Reloj de barrio

Buscas un lugar donde Expresar o compartir tu Arte, Contactanos, Nos interesa escucharte. [email protected] 81-16496599 Reloj de sol en la colonia Moscardó, en Usera. ... Es uno de los 14 que hay en el barrio -el proyecto original contemplaba la instalación de 33, incluidos cuatro con significado astronómico ... Las Tunas, Cuba. El Banco provincial de sangre 28 de Septiembre, en Las Tunas, recibió el Premio del Barrio 2020 de los Comités de Defensa de la Revolución en su aniversario 60.. Ese colectivo Vanguardia Nacional cumple las donaciones de sangre, plasma y sus derivados, además de entregar el pasado año más de 4 mil 500 unidades de concentrados leucocitarios al país, utilizadas en ... 13-dic-2017 - Explora el tablero de Daniel Castro Barrio 'Relojes' en Pinterest. Ver más ideas sobre Relojes de lujo, Reloj, Relojes para hombre. Relojes Baratos 15.febrero.2017 Posted by tarifanocturnacambio in Principal. Tags: reloj, reloj barato, tarifa nocturna discriminacion horaria contactor reloj add a comment. Hola a todos y gracias anticipadas por leerme. El otro día me llamaron del barrio de Hortaleza, porque según la señora un vecino suyo que trabajaba en Fenosa, le había instalado un reloj por el que le había cobrado 35 ... 'Es crear un Amazon del barrio' explica el portavoz, Miguel Álvarez que entregará rápidamente encargos de todo tipo 'aprovechando la proximidad y de todo tipo de sectores dentro de un proyecto ... Nuevo Barrio Cívico de la zona. Nueva fachada del antiguo reloj de la estación de trenes de Concepción, aún no terminado. Reloj De Pie Tipo Antiguo Local Barrio Belgrano $ 790. Capital Federal. Antiguo Reloj De Pie A Pendulo $ 139.999. Usado - Buenos Aires. Reloj Cronos Antiguo Control De Personal $ 25.000. Usado - Capital Federal. Reloj De Pié Antiguo $ 200.000. Usado - Capital Federal. Reloj De Pie Carrillón . Impecable!!!

Trabajar menos, ganar tiempo, ganar vida. Por la reducción de la jornada

2020.09.29 16:32 alforo_ Trabajar menos, ganar tiempo, ganar vida. Por la reducción de la jornada

