auto-justifica, en base a la existencia de un enemigo exterior, por su incapacidad de definir su papel en el capitalismo global. Su estrategia es pedir más poder para lograr una libertad futura, ausente en el presente. Las demandas concatenadas forman un bucle que genera una huida sin fin. Su madurez solo puede transcender de la propia ciudadanía, personas libres para construir su propio modelo de forma soberana, basado en Instituciones nuevas, no “repetitivas”, y de éxito. Si algo ha de caracterizar el nuevo modelo (1) es que sea fruto de la libertad creativa y de la capacidad de inventar una arquitectura constitucional nueva, con real división de poderes, de reconocimiento de la plurinacionalidad, con nuevas leyes electorales, escrupulosamente democráticas, de transparencia, de justicia y de partidos políticos. Un modelo con nuevas reglas de juego para una sociedad compleja, en el que la colaboración entre las empresas privadas, las instituciones públicas y la universidad estén motivadas por una reorientación del modelo productivo. Un Gobierno Provisional y un proceso constituyente, llegarán a ser necesarios. La clave es la comunicación y el debate, sin que nadie sea [email protected]. Es la palabra, el arma que nos permitirá la construcción de un orden nuevo.
(1). No damos nombre al modelo porque no añade nada que permita orientarnos. Dicho modelo tendrá, sin duda alguna, mucho del republicanismo, también del socialismo, y sin duda, del capitalismo. Es una hipótesis que parte del hecho de que la democracia, la igualdad y el mérito, serán elementos que incorpore el modelo, así como el mercado y la regulación. El modo y la forma que adopten forman parte de la creatividad social.
Batzen Ahal dugu
submitted by baiDbai to PlazaEuskadi [link] [comments]


Jeff Gardner, el ateo feroz convertido en ardiente cristiano