El miedo es una respuesta de supervivencia. El miedo nos impulsa a correr, a saltar; el miedo puede hacernos actuar como si fuéramos sobrehumanos. Pero tiene que haber un sitio hacia el que correr. Si no, el miedo solamente es paralizante. Así que el truco de verdad, la única esperanza, es dejar que el horror que nos produce la imagen de un futuro inhabitable se equilibre y se alivie con la perspectiva de construir algo mucho mejor que cualquiera de los escenarios que muchos de nosotros nos habíamos atrevido a imaginar hasta ahora.
Naomi Klein, Esto lo cambia todo
Puede que sea por una falta de distancia temporal con la crisis que estamos viviendo ahora mismo, pero es fácil sentir la tentación de clasificar nuestra era en una época Antes del COVID-19 y una Después del COVID-19. Desde luego parece que en estos términos pensamos cuando recordamos las cosas que hacíamos antes del confinamiento y cómo cambió todo radicalmente después. El impacto está siendo (y será) tal que parece casi comprensible que hayamos olvidado lo que los dos últimos años supusieron para el ecologismo, convertido, por primera vez, en un movimiento de masas mundial. Millones de personas salieron a las calles de todo el mundo exigiendo a los gobiernos que escuchen a los científicos y reaccionen antes de que sea demasiado tarde. Es fundamental retomar esta lucha y tomar impulso porque tanto la actual pandemia como el cambio climático están causados en última instancia por un sistema que considera que no existen límites físicos y ecológicos en su búsqueda de beneficio. Con la crisis del coronavirus hemos visto que cuando un desastre de estas magnitudes afecta a nuestra sociedad, son las condiciones de los servicios públicos de salud, de vivienda, de trabajo, de cuidados las que determinan cuánto sufriremos y con qué grado de desigualdad. Del mismo modo, serán precisamente unos servicios públicos robustos y unas condiciones laborales y sociales mejores las que nos permitirán afrontar del mejor modo posible las peores consecuencias del cambio climático (temperaturas más altas, incendios, inundaciones…).
En octubre de 2018, solo un par de meses después de que Greta Thunberg dejase de ir a clase los viernes para exigir acción contra el cambio climático, el IPCC publicó un informe especial sobre los impactos de un calentamiento global por encima de los 1,5 ºC en el que se avisaba de que, para poder descartar estos escenarios, eran necesarios «cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad». ¿Pero y si sí existiera un precedente? ¿Y si hubiera una medida que se pudiera tomar de inmediato, que fuese a tener un impacto muy grande en la reducción de emisiones y en la movilización social y que, además, se ha tomado repetidamente a lo largo de la historia del capitalismo? Hablamos, por supuesto, de la reducción de la jornada laboral.
Los cronocrímenes del capital
Tal vez una de las mayores enseñanzas de El capital de Marx es que el capitalismo es un «cronocrimen» a gran escala: una parte minoritaria de la sociedad roba sistemáticamente el tiempo de vida de la mayoría, enriqueciéndose durante el proceso y aumentando la desigualdad social. Hemos descubierto demasiado tarde que el mismo sistema que nos roba el tiempo individualmente a cada persona además ha estado destruyendo las condiciones de vida en la Tierra, desposeyéndonos por tanto de nuestro tiempo de una manera adicional, también como especie. Por ello, cuando decimos que el capitalismo es el culpable del cambio climático tenemos que entender que, en última instancia, la lucha contra el trabajo asalariado debe ser uno de los pilares de la lucha climática. Nos roban el tiempo de vida hoy y nos roban el tiempo de vida de mañana.
La lucha entre la clase trabajadora y la burguesía con motivo de la duración de la jornada laboral ha sido uno de los elementos fundamentales del metabolismo capitalista durante los últimos doscientos años y, de hecho, uno de los principales focos de la lucha obrera, a menudo ofuscado, ha sido la lucha por la reducción de la jornada laboral. Desde la reclamación de la reducción de la jornada a doce horas hasta lograr la jornada de ocho horas, la lucha por trabajar menos para el patrón ha sido una de las señas de identidad del movimiento obrero. Sin embargo, parece que la jornada laboral de ocho horas (al menos sobre el papel) se ha asentado como la cantidad «natural» de horas que hay que trabajar y, al menos en España, la reducción de esta cantidad no ha vuelto a aparecer como una reivindicación de la clase trabajadora durante los últimos cien años de un modo mayoritario (y cuando ha aparecido ha sido, generalmente, con poco éxito), desde que la última reducción se consiguiese con la huelga de la CNT en La Canadiense. Los trabajadores y las trabajadoras siempre hemos necesitado tener más tiempo libre y regalarle menos tiempo a nuestros jefes. Sin embargo, ahora esta necesidad vital y humana se convierte en una necesidad existencial: tenemos que pasar menos tiempo en el trabajo para poder ganar más tiempo sobre la Tierra. No habrá transición ecológica ni esta podrá ser justa sin una jornada laboral que comience a disminuir cuanto antes.
Hay que puntualizar que cuando decimos reducción de jornada nos referimos a una reducción del tiempo de trabajo que no conlleve una reducción de salario, implementando si es necesario desde la administración un período de transición en el que el Estado se asegure de que esto ocurre. Además, existen múltiples formatos de reducción de jornada, como puede ser trabajar directamente un día menos o seguir trabajando la misma cantidad de días pero menos horas. Consideramos que lo fundamental es trabajar menos, y que distintas personas encontrarán más beneficioso uno u otro formato dependiendo, por ejemplo, de las responsabilidades de cuidado a su cargo. Por ejemplo, la federación de sindicatos del sector público de Islandia firmó recientemente un nuevo contrato en el que se reduce la semana laboral de cuarenta a treinta y seis horas sin pérdida salarial, y dentro del acuerdo se incluye que serán los trabajadores y trabajadoras en cada lugar de trabajo quienes decidirán cómo se implementará y repartirá la disminución de horas.
En España hemos visto hace poco un ejemplo de cómo «los momentos son los elementos del beneficio», como decía Marx: es decir, de por qué es tan fundamental para el beneficio del empresario exprimir todos los segundos posibles del tiempo que pasamos en el puesto de trabajo. Nos referimos a la reacción a las medidas impulsadas por el gobierno del PSOE para implementar un control de horario en las empresas y así intentar luchar contra la espectacular cantidad de horas extras no remuneradas que los empresarios de este país roban a la clase trabajadora (¡unos tres millones de horas por semana!). Pudimos ver en televisiones y periódicos los argumentos más peregrinos para que nos apenásemos por los pobres emprendedores y empresarios cuyos negocios no iban a ser rentables si no podían robar impunemente más horas de vida a los trabajadores. Hablamos de aumentar el robo de tiempo vital en forma de plusvalía incrementando el tiempo de trabajo por el que no se recibe compensación ni siquiera formalmente. Por lo tanto, si esta es la pelea que presentan para, simplemente, ¡no cumplir la ley!, podemos imaginarnos cómo sería si se plantease de manera seria y decidida la reducción de la jornada laboral. Sí, existen estudios sobre cómo esto aumentaría la productividad de muchas empresas y sobre cómo en última instancia podría ser beneficioso también para ellas, pero en general estos beneficios solo los asumirán como tales una vez hayan sufrido la derrota y hayan debido aceptar una reducción de las horas de trabajo. Poco a poco van surgiendo en distintos países empresas que implementan una jornada laboral más corta, y aunque sea por aumentar su productividad es positivo que ocurra, pero hay que tener en cuenta por un lado que hay muchos sectores en los que no es cierto que trabajar menos horas vaya a hacer que el proceso sea más productivo. Esto variará mucho de sector en sector: en aquellos en los que se trata con personas, como por ejemplo la sanidad, la atención sería de más calidad, y una fábrica necesitaría inversiones para conseguir mantener la productividad. Por otro lado, no podemos olvidar del beneficio a nivel global que los capitalistas obtienen de la función disciplinadora del trabajo: la clase propietaria siempre ha peleado para que no se consigan estos avances, aunque les beneficien a largo plazo.
Reducción de jornada: win, win, win
La reducción de jornada es una medida que contiene un «triple dividendo». En primer lugar, el trabajo existente se reparte entre más gente, lo que permite reducir el desempleo. Vivimos en una sociedad altamente disfuncional, en la que una parte de las personas trabajan mucho más de lo que recoge su contrato, regalando cada mes decenas de horas adicionales a sus empleadores, mientras que otra parte de la población no consigue trabajar todo lo que le permitiría tener un salario digno y necesita acumular varios trabajos de jornada reducida. De hecho, a los millones de personas con trabajos precarios lo de una reducción de jornada les podría sonar a broma pesada: «¡Mis problemas vienen porque trabajo de menos, no de más!». Junto a otro tipo de medidas que podrían debatirse y que no son necesariamente excluyentes, como el trabajo garantizado o la renta básica, la reducción de jornada permitiría redistribuir el trabajo de un modo más racional, haciendo que quien trabaja demasiado pueda descansar más y que los que lo necesiten puedan acceder a un empleo.
En segundo lugar, está claro que trabajar menos tiene beneficios individuales: menos estrés, más tiempo libre y mejoras en la calidad de vida. Esto lo ha sabido la clase trabajadora desde su nacimiento y es algo que deberíamos volver a recordar. Además, cualquier proyecto de transición ecológica justa debe ser capaz de ofrecer a la mayor parte de la población una visión de un mundo mejor, y disponer de más tiempo propio ha de ser una parte central en ella. De un modo naif podemos pensar que, si los fines de semana pasaran a durar tres días, la gente lo que haría es consumir más, derrochar más o tomar más aviones; es decir, que no ganaríamos nada porque lo único que haríamos es ceder más espacio al consumismo exacerbado en el que se basa nuestro actual sistema de producción. Este era precisamente el argumento de la burguesía contra las vacaciones: el proletariado llevaría una vida disoluta si disponía de tiempo libre en lugar de seguir la vida ordenada que proporciona el trabajo. Sin embargo, existen estudios que indican lo contrario: que cuanto más largas son las jornadas de trabajo más se tiende a dedicar el ocio a este tipo de consumo [1]. Como tenemos poco tiempo, necesitamos actividades que satisfagan nuestras necesidades de diversión y entretenimiento de un modo inmediato y superficial, por eso vamos a pasar el rato a un centro comercial o de compras o a alguna capital europea en un viaje exprés de fin de semana.
Por último, y vinculado a este último punto, hay también muchos estudios que muestran que existe una relación entre trabajar más horas y patrones de consumo con mayor huella de carbono [2]. Cuanto más trabajamos más tendemos a utilizar productos intensivos en energía; por ejemplo, tendemos a coger más el coche porque no nos podemos permitir perder tiempo, así como a comer más productos precocinados porque no tenemos tiempo para dedicárselo a la alimentación. Estudios sistemáticos hechos en Estados Unidos muestran que menos horas de trabajo tienden a tener una huella ecológica y de carbono y unas emisiones de dióxido de carbono menores [3].
La virtuosidad de esta medida está clara en todos los sentidos, pero de cara a conseguir que se convierta en hegemónica en poco tiempo puede resultar interesante, e incluso necesario, vincularla lo más posible al problema ecológico. Por ejemplo, se podría forzar a que entrase en los paquetes de «emergencia climática» que los gobiernos están aprobando poco a poco. Así quedaría claro que la cosa no se queda en greenwashing, porque esto es pura lucha de clases… hasta cierto punto. Es posible que no nos quede otra, a nivel climático, que trabajar menos y lo que queremos es que esto se lleve a cabo desde un punto de vista progresista: por ejemplo, no queremos que aumente la diferencia actual en cantidad de tiempo libre existente entre las distintas capas sociales, haciendo que las capas más ricas trabajen menos pero sigan teniendo salarios más que razonables, mientras que los más pobres se vean más golpeados y sean abocados a tener más de un trabajo, por poner un ejemplo extremo de por dónde podría avanzar esta medida y que desgraciadamente podemos imaginar con facilidad.
No hay que inventar trabajos verdes: ya existen
Una de las ideas de las movilizaciones feministas de los últimos años que va calando en los imaginarios colectivos de los sectores progresistas (y cada vez más de los mainstream) es la de «poner los cuidados en el centro» (y de nuevo la pandemia nos ha mostrado que, a la hora de la verdad, cuidar y ser cuidados es lo único que importa). Se derivan muchas implicaciones a partir de la puesta en valor de todas esas labores reproductivas que han estado siempre ocultas. La separación entre las esferas productiva y reproductiva realizada a lo largo de siglos por el capitalismo ha llevado a que las únicas actividades que se consideran relevantes, dignas de elogio y reconocimiento en la sociedad sean aquellas que generan actividad económica directamente (o sea, plusvalía), las que se encuentran de modo explícito inmersas en esa rueda tautológica y destructiva que es la autovalorización del capital. El cuidado de niños y niñas, de las personas ancianas, de personas dependientes, de nuestras casas e incluso de las casas de las clases superiores, el trabajo emocional en nuestras familias, colectivos y comunidades, y hasta el cuidado de nuestro ecosistema más inmediato, es decir, todas ellas actividades ligadas históricamente a la feminidad,han sido, por tanto, merecedoras de un puesto muy bajo en la escala de valores burguesa.
Con la crisis sanitaria y social del COVID-19 hemos podido ver de primera mano lo que son los trabajos esenciales para que la sociedad siga funcionando y cuáles no, y cómo se maltrata precisamente a quien cumple esas funciones. Resulta, además, que los cuidados son actividades extremadamente bajas en carbono, por lo que los llamados «trabajos verdes» tendrán que girar en gran medida en torno a este tipo de tareas. Pero ante todo, se trata de generar una visión en la que ese tiempo libre que se libere se dedique a cuidarnos los unos a las otras, a pasar más tiempo con nuestras familias (entendida esta en el sentido más diverso que podamos imaginar), a poder dedicarnos a la crianza, a cuidar de nuestros parques, barrios, jardines y ecosistemas. Tenemos que aprovechar el tiempo vital del que volvemos a disponer para regenerar el tejido comunitario y asociativo que hemos perdido en estos años.
Como hemos mencionado, existen otras medidas relacionadas y que son totalmente compatibles con la reducción de jornada laboral, como una Renta Mínima Universal mucho más útil y ambiciosa que el Ingreso Mínimo Vital implementado (de un modo francamente malo) por el Gobierno de coalición. Algo que comparten todas estas medidas en cierto modo es que son formas concretas que toma el derecho a existir, el más fundamental de todos los derechos. Como además salir de la lógica productivista del capital es condición necesaria para que nuestra especie pueda, literalmente, seguir existiendo de un modo digno en este planeta, entonces podemos decir que estamos luchando por un derecho a la existencia a nivel planetario y ecológico.
Fridays for Future
La semana laboral de cuatro días no sería solo un momento Polanyi defensivo que nos permita limitar las esferas de la vida dominadas por el mercado, una victoria difícil de revertir una vez sea hegemónica que nos sirva como trinchera para afrontar mejor las luchas venideras. Es también un punto de partida que nos permite imaginar un futuro distinto, y mejor. Tal vez esa sea una de las mayores virtudes de esta lucha: que mezcla en una reivindicación concreta tanto la mirada corta como la mirada larga. Nos podrá parecer una reivindicación más o menos difícil de conseguir, y puede que genere reticencias al inicio en una sociedad en la que nos definimos por el trabajo de un modo tan fundamental, pero cualquiera puede figurarse fácilmente cómo sería su vida si su fin de semana durase tres días. Es decir: es una medida que todo el mundo puede imaginarse implementada y visualizar cuál sería el impacto material concreto en sus vidas. Pero es que además la reducción de la semana laboral nos abre la puerta a imaginar un mundo en el que trabajemos no cuatro, sino tres o dos o incluso un solo día; es decir, genera de un modo inmediato un imaginario nuevo, en el que el trabajo pueda no ser el centro de nuestras vidas. Y en la lucha climática tal vez lo que más necesitemos sea esto, visiones concretas de cómo puede ser el mundo en un futuro que no sean el colapso y la degradación absoluta, sino una sociedad en la que el tiempo que no pasemos realizando un trabajo (que sea además beneficioso socialmente) realmente podamos dedicarlo a pasear con nuestra gente, a hacer fiestas al aire libre, a disfrutar de nuestros ríos y nuestras playas, a cuidarnos y querernos y a cuidar y a querer nuestro entorno. Si queremos un planeta habitable tendremos que hacer decrecer mucho la esfera material de producción, pero tenemos que conseguir crecer exponencialmente el tiempo disponible para todas las personas.
Este septiembre el Euromillones ha sacado una nueva campaña de publicidad en la que se ven distintas actividades para las que no solemos tener tiempo escritas con la típica tipografía utilizada en relojes digitales, junto a la frase «cuando te toca el Euromillones, te toca todo el tiempo del mundo para hacer con él lo que siempre has querido», junto al eslogan «dueños del tiempo». Tenemos que mostrarles a los que actualmente son dueños de nuestro tiempo que no queremos que nos toque la lotería para poder aprender a tocar el piano, hacer yoga o estar con nuestras familias: vamos a recuperar nuestro tiempo luchando por una sociedad en el que la cantidad de tiempo disponible no dependa de nuestros millones.
Desde hace tiempo el activismo climático fantasea con un Pride propio. Pride es una película británica de 2014 que cuenta la historia de un grupo de activistas del colectivo LGBT que deciden apoyar las huelgas mineras de 1984 en Reino Unido. Para conseguir victorias contra el cambio climático que permitan además que la mayoría viva mejor vamos a necesitar un movimiento parecido, que consiga establecer alianzas entre el nuevo movimiento ecologista y las clases trabajadoras, y la lucha por una jornada laboral más corta puede ser una de las demandas que puedan unir a todos estos grupos en luchas concretas, que es de donde brotan los vínculos y emociones que podemos ver en Pride. Greta Thunberg inspiró a millones de jóvenes en todo el mundo haciendo una huelga climática, recordánonos cuál es el arma más potente de la que disponemos los que no disponemos de nada más que de nuestra fuerza de trabajo. Y el nombre que se han dado estos jóvenes que han seguido su ejemplo ha sido Fridays for Future, que han decidido dejar de ir al colegio los viernes para luchar por nuestro futuro. El potencial es evidente, pues, para articular una lucha en torno a, por ejemplo, la semana laboral de cuatro días: dejemos de trabajar los viernes, o no tendremos un futuro. Reapropiémonos de nuestro tiempo ahora para reapropiarnos de nuestro tiempo en el futuro. Fridays for Future hoy, literalmente, para luchar por Thursdays for Future mañana.
Referencias
[1] J. B. Fitzgerald, J. B. Schor, A. K. Jorgenson, «Working Hours and Carbon Dioxide Emissions in the United States, 2007-2013», Social Forces, v, 96, n.º 4, junio de 2018, pp. 1851-1874 https://academic.oup.com/sf/article/96/4/1851/4951469
[2] J. Nässén, J. Larsson, «Would shorter working time reduce greenhouse gas emissions? An analysis of time use and consumption in Swedish households», Environment and Planning C: Government and Policy 2015, v. 33, pp. 726-745.
[3] K. Knight, E. A. Rosa, J. B. Schor, «Reducing Growth to Achieve Environmental Sustainability: The Role of Work Hours», Political Economy Research Institute, n.º 304, 2012 https://www.peri.umass.edu/media/k2/attachments/4.2KnightRosaSchor.pdf
Se puede encontrar mucha información sobre los impactos sociales y ecológicos de la reducción de jornada en los trabajos hechos por el grupo de investigación británico Autonomy:
The Shorter Working Week: a report from Autonomy
The Shorter Working Week: a powerful tool to drastically reduce carbon emissions
The Ecological Limits of Work:
La New Economics Foundation coordina esta newsletter donde periódicamente recogen artículos y noticias relacionadas con la reducción de la semana laboral en Europa: Achieving a shorter working week across Europe
La ilustración de cabecera es «La siesta (según Millet)», de Vincent Van Gogh (1853-1890)
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2020.02.26 13:10 Templodenervion Leyendas tradicionales de Sevilla IV - La Leyenda de Tomasin

Leyendas tradicionales de Sevilla IV - La Leyenda de Tomasin
Tomasín era un niño del barrio de San Marcos que, con apenas ocho años, quedó huérfano de madre. Su padre, que trabajaba en la terminal de ferrocarriles de San Jerónimo, no podía ocuparse adecuadamente de él debido a lo largo de su jornada laboral, por lo que decidió dejarlo al cuidado de las monjas del convento de Santa Isabel.
El niño tenía buen natural, era obediente y alegre y, por ello, pronto fue especialmente querido por las monjitas. La ilusión de Tomasín era salir de nazareno en la cofradía de los Gitanos. Queriéndole dar el gusto al chiquillo, las monjitas le confeccionaron la túnica, para que su padre lo metiera en las filas de nazarenos el Viernes Santo por la mañana, en su regreso al templo.
Tomasín contaba los días para vestirse de nazareno, pero tuvo la mala fortuna de caer enfermo durante la Cuaresma. Su estado se agravó y finalmente falleció días antes del Viernes Santo.
La triste noticia se difundió por el barrio de San Marcos, y todos los vecinos quisieron acompañar el cortejo hasta el cementerio. El velatorio fue multitudinario. Resultaba muy doloroso ver a Tomasín amortajado con su túnica de nazareno que nunca llegó a estrenar. Aquel año, la noche del Jueves Santo fue diferente. La casa de vecinos en la que vivía, en la calle Vergara, número 9, donde años atrás se formaba un revuelo de nazarenos de Montesión, Macarena, Los Gitanos, no parecía la de otros años.
Sin embargo, un hecho insólito perturbó la tranquilidad del barrio y quedó grabado en la mente de todos los que lo vivieron y oyeron contar: cuando el reloj marcaba las dos de la madrugada del Viernes Santo, cuatro hermanos de la Hermandad de Los Gitanos atravesaban la plaza de Santa Isabel para enfilar la calle Enladrillada y llegar a la iglesia de San Román para procesionar. Escucharon el sonido de una puerta de madera abriéndose y, ante su asombro, vieron la figura de un niño pequeño con su túnica y antifaz colocados, que salía del convento de Santa Isabel con su varita en la mano. Los cuatro hermanos se quedaron petrificados al ver como aquel nazarenito se perdía por la calle delante de ellos. Decidieron seguirle, pero pronto desapareció y tan solo encontraron una pequeña varita de nazareno caída en el suelo. La recogieron y se la entregaron al día siguiente a las monjas del convento. La Hermana Superiora no salía de su asombro, y no podía dejar de preguntarse cómo había salido del convento aquella vara que guardaban como recuerdo del niño que con tanto cariño habían cuidado.
A pesar de haber pasado muchos años de estos hechos, todavía se siguen produciendo las apariciones de un nazarenito en la madrugada del Viernes Santo saliendo del convento de Santa Isabel. Es Tomasín, que se dirige a su cita anual con la Hermandad de los Gitanos.




sobre lo aparece en la leyenda os explico un poco, en primer lugar el convento de Santa Isabel que esta en la Plaza del mismo nombre y justo detras de la Plaza de San Marcos
Convento de Santa Isabel Sevilla
La iglesia de San Roman que era la sede de la hermandad de la hermandad de la leyenda y que la hermandad estuvo alli hasta el año 1999 que se traslado a su sede actual
Iglesia de San Roman Sevilla
como dato de las 3 hermandades que se mencionan 1 no sale en la Madruga que es la Hermandad de Montesion que realiza su estación de penitencia en la tarde del Jueves Santo

y por ultimo os dejo con la hermandad de los Gitanos Sevilla En la plaza de la Campana
submitted by Templodenervion to Asi_va_Espana [link] [comments]


2020.01.30 20:15 Harry-Postre Piropos culturales/no ofensivos.

Un poco de contexto, al final el TLR:
Estaba paseando por Berna, fui especificamente a conocer la famosa "Torre Reloj" (Zytglogge) que tiene una historia muy linda.
Despues de un almuerzo con un camarada (persona que acaba de conocer ahi) me estaba sugiriendo lugares donde el ya habia estado, que si me gusto ese lugar podria ir a ver las cercanias, ademas de bares restos y blabla.
Dimos un paseo mientras me contaba algo asi como fabulas/historias locales, y nos cruzamos con bastante gente. De las cuales recuerdo 2 situaciones.
La primera fue la camarera que no paro de mirarme y preguntarme si todo esta bien, si queria algo mas, por demas atenciosa casi al punto de que parecia que estaba yo solo sentado en la mesa. Cuando pagamos la cuenta me tiro una frase que no llegue a entender pero la catalogue como un "muchas gracias por venir, disfruten su paseo" (habia escuchado que estabamos por la torre en nuestra conversacion). Enrealidad, me lo dio a entender la persona con la que estaba, que esa mesera me habia invitado a que "Sea su caballero y la rescate", nose como traducir exactamente pero algo asi que como sea un principe.
A lo cual me rei y me genero una sensacion de wtf, porque realmente no hace indicio de sexo casual sino que es tirando mas hacia un tono romanticon.
La segunda, fue recorriendo un barrio tipico (es mas turistico que barrio en si) donde unas sen\oras (35-45) nos preguntaron si eramos hijos del sol porque las estabamos dejando ciegas (o como "la ocacion hace al ladron" mirando a los ojos) a lo que quede "khe?" mi camarada se rie, las sen\oras coquetas se rien y se van mirandonos esperando que las paremos y hagamos algo, yo no entendi la situacion y nuevamentemente el me explica.
En resumen, pase por piropos tipicos alemanes (sin entenderlos) que despues termine de entender y me generaron buen humor. No puedo explicarlos bien a los piropos porque es como traducir un che pero creo que deje claro el punto.
Que piropos conocen de algun conocido/familiar, que sea poco usual pero tenga su encanto, no me refiero a los piropos de camionero/obrero sino esos que usaba la gente de antes, que podrian alegrarle el dia a cualquier desconocido que se lo digas (y que no lo tome ofensivo claro).
submitted by Harry-Postre to argentina [link] [comments]


2019.11.05 16:11 0010110101102011 El fino arte de buscar laburo en una republica peronista.

Estoy notando que cada tanto hay un aluvión de preguntas referidas a como conseguir laburo, donde buscar, como actuar en las entrevistas laborales, etc.
Me gustaría dar una perspectiva personal del asunto, si bien no soy Juan Pablo 1ro de mayo, tengo alguna experiencia en cuanto a estar desempleado y, querer dejar de estarlo. Buscar laburo nunca me fue dificil, y siempre que quise por suerte, pude conseguir.
Para ordenar un poco las ideas, voy a dividir este pensamiento escrito en 2 partes, primero apuntado a todos los mortales; dicho de otra forma apuntado a Marquitos de la Ferrere que termino el secundario y para de contar, hasta ahi llegan sus skills.
En la segunda parte, me voy a enfocar en el mundo IT. Si bien nunca en mi puta vida labure en IT, algo puedo aportar para quienes se quieran meter en ese mundo.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PRIMER PARTE, LOS MORTALES IGNORANTES COMO YO.
Necesitas laburar, urgente, no importa de que. En tu familia te cortaron el chorro y necesitas si o si unos mangos para salir con tu piba a ver el joker y pagarte el balde de pochoclos. Situación completamente entendible, y todos los clase media baja, estuvimos ahi.
Lo primero que quiero mencionar es la relativa importancia de un curriculum. Nunca en mi vida quede en un trabajo por el CV, nunca, nunca. Nunca me hicieron un preocupacional, a penas alguna entrevista informal.
Lo primero que tenes que asumir, es tu calidad de desempleado y ponerte en modo búsqueda laboral. Que significa esto? Básicamente mencionarle a TODOS los conocidos que te vas cruzando en el día a día, que estas buscando trabajo. Parece una pelotudez, pero el spamming en la vida real puede ser muy beneficioso. La gran fuente de trabajos en este país no son las super empresas ni multinacionales, tópico del cual no me meto porque ni idea, la única entrevista que tuve (la primera) fue en IBM y termine tan desilusionado que pensé "nunca mas".
Si todo sale bien, justo le mencionaste a un amigo que necesitas laburo y un tío de él tiene un kiosco en la esquina de enfrente de la plaza de tu barrio y te contactás y woala, la magia se materializa.
Si esto no funciona, hay que apuntar macho, y apuntar bien. Vas a tener que armar un curriculum pero en base a lo que estas buscando. Por ejemplo:
No contas con experiencia laboral, pero sabes usar un taladro y una amoladora. Bueno, entonces se pillo y armate un curriculm mencionando que sabes hacer ciertas cosas, y repartís o te contactas con gente que use herramientas. Te imprimís un pilón de curriculums enfocados pura y exclusivamente a eso.
El error mas común de los inexpertos es: armarse un curriculum que valga por todo, y que sea todo igual. Dejar el mismo curriculum en una farmacia, en un kiosco y en una pintureria. Si, todos pueden tener "atención al cliente", pero tenes que ser lo más especifico posible.
Siguiendo la lógica de las herramientas, armas un CV donde mas o menos puedas explayar tus habilidades, especifico, y ya vas a tener una carta de presentación, el cv es solo eso, una excusa para llegar y hablar con el rey del circo.
Imprimís tu pilón, y te vas a hablar con cuanto herrero, plomero, electricista, albañil y carpintero exista por tu zona. Podes buscar sus números por internet, hay que usar un poco el ingenio. Los llamás o te presentás al taller y despues de un firme apretón de manos le decís "Soy Marquitos, y QUIERO trabajar".
Por ahí las herramientas no son lo tuyo, y sos mas fifi, bueno, hoy en día ser mesero (mesero, no MOZO) es una buena salida para los manitos de secretaria como vos.
Usando la misma lógica, te armas un CV SOLO para bares y casas de comida, te presentas con la excusa de tener el cv encima, BUSCAS hablar con el dueño, no vayas un miercoles a las 10 de la mañana paspado, así no vas a poder hablar con ningún dueño de ningún bar, tenes que ir un VIERNES A LAS 8 de la noche, que esta tranquilo y te aseguro que el dueño del lugar, tiene que estar dando vueltas por ahí. Entras firme como mugre de talón, encaras a la mesera y le decís "busco hablar con el dueño o el encargado" y te va a señalar quien carajo es. Esto lo aplique en varios lugares de argentina y brasil y siempre, siempre, siempre al primer lugar que entraba terminaba contratado. Obvio, de lavacopas al principio, pero si sos piola y piyo, vas a ir subiendo y ser mesero, ganar propinas, tenes tiempo para estudiar, etc.
En mi experiencia, mi primer laburo en el rubro gastronómico fue porque un amigo me recomendó, fui, arranque a hacer solo delivery a pie, despues me agregaron horas a la mañana y pagaban mas, y cuando me canse, otro amigo me recomendó en una financiera (PYME) donde también, empece llamando por teléfono a los morosos incobrables y al año ya era el mas poronga en ventas, tenia gente a cargo (folleteros), empece a invertir en publicidades de facebook, contactie gente muy poronga del mundo financiero, y todo por recomendación de recomendación de recomendación. Labure mas de 5 años en el rubro y ganaba bastante bien. Lo suficiente como para dejar la carrera de derecho :P
Como te darás cuenta hasta acá, pequeño pobre del interior, tener personalidad y saber hablar es fundamental, no solo para búsqueda laboral en si, sino para cualquier actividad social que quieras hacer. Si te da vergüenza decirle "buen día" a tu vieja a la mañana, estas frito. Tenes que ser caradura macho, visualizar donde queres laburar y entrar con el pecho inflado como el diego, sin actitud estas al horno con la bolsita knorr. A falta de experiencia, tenes que sumar por otro lado, y que un pibe venga a tu taller o a tu bar y te diga "QUIERO LABURAR ACÁ CON USTE' PATRONCITO" creeme que suma mucho mas que cualquier spamm que puedas hacer por mail o computrabajo.
Siempre presentable hijo de mil puta, no salgas en joggin y despeinado. Ponete un jean una camisa, zapas potables (nada de resortes), pedí prestado un reloj a tus primos o algo, perfumate, y encara la calle.
Punto aparte, hay una aplicacion y no se si una pagina que hizo un usuario de aca de reddit para armarte tu propio cv, si la version online es esta https://www.tuperfilcv.com tomala con pinzas, o sea, sirve, pero esos modelos de curriculum de los 90 a mi gusto no van mas, son muy basicos. Busca cvs mas actualizados, pone redes sociales, pone foto.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Mundo IT.
Acá si que la experiencia es fundamental, pero hay un cheat para ello. Vos mismo podes generar tu propia experiencia. a saber: Marianela estudia marketing digital, esta en primer año y quiere laburar de eso. Se presenta a algunas consultoras o spamea por linkedin y nada, bueno Marianela, vamos a tener que ajustar algunas tuercas. Si vos estas estudiando marketing digital, si no pones en tu curriculum perfiles en redes sociales que administres vos, estas al horno con otra bolsita knorr de otro gusto. Dicho de otra forma: Quizás estudies y no aprendiste TODO sobre ese mundo, pero te creaste una marca ficticia, hiciste el diseño de las visuales con canvas o photoshop, creaste un logo de mierda, pero lo creaste vos. Tenes un perfil de facebook, de instagram y de printerest con TU marca, y lo fuiste manteniendo de a poco y lo vas viendo crecer, a vos eso te tomo quizás uno o dos meses de laburo diario, un rato por dia, y tenes algo decente que mostrar. Esta piba si bien no tiene todos los conocimientos necesarios para el puesto, tiene iniciativa, tiene una fanpage de facebook con 2k seguidores, 500 en instagram, un par de boludeces en printerest, y coquetea con tiktok porque es "lo que se viene", creeme que Marianela en ese caso, va a tener muchas mas chances que una recién recibida que no tiene absolutamente nada de experiencia.
O python, como veo que se circlejerkea tanto en el sub. Ok, no terminaste ninguna carrera en IT, pero armaste un BOT para reddit argentina, ponele, ALBERBOT, que toma las puteadas de twitter, las alojas en un servidor, y cuando un usuario taguea el bot @alberbot va a devolver una puteada completamente random. Hay videos de 10 minutos explicando como hacer esto en youtube. Quizás te parezca una huevada, pero vos este proyecto lo subis a github y ya podes mostrarlo. Estas usando tu conocimiento y se puede tocar, cuenta como experiencia quieras o no. Empezá a hacer cosas, de a poco, y anda guardando para mostrar. El día de mañana quizás tengas una entrevista con un gordo de /argentina y te contraten por eso.
O te gusta diseño web, hijo de mil puta tener DOMINIOS y HOSTING completamente gratuitos! podes armarte varias paginas web, tener un portfolio decente en un par de meses. Hacete una o dos con wordpress, una con javascript, otra que de front sea re visual y otra que sea un foro con log in para vos y tus amigos. Sabes el conocimiento que derrocha algo así? y es algo MUY aprendible para cualquiera que tenga las ganas y la motivación para hacerlo. Tenes que dedicarle TIEMPO, y vas a ver que cuando te quieras dar cuenta, tenes la pija mas larga que varios egresados de la UTN.
Por ultimo, creo que el curriculum tal y como lo conocemos, no va mas. Menos que menos en el mundo it. Me parece mucho mas profesional y quizás, menos estructurado que te armes una pagina web con tus cosas y mandar eso, que un curriculum hecho por una app. Una web donde podes darte el lujo de mostrar cuales son las cosas que sos capaz de hacer, con codigo qr para acceder a tus redes, usa la imaginación macho, tenemos internet que es una fuente inagotable de conocimiento. No necesitas romperte el ojete 5 años en una universidad para conseguir laburos piolas, solo tenes que enfocarte, aprender, y saber MOSTRAR lo que aprendiste.
en https://my.freenom.com tenes dominios gratis, y en https://infinityfree.net/ tenes hosting gratis. Obvio que no da hostear algo profesional en una plataforma gratarola, pero para armarte un CV y mandar el link, va como trompada.
Fin de mis 5 centavos.
submitted by 0010110101102011 to argentina [link] [comments]


2019.02.05 08:37 alexmrv Mi lectura de la situación actual, que piensan?

1) Estamos contra reloj, la Constitución establece que el Presidente Interino tiene que hacer elecciones 30 días después de tomar poder (bajo las condiciones en las que Guaidó fue juramentado) .
Esto significa que si Maduro aguanta hasta el 23 de Febrero puede argumentar que Guaidó también es inconstitucional y un dictador en potencia
2) La administración de Trump necesita ganar una, en especial en materia internacional y sobre todo en riesgos de crisis migratorias en LATAM.
3) La ayuda humanitaria Maduro no la pueden permitir, pues serían toneladas de alimentos con la bandera gringa en los barrios (mortal para los que queda de su base política)
4) Guaidó no le puede dar las cajitas de USAID al gobierno pq las desaparecen, pero tampoco tiene gente que las distribuya, por ende les pedirá a los gringos/colombianos que las metan.
Ahora la tormenta perfecta: un camión con soldados de otros país en la frontera de Cúcuta, si Maduro los deja pasar es el fin, si Guaidó los deja devolverse es el fin.
Entrar sin permiso de la guardia es un acto de guerra, la guardia no va a dar permiso ni con la Verga. Se prende el peo.
Putin aprovecha el acto de guerra para romper su tratado con NATO y avanzar en Crimea, EU dice ya va wtf, Estados Unidos dice el acto de guerra fue tuyo, se prende el vergero a nivel mundial.
La ww1 comenzó por incompetencia de líderes ineptos trancados en testarudez por un asuntos menor... estamos en la misma ruta?
submitted by alexmrv to vzla [link] [comments]


2018.12.12 19:58 marvarlife Navidad

Feliz Navidad
Los miraba a todos con desconsuelo desde que cumplió cinco años, cuando, siendo un niño más inteligente de lo normal y con buen uso de razón, se comenzó a dar cuenta que Santa Claus no pasaba nunca por su casa. Pasó tres años más y Santa brillaba por su ausencia; La verdades que él no entendía mucho aquello y comenzó a cuestionarse cuál podría ser el problema. Y pensó que de seguro era que su pobre casa de viejas y corroidas láminas, adolecía de un problema mayor: no tenía número de casa!.
Era obvio que sin número de casa, Santa Claus no podía llevarle el regalo que en cada navidad pedía sin falta alguna. La dirección que ponía era: Casa de la niña Paula, final de callejón principal, a la par del palo de jocote; Colonia La Fuerteza. Cómo diablos iba el viejito a llegar con semejante dirección sin número de casa!”
Y es que, para alivio de males, su colonia era muy diferente de aquella de los otros cipotes de la ciudad. En aquel lugar de casas iguales a la suya sólo había el maltrecho callejón empedrado y veredas de polvo donde trajinaban entre piedras y lodazales los perros flacos y los flacos escuincles de pies descalzos de la “colonia”.
No era culpa de Santa, se convenció a sí mismo, era que el pobre barbuchon no podía andar adivinando direcciones malas por todo el país.
Así, cuando cumplió ocho años, cansado de esperar, decidió que él debería cambiar las cosas en su barrio por su propia cuenta, pues, había oido decir a su tía Rosa, "el que quiere celeste, que le cueste". Y se fue de casa en casa, más de treinta eran, y con un crayón negro que le pidió prestado a la maestra Julia, fue escribiendo números asignados por él mismo a cada puerta de cada casa. Su casa la pintó con números más gruesos y grandes; casa número 7 y más abajo puso aún un rótulo que decía Familia Flores de la Colina, para que no hubiera confusión con los otros Flores de la vereda tres.
La navidad se aproximaba a paso rápido y el ambiente en el pueblo era festivo. La maestra Julia supo del proyecto de Chepito, su mejor y más aplicado alumno quien además de inteligente, era un cipote dulce y servicial.
“Pobrecillo niño” le dijo la profesora a su marido; “pintó las casas de su barrio con números en las puertas para que este año, Santa Claus no se pierda y llegue sin problemas a su casa y a las casas de sus amiguitos del barrio!, puedes creer amor?!”
“Julia, no podemos resolver los problemas de todos los niños pobres del pueblo; esa gente más que juguetes de Santa Claus, necesitan alimentos, ropas, trabajo”
Ella sabía que su marido tenía la razón, aún ellos, gente de clase media, se la miraban a palitos para asegurarse que Santa visitara a sus dos hijos cada navidad. De hecho, ni siquiera sabía cómo iba a hacer para poder comprarle a Tomasito su primer triciclo que ya había pedido a Santa para este año.
“Chepito, ya hicistes tu carta a Santa? Preguntó la maestra Julia. “Si maestra, y estoy seguro que este año, él con toda seguridad no se perderá y va a encontrarnos pues puse números bien grandotes y claros en las puertas de cada casa de nuestra colonia.” Respondió con alegría Chepito.
A Julia se le encogió el corazón sólo de pensar lo triste que sería que Santa no llegara a casa de Chepito esta navidad, así es que, sin decirle a su marido, fue a la casa de empeño y pidió prestado $50 sobre su reloj Seiko; fue luego a casa de Chepito y le preguntó a doña Paula que qué era lo que Chepito más deseaba en las navidades.
“No se, Señorita Julia, él lleva una carta al correo, sin estampillas claro, y pues, don Toribio sólo me hace un guiño de ojo y le dice “Ok Chepito, esta vez seguro que tu carta le llega a Santa, el año pasado creo se perdió rumbo al norte” “Y qué hace don Toribio con las cartas?” “Pues la verdad no sé y tampoco quiero saber, mi niño es muy especial y los mas seguro pida cosas que yo nunca podre comprarle, seño Julia" dijo, con expresión de tristeza, doña Paula. Y es que no hay nada que duela más que Santa Claus no llegue a casa a arrullar los sueños de nuestros hijos pequeños, especialmente cuando ellos se han estado portando más que bien todo el año para poder recibir su regalito navideño.
Y la maestra Julia se fue directo al correo, donde Don Toribio. Hablo con él y le preguntó sobre las cartas de Chepito Flores para Santa. Don Toribio, extrañado, le preguntó porque? "es que vea, Don Toribio, Chepito pintó las puertas de todas las casa de su barrio para que este año Santa no se fuera a perder de nuevo. Yo tengo $50.00 destinados para hacerle su sueño realidad y necsito saber qué es lo que él pidió en su carta de este año; será que usted guardó la carta?
Maestra Julia, usted no lo va a creer, pero he guardado las cartas del cipote desde hace tres años y, la última que recién me trajo la semana pasado. Aquí le muestro lo que pide en su carta:
Leia su carta así:
Querido Santa Claus, Te pido disculpas por no haberte enviado una buena dirección los años anteriores. Este año, todas las casas de mi colonia están numeradas. La mía es la #7; esto te pido por favor: Un vestido de flores para mi mamita y una plancha nueva para que ella pueda seguir su trabajo de planchadora.
Y Gracias querido Santa, te espero con alegría porque Navidad contigo:
Es departir con la gente que amamos Es existir en un mundo de amores Es recordar a los seres lejanos Es la alegría, los besos, las flores
Es tiempo de olvidar, vivir y perdonar Tiempo de dar gracias, es tiempo de abrazar Es tu mágico tiempo, es tiempo de alegrías Es tiempo de vivencias, de Dios las maravillas
Es música festiva, villancicos y colores Es tiempo de fiesta, de hogar y de amores Es calor de amores buenos en los corazones Es la más hermosa de las estaciones
Te quiero Santa!
Chepito Flores
y dijo, emocionado, Don Toribio; "La carta de el año pasado pedía lo mismo. Y la del año anterior, cuando él tenía seis años, pedía sólo que su papá dejara de tomar y que ya no maltratara a su mamita. Nada para el, sólo para su mamita. Y yo, maestra Julia, he juntado un dinero para que este año Chepito reciba lo de su mamita y, ademas, una mudada nueva para él mismo."
La maestra Julia lloró de emoción al leer la carta de Chepito y saber de las otras cartas; no sólo era Chepito su mejor alumno sino que tenía un corazón de oro y una nobleza no muy común en niños de su edad. Se pusieron de acuerdo Don Toribio y la maestra Julia, y compraron las cosas que dona Paula necesitaba y, ademas, le compraron a Chepito zapatos nuevos y mudada nueva, una bicicleta color verde, y un bolsón de cuero para sus útiles de escuela.
Chepito,
Aqui te dejo lo que pedistes este año. Además, para ti, por no haberte encontrado en los años anteriores, te traje una mudada, zapatos nuevos, una bicicleta y un bolsón de cuero. Feliz Navidad querido niño y gracias por tu poema!
Santa Claus Polo Norte
Y Chepito, el dia veinticinco de diciembre, dia de Navidad, se encontró con todos aquellos regalos y la carta de Santa y no podía creer que tanta era su suerte; y se fue por el barrio y preguntó a sus amigos que si que les había llevado Santa, pues estaba él seguro que también ellos debían haber recibido sus merecidos regalos.
"No seas bruto vos Chepito, Santa no existe, baboso!", le dijeron todos ellos, "eso que a vos te regalaron, seguro lo compró tu mamá."
"ah bola de incredulos" dijo Chepito, contrariado, "es que ustedes le escribieron?" "sólo los tontos escriben a Santa Chepito, sólo los tontos!" dijeron , riéndose de Chepito. "A la Chucha, con razón" dijo Chepito, "bola de haraganes que ni le escribieron; bien dice la tía Rosa que el que nace para maceta, nunca pasa de la sala, jajaja” dijo, y se fue cantando pa su casita y paso la más maravillosa navidad de toda su vida…
No dejen de creer, Santa Existe en los corazones buenos. Feliz Navidad mi gente!
submitted by marvarlife to mexico [link] [comments]


2018.09.12 00:36 Crepyworld Soul Nigth

En un barrio tranquilo, a las afueras de la ciudad nunca había pasado nada malo los mismos vecinos de siempre, algunos se iban otros, venían pero siempre éramos los mismos. Tenia dos amigos Fred y Dania Siempre fuimos nosotros tres hacíamos todas las travesuras que se podían a nuestra edad en un lugar así de tranquilo era infinitas posibilidades todos los días eran divertidos. Poco a poco la gente se fue yendo a la ciudad para conseguir mejores oportunidades laborales pero...nunca fue lo mismo...la gente que llego era diferente, para mal, nos trataban como ratas nunca nos quisieron y nuestros padres no tenían el dinero suficiente para mudarnos así que teníamos que vivir aquí. Paso el tiempo y se nos ocurrió salir de noche pensamos: "La gente estará dormida y no nos molestaran, nos podremos divertir" Éramos bastante estúpidos en ese tiempo. Entonces se nos ocurrió la mejor broma: fingir que algo nos arroyó. Teníamos todo preparado: las camisas te pusimos el el suelo para que las arroyaran, la sangre falsa todo. Eran casi las 4 am la hora en el que el barrio despertaba nos tendimos en el piso no sin antes ponernos la sangre falsa. Los tres nos quedamos dormidos como a las 3:45 am quince minutos antes de los despertadores sonaran después de ello solo Un ruido de motor de carro justo al lado los faros me deslumbraron y justo cuando me levante, unos hombre me tomaron fuerte de mis brazos se alejaron de coche ,me lazaron contra un contenedor de basura, no recuerdo nada mas. cuando desperté estaba atado a una silla en un cuarto a completamente a oscuras solo podía distinguirse una fría habitación... no sabría decir de cuanto no se podía ver nada me causo un temor inmenso intente gritar pero no tenia aliento suficiente. Paso media hora mas o menos, pero la sentí eterna cuando De repente entro una persona solo pude escuchar sus pasos en la fría oscuridad,hacercandoce a mi cada vez mas cerca No pude ver su aspecto, pero tenia una voz gruesa de un hombre mayor solo recuerdo lis sonidos no sus palabras que se desvanecían en un eco infinito, me quede dormido Cuando desperté note algo diferente... enfrente mío había una mesa con un cuaderno y un bolígrafo pero eso no era lo mas importante si no que tenia dos Varillas enterradas en mis manos! GRITE DE DOLOR ERA ALGO QUE NUNCA PODRÍA EXPLICAR!, me desmaye y cuando desperté solo tenia vendas en mis manos las Varillas ya no estaban pero el dolor persistía trate de resistirlo no quería volver a dormir. El cuaderno seguía ahí y por alguna razón tenia unas ganas irresistibles de escribir, lo hice lo primero que escribí fue: -Ayuda por favor aunque supiera que nadie me va a responder tenia que desahogar ese miedo incontrolable, Este parece ser el tercer día que llevo aquí me han puesto un reloj en frente mío pero creo que solo para molestarme no me deja dormir ese TIC TAC que nunca acaba solo me hace recordar que el tiempo acaba para mi... ... ... Pasaron 5 días después de la ultima vez que escribí He pasado todo tipo de torturas, ya no siento dolor...Pasaron 3 días sin torturarme pero me sedaron no me quería dormir. Cuando desperté, me encontré amarrado a una especie de mesa ellos me preguntaron:¿donde esta? Seguido de un latigazo en la espalda con un látigo de cuero con unas pequeñas púas, me preguntaron de nuevo: ¿donde esta? Esta ves antes del latigazo: ¿donde esta que!?ellos me dijeron: no te agás menso seguido del ya famoso latigazo esta ves les dije:¿que quieren? Y ellos dijeron (susurran) ¿lo dejamos libre o lo seguimos torturando?... Cuando terminaron uno de ellos (eran 3) se fue y cuando regreso traía un cuchillo el se acerco y entonces lo clavo en mi pecho... No sentía nada bueno mas bien sentía un alfiler cuando me lo sacaron me empecé a desangrar y me dormí lo curioso fue que cuándo desperté no tenia el oyó y mi color era como un tono gris me sentía muerto pero seguía vivo no lo creí pero 3 minutos después sentí que habían matado a alguien... !se escucha un ruido muy fuerte, un grito desgarrador que se escuchaba de lado a lado destruyendo completamente mis tímpanos, voy a investigar, sigo a el ruido hasta que llego a una habitación esta llena de sangre el piso el techo las paredes...hay dos focos...y dos hombres de pie altos con batas blancas manchados de un rojo carmesí y justo cuando voltean... Denotan una cara de impresión el terror en sus ojos resalta, ambos salen corriendo por una pequeña puerta...todo es silencio. Después de un rato me percato de un pequeño espejo roto ...algo me llama a el no se que pero tengo la necesidad de mirarme, lo hago, para darme cuenta de que... ... ...
El niño feliz ya no existe esta muerto solo se ve una parte del rostro con una expresión vacía sin sentimiento alguno o rastro de el, y en la otra parte, una sonrisa sádica con un verde muy brillante, la sonrisa parece la de un psicópata de alguien sin alma, despiadado... No era yo. Mis ojos verde intenso inmersos en una profunda agonía Y por ultimo una sudadera negra que Solo dejan expresiones faciales. Hoy es el ultimo día que escribo hoy saldré de este lugar repugnante salgo por la puerta de donde vi entrar a los dos hombres, al entrar mi sorpresa fue que...parecía un cuarto de cuarentena,vacío,solo una D mayúscula en una pared escrita con sangre, la sangre parecía fresca…por el momento lo ignoraré. Decidí salir de ese lugar dejaría el lugar, pase a la siguiente habitación, de esta no puedo explicar mucho solo es otra habitación mas Paso de la ultima habitación de largo, y al entrar a la siguiente me percato de que no es una habitación, si no un pasillo largo demasiado largo completamente oscuro, sombrío ,con una atmósfera de soledad y silencio absoluto…después de mucho caminar llegue a la puerta, pero me percate de un pequeño conducto de ventilación, creí que seria lo mejor ya que así no me verían Una vez adentro gateando por la ventilación encontré una pequeña trampilla debajo mío, la abrí para cerciorarme de que no hubiera nadie…había una oficina o algo parecido pero abandonada por completo los muebles destruidos por la humedad con un olor repugnante insoportable pero aún así me decidí por bajar. Ya una vez ahí encontré algo que no concordaba con todo lo demás, eran un monto de papeles e informes, creo que me daré el tiempo de leerlos Sujeto 1 Nombre:Frederic Morrison Carter Edad:16 Sexo: masculino Prueba uno El sujeto parece algo inestable a las pruebas se comporta extraño
Prueba dos El sujeto evoluciona, aprende mas rápido que nadie memoriza todo al instante, incluye pruebas lo suficientemente complejas para el ser humano Prueba tres El sujeto ha desarrollado habilidades psíquicas, lectura de mentes, telequinesis Estado: Muerto Víctimas:54 Sujeto 2 Nombre:[no hay datos disponibles] Edad:[no hay datos disponibles] Sexo:[no hay datos disponibles] [Sin pruebas] Víctimas:[desconocido] Sujeto 3 Nombre: Dania Luxemburg Smith Edad:17 Sexo: Femenino Prueba uno El sujeto no sobrevivió, sus anticuerpos no fueron lo suficientemente fuertes Estado: Muerto Víctimas:0 Sujeto 4 Nombre: Alex Paul Williams Jones Edad:16 Sexo: Masculino Prueba uno El sujeto reaccionó como se esperaba, el dolor es constante, sufre desmayos frecuentes mas de lo esperado. Prueba dos El sujeto no se inmuta al dolor, empezó a desarrollar lo mismo que sus antecesores solo que con la capacidad de controlarlo Prueba tres el sujeto se encontró muerto Estado: Muerto Víctimas:789 ¿que es esto?-pronto lo sabrás-dijo esa voz, una voz tétrica que me recordaba a la otra mitad de mi rostro seguido de una risa psicópata llena de locura traumatizante nunca la olvidare-no lo harás-respondió-ya basta, déjame en paz-le respondí con furia alzando mi dedo apuntando hacia una pared…la pared cayo hecha escombros -jajajajaja-… … no se que esta pasando pero seguiré investigando y juro que asesinare a aquellos que me hicieron esto y este diario será el espectador de ello. Sigo caminando no he encontrado al sujeto del cual no había información no hay rastro de gente por hoy. Hace unas semanas encontré a unas 10 personas de bata solo recuerdo que al observarlos cayeron al suelo como un simple cadáver descompuesto por el tiempo. Ya no he vuelto a escuchar esa voz en mi cabeza pero me sacio con la muerte de las personas sus muertes silenciosas, tranquilidad en el ambiente. Aunque no se si este bien lo que hago pero lo que estoy seguro es que lo que ellos hacían no era para nada correcto y tienen que pagar. Por fin después de mucho tiempo encontré algo, un símbolo grabado en los uniformes del los que trabajan pero solo en algunos parece un hombre alto con tentáculos como el de una historia que nos contaban para asustarnos, no lo daré importancia.
He encontrado algo de mucha importancia es…no se distingue muy bien parece el archivo de la persona que no tenia datos ,no todas las partes son legibles esto es lo que dice:
Sujeto 3 Nombre: Alex (letra ilegible) Edad: 22 Prueba 1 (Sin datos) Prueba 2 Fallida Prueba 3 El sujeto ha escapado de su celda , das alojamiento de área 3 A Víctimas:579 …después de leerlo me di cuenta de que tenia una pequeña parte de la hoja arrancada…bueno no importa seguiré mi camino Desde ahí el diario lo lanzó a un retrete y de ahí fue la ultima vez de la que se supo del diario , y así pasaron 2 semanas hasta que fuente encontrado… -Esto es lo ultimo que dice el diario señores-dijo el policía -¿Mi hijo sigue vivo?-Dijo la mamá de Alex -podría ser , pero con este diario podremos encontrar el lugar-respondió el policía Pasaron 2 meses que parecieron eternos para los padres de Alex , hasta que al fin recibieron una llamada de la policía… -ya hemos encontrado el lugar donde estaba ya que pidamos encontrar algo para saber donde esta o estuvo , aremos todo lo posible por encontrarlo-cuelgan la llamada Una vez que llego la policía entro a una habitación oscura con una silla en el centro de el lugar con un solo foco que no ilumina solo representa una pequeña iluminación dentro de ella , la policía siguió avanzando pero de repente… Se encontraron con una sombran en la puerta de enfrente , se azotó la puerta se empezaron a escuchar gritos desgarradores de diferentes lugares , cesaron , pero se empezó a escuchar a alguien sollozar junto a una risa que venia de todas partes , sofocando los oídos de todos los que se encontraban en ese espantoso lugar y de fondo la sombra levantando su rostro marcado por una sonrisa y del otro lado un rostro sin expresión alguna que -siente todo mi sufrimiento-… … … Nunca se supo nada mas de la mitad del escuadrón policiaco , no se encontraron sus cuerpos ni rastros de ellos , mientras que la otra mitad se le encontró con daños severos como quemaduras de 3er grado , extremidades amputadas , cortes demasiado profundos , o desangramientos internos masivos nadie sobrevivió a esa masacre. Esa fue la ultima vez que se supo del caso , las personas fueron desalojadas y el barrio deshabitado por completo por petición de la alcaldía y no se volvió al tener otro avistamiento de esa sombra. Créditos Autores y escritores Carlos Ariel Ricardo Arjon
submitted by Crepyworld to creppy [link] [comments]


2018.06.27 06:12 master_x_2k Enredo II

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo II

Había algo emocionante sobre vivir sin la supervisión de un adulto. No es que no amara a mi papá con toda el alma, pero despertarme, salir a correr, preparar el desayuno y luego me sentarme frente al televisor con una de las computadoras portátiles viejas de Lisa, ¿sin sentir que alguien estaba mirando por encima de mí hombro para asegurarse de que estaba haciendo todo bien? Eso era vida.
Desde la semana que pasé postrada en cama con la conmoción cerebral, me había estado ansiosa de volver a entrar en mi rutina de correr otra vez. A pesar de que me estaba quedando en el departamento, tomándome unas vacaciones de mi vida cotidiana, estaba haciendo un punto de mantener mi vieja rutina y despertar a las seis y media de la mañana para correr.
Dio la casualidad de que eso significaba que me estaba despertando dos o tres horas antes que los demás. Dos o tres horas totalmente por mi cuenta. Si me obligaba a ignorar las mil cosas diferentes por las que podría estar estresada, era un período en el que pude disfrutar de una paz que no había sentido en mucho, mucho tiempo.
Me acurruqué en el sofá con una manta a mi alrededor, un programa infantil para un poco de ruido de fondo, ya que era lo único además de infomerciales, programación religiosa y programas de entrevistas, y tenía uno de las viejas laptops de Lisa apoyada en frente de mí. Mi hábito ahora era comenzar el día revisando los sitios de noticias locales, el wiki de parahumanos y los tableros de mensajes de parahumanos.
La gran noticia de la primera página de la mañana era una foto que alguien había tomado con su teléfono celular desde uno de los edificios en la misma calle que el edificio que habíamos incendiado. Nuestras siluetas eran visibles mientras estábamos en la calle con docenas de miembros del ABB esparcidos a nuestro alrededor. ¿El encabezado? 'VILLANOS SE ENCARGAN'.
Es curioso, nunca notaba los bichos cuando estaban a mi alrededor en general, pero al ver la imagen, había un buen número. Mi silueta no era tan difícil de distinguir como Grue en su oscuridad, pero tampoco era fácil distinguirla en la nube de insectos. Tenía que tener eso en mente, tal vez podría usarlo.
El artículo debajo de la imagen era sobre las acciones de los villanos al tratar con el ABB. Era mayormente correcto, pero el tono y la dirección del articulo me hizo sentir lo suficientemente incómoda que no lo leí en profundidad. Por mi roce del artículo, tuve la impresión de que los héroes se estaban preparando para hacer un asalto final hoy o esta noche. ¿Nos dejan hacer el trabajo sucio y luego limpian el resto? Lo que sea. Si querían lidiar con una Bakuda acorralada, eran bienvenidos.
Busqué las otras noticias: un recuento de las lesiones y muertes ocurridas desde que comenzó el enfrentamiento, las estimaciones sobre daños a la propiedad causados ​​por varios bombardeos, una breve actualización sobre una niña de doce años que había desaparecido dos semanas antes de que comenzara la situación del ABB , que ahora se suponía que estaba muerta, y las descripciones de algunos de los nuevos héroes que aparecieron en Brockton Bay para ayudar con el ABB. Lo que me llamó la atención fue una imagen censurada en la galería lateral de la última noticia. Le hice clic.
Era una imagen de Lung en su forma humana, las cuencas de sus ojos oscuras, crudas y vacías detrás de su máscara de acero de dragón, su mano en los hombros de un miembro de su pandilla. Parecía que estaba siendo guiado.
Fue, descubrí, la imagen que puso fin al artículo 'Villanos Se Encargan' presentado en la página principal del sitio. La pasé por alto al echar un vistazo al artículo porque el visor de imágenes flash había tardado tanto en cargarse. Había un pie de foto debajo. '¿Golpe decisivo? Las autoridades de Brockton Bay han hecho la vista gorda a los villanos locales que imponen su propia marca de justicia.’
Oh hombre. ¿Me estaba enterrando más y más profundo?
Esa misma galería de imágenes tenía una toma de largo alcance de la misma escena, tomada sin la lente magnificadora, mostrando a Lung y su lacayo en medio de los Muelles y un escuadrón armado de sus hombres, con las armas desenvainadas, pero no apuntadas contra nada. Eso fue... enormemente decepcionante. Él había escapado.
“Buenos días”, Lisa me saludó.
Me volví para verla venir de la cocina. Llevaba el pelo recogido en una desordenada cola de caballo y tenía lagañas en las comisuras de sus ojos.
“Buenos días. Brian dijo que tenía algo que hacer esta mañana, así que hoy les conseguí el desayuno. Lo siento si no obtuve el café exactamente correcto.”
“Eres un ángel”, me revolvió el cabello, luego se fue para tomar el café.
Todavía estaba navegando cuando ella regresó. Se inclinó, cruzó los brazos sobre el respaldo del sofá y miró por encima del hombro un momento.
“Piratas de pelo rosa cantantes e intentos de supervillanos yakuza ciegos.”[1]
Eché un vistazo al televisor, y efectivamente, había una niña pequeña con una peluca rosa y un disfraz de pirata. Sonreí y sostuve el control remoto, “Puedes cambiar el canal.”
Mientras tomaba el control remoto, mi teléfono celular zumbó en el cojín del sofá a mi lado.
Brian me había enviado un mensaje de texto:
termine temprano. dos no aparecieron. quieres venir a las 11:00? o puedo recogerte @ departamento
Miré el reloj. 9:45. Usé la computadora portátil para descubrir la ruta de autobús más rápida a su lugar. Estaba en el centro, y podría llegar allí para las once si me fuera en veinte minutos. Un poco corto de tiempo, pero podría lograrlo. Lo había hecho varias veces antes de la escuela, cuando me había esforzado demasiado en una carrera matutina y tenía que caminar a casa.
Envié mi respuesta:
Suena bien. Tomaré el autobús.
Una vez que verifiqué que el mensaje había sido enviado, corrí hacia el baño y abrí la ducha. Pasé una eternidad poniendo el agua a una temperatura tolerable, me quité la ropa de correr y me metí, solo para que la ducha cambiara bruscamente de una temperatura tibia a agua helada.
Me encantaba el departamento, no me encanta el calentador de agua.
Tuve que bailar alrededor del chorro de aerosoles inductores de hipotermia para llegar a los controles e intentar convencerlos de que tuvieran una temperatura decente. Finalmente me conformé con una temperatura soportablemente fría, lavé con champú y metí la cabeza. Estaba temblando cuando apagué el agua.
Me sequé lo mejor que pude y me envolví en una segunda toalla limpia para calentarme. No tener grasa corporal apestaba a veces. Terminé de arreglarme y me detuve en el living por un segundo para mirar el reloj debajo del televisor. Me quedaban seis minutos para prepararme.
“Es muy cómo usas la puntuación y mayúsculas perfectas para tus textos”, Lisa sonrió mientras me dirigía a mi habitación.
Ella estaba saliendo de la cocina, sosteniendo mi teléfono celular. Le cogí el teléfono, girando mis ojos y me dirigí a mi habitación. Ella me siguió y entró.
“¿Ustedes dos serán algo?”, Preguntó ella.
“No es el plan. Solo voy a ayudar a un amigo.”
“Vamos, ambos sabemos que piensas que es guapo. Admítelo”, ella me dio la espalda, examinando el ámbar con la libélula en él que Brian me había dado. Usé esa breve ventana de privacidad para sacar un poco de ropa interior y calcetines de un cajón y empezar a vestirme.
“¿Estás usando tu poder?”, Le pregunté.
Brutus probablemente sabe que te atrae Brian. Creo que las únicas dos personas que no se dieron cuenta son Brian y tú.”
Suspiré. “Sí, creo que es un tipo muy guapo”, saqué del armario algunas de las camisas y faldas que había comprado con Lisa y las acomodé en la cama, “¿Tu no?”
“Por supuesto. Tal vez no del todo mi tipo, pero definitivamente no rechazaría a alguien como él, si estuviera haciendo lo de las relacións.”
“¿No lo haces? ¿Por qué?"
“Mi poder como que elimina el misterio de las cosas. Las relaciones son difíciles de hacer despegar, a menos que puedas comenzar con una buena dosis de autoengaño y mentiras.”
“¿Así que no vas a tener una cita nunca?”
“Dame unos años, tal vez baje mis estándares lo suficiente como para poder pasar por alto lo que mi poder me está diciendo acerca de las peculiaridades y hábitos más repugnantes y degradantes de los tipos.”
“Lamento escucharlo.” Contesté, mientras volvía a poner algo de ropa en el armario. Me sentí mal por no haber podido dar una mejor respuesta y por no haber podido tomarme el tiempo de simpatizar, pero apenas me quedaba tiempo para prepararme. Tal vez podría correr a la parada de autobús.
“Pero la diferencia clave entre tú y yo, aquí, es que Brian y yo nos mataríamos entre nosotros antes de que la relación llegara a ningún lado. ¿Pero ustedes dos? Puedo verlo funcionando.”
“¿Ese es tu poder hablando? ¿Estás diciendo que realmente le gusto?”
“Lo siento, cariño. Leer a las personas con mi poder es difícil, leer sobre sus motivaciones o emociones es más difícil, y para colmo, no creo que ni Brian sepa lo que siente de forma romántica. Puede que tengas que sacarlo de su zona de confort antes de que cualquiera de ustedes lo descubra.”
“Estás asumiendo que quiero.” Sentí una gota de agua fría en la parte posterior de mi cuello, me estremecí y me detuve para estrujarme el pelo otra vez.
“¿No es así?”, Preguntó ella. Dirigió su atención a mi selección de ropa apilada en la cama. “Estás prestando mucha atención a lo que vas a usar.”
“Siempre lo hago, incluso cuando voy a pasar tiempo contigo y con Perra. Me cuestiono y estreso por la ropa que llevo si voy caminando a la tienda de la esquina de mi casa para comprar leche y pan.”
“Justo. Aquí... Déjame elegir la ropa, y si algo sale mal, me culpas ¿Trato?” Excavó la ropa en mi armario, “Jeans y… veamos... un top para lucir ese vientre tuyo.”
Miré al top, tenía una tela gruesa que lindaba con un suéter, azul y gris con una especie de diseño de mariposa y mangas largas. El cuerpo real de la camisa, sin embargo, no parecía llegar mucho más allá de mi caja torácica. “Todavía hace un poco de frío.”
“Usa una sudadera o una chaqueta, entonces. Pero solo si prometes quitártela cuando llegues allí.”
“Bien.” No tuve tiempo para discutir y comencé a vestirme.
Empezó a guardar lo que había dejado en la cama: “Brian es un tipo que aprecia ser práctico. Eso es algo que le gusta de ti, y lo dijo. Y aunque creo que es jodidamente fantástico que vayas un paso más allá para verte bien, puedes hacerlo con ropa que tenga sentido para el trabajo liviano. Jeans, sí. ¿Falda? No tanto.”
“Supongo que no estaba siendo práctica en este momento.” Bajé el top y me miré en el espejo en la puerta del armario. Estar de acuerdo con este top había sido un impulso en el momento en que había estado comprando con Lisa. En verdad usarlo era algo completamente diferente; la parte inferior del top se detuvo a 3 centímetros de mi ombligo.
“Tienes cosas en mente con la escuela y tu padre, y el romance y mierdas.” Ella me respondió. Antes de que pudiera discutir que no había romance, ella me dio un empujón, “¡Ahora vete! ¡Diviertete!”
Lo tomé como una señal para apresurarme hacia el frente del departamento, donde me puse las zapatillas de correr. Agarré mis llaves y mi billetera de mi mochila, agarré mi sudadera de un gancho junto a las escaleras, luego bajé las escaleras y salí por la puerta con todo en mis manos. Cuando salí, puse las llaves y la billetera en los bolsillos y me puse la sudadera. Necesité un poco de fuerza de voluntad, pero dejé abierta la sudadera.
Una relación con Brian era, obviamente, una idea terrible. Solo esperaba estar con los Undersiders por otras dos semanas o un mes. Más que eso, y probablemente asumiría que no iba a conseguir información sobre su jefe, en ese momento me llevaría lo que tenía al Protectorado. Suponiendo que hubiera suficiente interés por parte de Brian para que hubiera una relación, la idea de salir sin un futuro era deprimente. Simplemente terminaría siendo sal en la herida para todos los involucrados.
Pero estaba tratando de no pensar en eso. Realmente no necesitaba que Lisa leyera mis dudas y se diera cuenta de que al menos parcialmente se basaban en el hecho de que estaba planeando traicionarla a ella y a los demás. Si no pensaba en ello, sería mucho más difícil para mí darle alguna pista.
Sí. Totalmente la razón por la que estaba evitando pensar en eso. Nada que ver con el hecho de que me sentía cada vez más pésima y ambivalente sobre la idea de entregar amigos a las autoridades.
Corrí parte del camino hasta la parada del autobús, me detuve cuando me di cuenta de que no quería sudar, luego tuve que correr otra vez cuando llegué cerca del ferry y vi el autobús al final de la calle. Hice un gesto para que el autobús se detuviera al acercarse y me subí.
La ruta del autobús que tuve que tomar para llegar a Brian fue un ejemplo de por qué mi papá quería que el ferry volviera a funcionar. Tuve que ir al oeste, transferirme a un autobús diferente, ir hacia el sur, luego bajar y caminar hacia el este por cinco minutos para llegar al lugar donde quería estar, al sureste del centro, donde los edificios de oficinas daban paso a los apartamentos. y condominios.
Era un marcado contraste con el área donde yo vivía. No era perfecto, sinceramente, y podías ver cosas como las etiquetas de las pandillas de Imperio Ochenta y Ocho o ventanas rotas aquí y allá. Aun así, ese tipo de cosas era tan raro como encontrar una casa sin basura en el patio o una casa con cosas obviamente rotas o arruinadas en mi vecindario. Incluso el escalón más bajo que conduce a la puerta principal de mi casa estaba podrido, así que no podía jactarme de tener uno de esos lugares agradables, no vergonzosos. Si lo arreglabas, algo más se rompería inevitablemente, entonces te acostumbrabas a cosas como el escalón roto, aprendías a saltarte al segundo, o entrabas y salías por la puerta trasera de la cocina como lo hacía yo.
Brockton Bay había sido originalmente un gran puesto de comercio y puerto, cuando Estados Unidos estaba siendo colonizado y, como resultado, algunos de los edificios eran bastante viejos. Lo que vi cuando entré en la zona donde Brian se alojaba era una guerra entre el pasado y el presente. Los edificios antiguos se habían arreglado y mantenido hasta el punto de que eran atractivos, en su mayoría configurados como condominios de estilo victoriano. Pero donde otras ciudades podrían trabajar para integrar esto con los otros edificios del centro de la ciudad, parecía que el planificador de la ciudad o los desarrolladores habían incluido edificios altos de piedra o vidrio con la intensión de ser para ser discordantes a propósito. Todo se veía bien, pero no se veía todo bien junto.
El edificio de apartamentos de Brian era uno de los modernos. Tal vez de ocho a diez pisos de altura, no conté, era en su mayoría de piedra, y había una ventana del piso al techo detrás de cada uno de los balcones. Dos pequeños árboles de pino en macetas enmarcaban la entrada. Brian estaba sentado al lado de uno de los árboles, vistiendo ropas muy similares a la primera vez que lo vi, una camiseta azul acero, jeans oscuros y botas desgastadas. Estaba apoyado contra la pared, con los ojos cerrados, solo disfrutando del sol. Se había peinado las trenzas y llevaba el pelo recogido en una coleta larga y suelta, que se abría en todas direcciones por debajo del elástico. Un poco de pelo se había escapado del elástico y soplaba con la brisa, rozando su pómulo. Parecía tan despreocupado por el cosquilleo del pelo que sospeché que podría estar dormido.
Me sorprendió que pudiera relajarse así. Me parecía que relajarse así en cualquier área urbana, incluso en un barrio más agradable del centro de la ciudad, era una pedir problemas. De acuerdo, tal vez no había asaltos o gente sin hogar molestando a transeúntes aquí, pero el Imperio Ochenta y Ocho basaba sus operaciones principales en algún lugar en esta área general, y Brian era negro.
Tal vez podría salirse con la suya porque medía un metro ochenta y estaba en forma. Incluso si me dieras mi cuchillo, bastón y una buena razón, estaba bastante segura de que no querría meterme con su siesta.
“Perdón por despertarte”, le dije, viendo si podía provocar una respuesta.
Incluso antes de que abriera los ojos, me ofreció esa sonrisa amplia y cordial que parecía tan fuera de lugar en su cuerpo de metro ochenta. Era una sonrisa que no ocultaba nada, tan honesta y sin protección como cabría esperar de un niño de diez años que descubrió que acababa de desenvolver el regalo exacto que quería para su cumpleaños.
“No estaba durmiendo”, se puso de pie, “Imaginé que te esperaría aquí en lugar de arriesgarme a que vengas y no supieras cómo ubicarme mientras cargaba cosas arriba.”
“Ah. Gracias.”
“Todavía tengo dos muebles en el auto. Déjame agarrarlos y nos iremos hacia arriba.” Se dirigió en dirección a una camioneta que estaba estacionada frente al edificio.
“¿Tienes un auto?”
“De alquiler. No tiene sentido que tenga un automóvil, especialmente porque la mitad de lo que conduciría sería para ir al escondite. Se lo robarían, en primer lugar, y no me gusta dejar un número de matrícula para que la gente rastree, si las cosas se ponen feas.”
Sonreí ante la palabra 'escondite'. “Lo entiendo. Coche malo.”
Me di una patada. ¿Por qué sigo cayendo en el lenguaje de los hombres de las cavernas a su alrededor?
Sin embargo, lo tomó con calma. “Coche malo. Costoso.”
“Dice el tipo que no se preocupa por pagar quince dólares por café en el paseo marítimo.”
“Touche.” Abrió el baúl. Había dos cajas de cartón adentro, ambas de ocho o diez centímetros de grosor. Una de ellos, sin embargo, era un cuadrado de tal vez mas de un metro de lado.
“¿Necesitas una mano?”
“Traeré las cajas”, dijo, inclinándose para comenzar a sacar la caja de cartón más grande de la parte posterior. Se detuvo para entregarme sus llaves. “Tú cierra la puerta del auto detrás de mí, ¿Y puedes abrir la puerta del edificio?”
Observé los músculos de sus hombros moviéndose bajo la tela de su camiseta mientras sacaba las dos cajas del baúl. Sus hombros eran anchos, noté, pero no de la misma forma en que lo verías con personas que se ejercitaban solo para verse musculosos. Ese tipo de bulto generalmente me parecía un poco grotesco, de una manera que no podía definir. El cuerpo de Brian era más el producto de años de ejercicio regular con propósito y aplicación. Miré las líneas de sus hombros y espalda y, más abajo, su cintura y caderas, como si pudiera darle sentido, definir ese punto donde su cuerpo era diferente, donde era más atractivo que la mayoría.
“Um”, le dije, recordándome a mí misma que me había hecho una pregunta, “Claro. Voy a abrir las puertas.”
Maldita sea, Lisa, ¿en qué me hiciste pensar?
[1] Una versión muy bizarra de Lazy Town, de seguro.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 14:39 ImViTo Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Por Ivan Zambrano

Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Nunca sabes dónde te va a estallar el tablero, la ciudad. Ese día fue en la entrada de José Félix Ribas (Petare), uno de los barrios más peligrosos de una de las ciudades más peligrosas del mundo. Un caucho se le espichó al mototaxista que me estaba llevando al barrio 24 de Marzo, el lugar en el que Chino y Nacho habían grabado el videoclip de “Me voy enamorando”. A diferencia de ellos, yo andaba sin escoltas y sin equipo de producción. Libreta en mano, un bolígrafo terco y un estómago refunfuñando por almuerzo, iba dispuesto a escribir una nota para El Nacional acerca de ese punto ciego de la ciudad que dos estrellas del reggaetón pusieron en el mapa. Ya el barrio 24 de Marzo no solo aparecería en las páginas de sucesos, sino también en las de espectáculos. Eso, si lograba llegar. El hambre se me quitó cuando nos accidentamos en la boca del lobo. Como suele pasar en esos casos de riesgo extremo, yo entré en una calma envidiable para cualquier aprendiz de profesor de yoga de Los Palos Grandes. Mientras el motorizado remendaba el caucho como podía y yo cuadraba cómo llegar a la pauta, se nos paró una Bera vinotinto al lado. Yo confié en que tigre no come tigre y que entre colegas motorizados no se iban a malograr. -¿Para dónde vas, chamo?- me preguntó el tipo cuya mirada no me dejaba adivinar si era héroe o villano. -Al 24 de Marzo, pana- le contesté metido en personaje. -¿Qué hora es?- y ahí dije “este quiere el reloj”. Solo a mí se me ocurría sacar el Casio ese día. En lo que me lo estoy quitando me pone cara de confusión. -No, viejo. Dame la hora para ver si me da chance de llevarte, que tengo que estar a las 2 en Agua Salud. Yo salí de la hipnosis paranoica. -Las 12:45, pana. -Vente, pues. Preferí que nos devolviéramos a la sede de El Nacional y repautar la cita con los vecinos del barrio que iba a entrevistar. Cuando me bajé de la moto y le iba a pagar al tipo, descubrí que el Karma estaba juguetón ese día: se me había caído el efectivo (sí, había efectivo todavía) porque lo cargaba en el bolsillo de atrás. No había terminado de pasar el susto de quedar como un mala paga, cuando el motorizado me dice: -Dame el celular. -¿Cómo? -Que me des el celular- cuando me dispongo a sacar mi S3 Mini del bolsillo, el tipo interrumpe. -El número de celular, pana. Te paso los datos y me transfieres. El Buscaminas no reventó de nuevo ese día y registré a “Armando Mototaxi” (nombre ficticio) en el celular. Desde ese día, Armando siempre está a un “epa” de distancia. Se convirtió en mi mototaxista de confianza, el que me acompañaba a Coche, a Altamira, La Candelaria, El Cafetal, Palo Verde, Mariche y todas las vocales de Caracas. El que me pegó el “mano” y el “beta”. El cómplice con el que recorro desde hace 3 años una ciudad con costras de asfalto, cicatrices y heridas abiertas e infectadas de chavismo. Ser el parrillero de la moto te da cierta paz porque el caos se ve borroso a 120 kilómetros por hora. Las colas fuera del mercado se ven más cortas, los basureros no parecen cafetines de la miseria. Todo te pasa por los lados sin tener que moverte.
La semana pasada la moto Bera vinotinto no estaba estacionada en su puesto. En su lugar había un par de palomas picoteando migajas de pan sobre la acera. Ya eran casi las 9:30 de la mañana y yo todavìa no habìa podido salir a la oficina por estar esperando a Armando, el único mototaxista de la zona que entendía el problema de la escasez de efectivo y aceptaba transferencias en bancarias. “Si es de Banesco a Banesco, yo también la acepto, mano”, me contestó Adonay. ”Pero no te vayas a lacrear. Deposítame antes de las 5:00 pm que voy a ver si completo para comprar unos verdes”. Mototaxistas dolarizados y con poder adquisitivo. Siempre sospeché que se convertirían en los amos de la ciudad. Yo tenía que ir a la oficina, probablemente a ganar en un mes lo que se hace Adonay en un día. El título universitario no pasa por el punto de venta. El moto-santero no había terminado de encender la moto cuando ya yo estaba montado en la parillera. Grave error. Se oyó un frenazo en seco detrás de nosotros y se bajó Armando de la Bera vinotinto. “¿De verdad te vas a ir con él?”, me dijo con dolor y arrechera. La escena parecía de telenovela urbana. Faltaba que dejara caer el casco en cámara lenta y que el sonido del choque contra el asfalto fuera la onomatopeya de su corazón roto. “¿Por qué no me llamaste?”, siguió la pataleta. Los compañeros de la cooperativa estallaron en carcajadas de Radio Rochela con aquel ataque de celos.”Ja weno”, dijeron en coro los motorizados.Yo lo miré con cara de confusión, más una sonrisa de “¿qué-coño-está-pasando?”. No me quise arriesgar. No quería averiguar cómo podría ser la venganza de un mototaxista que se sintió traicionado porque me fui con otro. Pero él tiene que saber que yo no creo en la “motogamia”. Bajé la guardia. -¿Ya comiste? -No, rey. -Toma. De la bolsa de plástico finita y azul saqué una arepa con tortilla de salchichón que hizo mi mamà. Los chalequeadores se quedaron mudos mientras le lambuceaban la arepa a Armando. -Gracias, papi. -Marico, deja de llamarme de distinta forma cada vez que respondes. -Papá, es que no recuerdo tu nombre. -Qué bolas, Armando. Iván. -Ja Weno. Tú no te debes saber mi apellido. -Claro que sì me lo sé. -Seguro me tienes guardado que si “Armando Mototaxi” -Deja la mariquera. Tú me avisas si vamos a darnos los besos, pa’ cepillarme.
Todo era en broma…
-Pa’ que tu veas que no hay culebra, te acepto la arepa como pago y te dejo al frente al Cubo Negro en menos de 5 minutos. -Armando, no vayas a ir corriendo. Que uno te dice que anda apurado y activas el teletransportador de la moto. Uno llega hediondo a gasolina. -JAJAJAJA Yo te presto un perfume de “Dolchegavana” que cargo en el koala si te vienes conmigo, pues. -Plomo-
Estuvo callado todo el camino. El silencio era tan frío como la brisa que te cachetea en plena autopista, lugar favorito para que Armando inicie una conversación y no se le entienda nada. -Voy an dsdjfsjgdf -¿Cómo? -Vferggrhtyh -No te escucho, hay mucho viento.
Por fin, llegamos…
-¿Te busco a las 5:00 de la tarde? -Dale. ¿La carrera de regreso en cuánto sale? -Pa’ tu casa te sale igual en 250. Pero si vas para Campo Claro a comer arepa frita conmigo, te sale gratis. -Te digo que sí de una porque estás involucrando comida.
A las 5 me estaba esperando con sus lentes tipo Ray-ban tapa amarilla y mi casco en la mano. Llegamos al local de arepas fritas (recomendadísimo) .Yo pedí una de carne mechada y él una reina pepeada. -Están burda de buenas esas bichas- le dije. -No tan buena como la arepa que me hizo la suegra- Me soltó.
Yo quedé con el mordisco a mitad de camino.
-Ay, Armando. ¿Tú eres marico? -Viste que no te sabes mi apellido. Yo soy Armando Ramírez*, “Cara e’ curda” ¿te acuerdas?. Yo estudié bachillerato contigo en el Dulce Nombre de Jesús y te chalequeba porque eras burda de pato. - Y ahora el que nada en la laguna eres tú. Muchacho marico- le contestè. -Mano, disculpa los malos ratos. De verdad me ponìa chimbo. No te dije que era yo cuando te hice la primera carrera por eso. Aunque tú me transferiste y ni cuenta de diste. -Tranquilo, Armando.Yo ni me acordaba de eso. ¿Tu familia está clara? -Mano. Yo vivo en casa de mi tía y mi primo es CICPC.¿Tú sabes el beta que revienta en el rancho si se enteran que me gustan los tipos? A los maricos del barrio los tienen a monte. -¿Qué difícil, no? Cargar ese peso, esa doble vida. Yo era igual que tú, solo que yo si era burda de mariquito y se me “notaba”. Y fíjate que tú te la has dado de malo conmigo, porque te rechazabas a ti mismo. -Esta vaina no juega carrito. Yo creía que se me iba a pasar, pero no. ¿No hay tratamiento hormonal o algo para quedarse siendo tipo? -Armando, los maricos también somos tipos. ¿Tú quieres ser mujer?. -No. La pinga. Sería burda de fea. Prefiero quedarme con mi pipí que así cojo más. -¿Y a quién te agarraste tú? -A Orlandito. ¿Tas claro? -¿Orlandito también es gay? -Coño, pero no le digas que lo sapié. -Qué fuerte jajajajaja -Pero ahora voy por un flaco que le gusta comer en Arturo’s.
Le contesté en seco: -Armando. Te lo digo claro. Yo no te meto a ti ni con güevo prestado. Mosca si me estás echando los perros, porque les escondo la Perrarina. -jajajaja qué becerro. ¿Panas, pues? -Panas somos. -Y maricos también. -Verga. Tú más que yo. Definitivamente.
Nos reímos: -Solo te diré que te sinceres lo antes posible. La vida es corta, y en Caracas aún más. -Acá literalmente vivimos como perros. -Y por eso calculamos los años como años de perros.
Durante el viaje se puso intenso. -Qué loco que en realidad se llama Santiago. Yo creì que era mujer. -¿Quién? -Caracas. -¡Ey!¡Más respeto! Santiago de León de Caracas.
Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Te explotan realidades en la cara cuando menos te lo esperas. Los huecos sigilosos, el asfalto levantado, los semáforos dañados, los postes ciegos, el viento hediondo a nostalgia, a suspiro de llanero enamorado, la humedad del llanto de una madre en Maiquetía. Caracas, el reino de la empanada de carne mechada y de la arepa frita con hueco. La ciudad marica-homofóbica. La tarima de tierra en la que nació una historia de amor unidireccional frustrada por mí. La Caracas con cara de mujer bonita. La Caracas con la espalda del Ávila. La ciudad transgénero. La aldea que te termina sacando del closet (de todos), una y otra vez.
submitted by ImViTo to vzla [link] [comments]


2018.03.17 16:04 master_x_2k Gestación 4

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Gestación 4______________________

Sentí un escalofrío. Una parte de mi deseaba haber pensado en conseguir un teléfono móvil desechable. No tenía un cinturón para llevar cosas, pero la sección de armadura con forma de pala que colgaba sobre mi columna escondía un juego de jeringuillas con epinefrina, un bolígrafo y un bloc de notas, un spray de pimienta pensado para ser usado como llavero y una bolsa sellada con polvo de tiza. Podría haber metido un teléfono móvil ahí atrás. Con un teléfono, podría haber alertado a los héroes de verdad del hecho de que Lung pensaba ir con un grupo de sus sicarios a disparar a niños.
Al menos, eso es lo que había oído. No podía creerlo, y estuve dándole vueltas a las palabras en mi cabeza buscando un contexto diferente que le diera sentido. No era el hecho de que él fuera a hacerlo. Simplemente me costaba hacerme a la idea de que alguien hiciera algo así.
Lung respondió a una pregunta de uno de los miembros de su banda, cambiando brevemente a otro idioma. Agarró el brazo de uno de sus secuaces y lo retorció hasta un ángulo en el que podía ver el reloj del tipo, así que deduje que le importaba la sincronización o cuándo se pondrían en marcha. El sicario al que Lung había retorcido el brazo hizo una mueca de dolor cuando le soltó, pero no se quejó.
¿Que se suponía que tenía que hacer? Dudaba que pudiera encontrar algún lugar en los Muelles donde fueran a dejarme entrar y usar el teléfono. Si iba al Paseo Marítimo, dudaba que fuera a encontrar algún lugar que siguiera abierto, y no tenia dinero suelto para usar una cabina. Eso había sido otro error que tendría que corregir la próxima vez que saliera. Teléfono móvil, dinero.
Un coche paró y tres hombres más vestidos con la ropa de la banda bajaron y se unieron a la multitud. Poco después, el grupo – veinte o veinticinco en total – empezó a andar hacia el norte, pasando por debajo de mí al caminar calle abajo.
Me había quedado sin tiempo para considerar mis opciones. Por mucho que me costase admitirlo, solo había una opción de la que no me arrepentiría. Cerré los ojos y me centré en cada bicho en el barrio, incluyendo el considerable enjambre que había reunido de camino a los Muelles. Tome el control de cada uno de ellos.
Atacad.
Estaba lo bastante oscuro que sólo podía saber donde estaba el enjambre con mi poder. Eso significaba que no podía ignorar al enjambre si quería tener alguna idea de qué estaba pasando. Mi cerebro se llené de una cantidad horrible de información, mientras sentía cada mordisco, cada picadura. Según los miles de insectos y arácnidos pasaban por encima y alrededor del grupo, casi podía ver los perfiles de cada persona, solo sintiendo las formas de las superficies en las que los bichos se movían, o las zonas que la plaga no ocupaba. Me centré en mantener a las especies más venenosas a ralla por ahora. –No necesitaba a ningún matón alérgico entrando en shock anafiláctico por el picotazo de una abeja o sufriendo problemas graves por el mordisco de una araña reclusa parda.
Sentí el fuego a través del enjambre antes de darme cuenta de qué estaba viendo con mis ojos. Mi poder me dijo que los insectos reconocían el calor, pero ni siquiera tuve tiempo de bloquear los instintos puestos en marcha por el fuego antes de que el daño estuviera hecho. Los primitivos procesos de pensamiento de mis bichos fueron reducidos a confusos impulsos de huir y de perseguir el calor. Desde mi posición elevada, pude ver a Lung arremetiendo con chorros de fuego desde sus manos, dirigiéndolos al cielo.
Suprimí una risa. ¿Eso era todo lo que podía hacer? Ordené al enjambre que se reuniera, para que aquellos que no estuvieran ya mordiendo y picando estuvieran en medio de la pandilla. Si quería dirigir sus llamas al enjambre, tendría que prender fuego a su propia gente.
El aire caliente y el olor me dieron información suficiente, a través de mis insectos, para saber dónde estaba Lung entre la multitud. Respiré hondo, y mandé a las reservas. Cogí una parte de las especies venenosas que había mantenido en espera y la dirigí a Lung. Un puñado de abejas, avispas, y unas cuantas de las arañas más venenosas, como viudas negras o reclusas pardas, y docenas de hormigas de fuego.
Se curaba rápido cuando su poder estaba en funcionamiento. Todo lo que había leído online decía que la gente con poderes curativos aguantaban sin problemas los efectos de los venenos y las drogas, así que sabía que tenia que llenarle con suficiente veneno como para sobrepasar ese aspecto de su poder. Además, era un tipo grande, pensé que podría aguantarlo.
Por la información que podía sacar de mis bichos, Lung ya tenia quizás un cuarto de su cuerpo cubierto de armadura. Secciones triangulares de placas metálicas de armadura estaban atravesando su piel, donde continuaban creciendo y solapándose hasta que era casi impenetrable. Si no lo eran ya, sus dedos se volverían como hojas afiladas o garras de metal.
Sentí un placer sádico mientras organizaba el ataque contra Lung. Indiqué a los insectos voladores que atacaran su cara. Con disgusto, centré a las hormigas y arañas en… otras partes vulnerables. Hice lo que pude para ignorar la información que venia de ese ataque en particular, porque definitivamente no quería el mismo tipo de mapa topográfico que el enjambre me había dado hace un minuto. Lung eran malas noticias, y le necesitaba fuera de juego tan pronto como fuera posible. Eso significaba golpear duro.
Lógica aparte, si sentí una punzada de culpa por disfrutar del dolor de otra persona. Acallé ese momento de remordimientos recordándome que Lung había llevado la tragedia, la adicción y la muerte a innumerables familias. Había estado planeando matar niños.
Lung explotó. No metafóricamente. Explotó en una oleada de fuego que prendió sus ropas, varios trozos de basura y a uno de sus hombres en llamas. Casi todos los bichos en su proximidad murieron o quedaron lisiados por la oleada de calor extremo. Desde mi punto de vista en el tejado, vi cómo se volvía una bomba humana por segunda vez. La segunda explosión convirtió su ropa en harapos e hizo a su gente salir corriendo buscando cobertura. Salió del humo con sus manos ardiendo como antorchas, con las escamas plateadas que cubrían casi un tercio de su cuerpo reflejando las llamas.
Mierda, mierda, mierda. ¿Era ignífugo? ¿O lo bastante hábil usando el fuego como para prender el aire a su alrededor sin quemarse? Los pocos trozos de ropa que le cubrían estaban ardiendo, y el fuego lamia sus manos y bailaba alrededor de ellas sin que pareciera importarle.
Rugió. No era el rugido monstruoso que uno podría esperar, si no un sonido muy humano de ira y frustración. Por humano que sonara, sin embargo, sonaba fuerte. Por toda la calle, luces y linternas se encendieron como respuesta a las explosiones y al rugido. Incluso vi un par de caras asomándose por las ventanas para ver la acción. Idiotas. Si el próximo ataque de Lung rompía algún cristal, podrían salir heridos.
Desde donde estaba agachada en el lateral del tejado, mandé a algunos de los insectos más inofensivos a atacar a Lung. Arremetió con el fuego en cuanto empezaron a trepar por él, que es más o menos lo que esperaba. Estaba consiguiendo matar a la mayoría de los bichos con cada fogonazo, y conociendo lo que conocía de sus poderes, sabía que sus llamas solo se volverían más grandes, más calientes y más peligrosas.
En una pelea típica, podías suponer que alguien se volvería más débil según se alargara la lucha. Recibirían sus golpes, se cansarían, gastarían sus trucos. Con Lung, era todo lo contrarío. Me encontré lamentando haber utilizado solamente un número relativamente pequeño de los bichos más venenosos, porque estaba claro que lo que había usado no estaba teniendo mucho efecto. El no tenía idea de dónde estaba yo, así que pensé que aún tenía ventaja, pero mis opciones y el número de bichos en mi enjambre se estaban acabando. A pesar de mi alegría de antes, ya no estaba segura de poder ganar esto.
Suspiré a través de los dientes, muy consciente de que el tiempo se agotaba. En poco tiempo, Lung prendería fuego al bloque de edificios, hecho inmune a las mordeduras y picaduras en general, o destruiría todo mi enjambre. Tenia que ponerme creativa. Tenía que ponerme más cruel.
Centré mi atención en una avispa solitaria, y la piloté alrededor de la espalda de Lung, por detrás de la cabeza y luego la hice rodear su cara e ir directamente a su globo ocular. La avispa tocó la pestaña, y él parpadeó antes de que pudiera dar en el blanco. Como consecuencia, el aguijón solamente se hundió en su párpado, lo que provocó una nueva explosión de fuego y un grito de rabia.
De nuevo, pensé. Una abeja en esta ocasión. No estaba segura de si acabaría consiguiendo parpados blindados, pero tal vez podría usar las picaduras para hacer que sus ojos se hincharan y no pudiera ver. No sería capaz de luchar si no podía ver.
Esta vez la abeja alcanzó su objetivo, hundiendo el aguijón en el globo ocular de Lung. Me sorprendió el hecho de que no se quedara enganchada o muriera, así que hice que la abeja picara otra vez, y esta vez las púas hicieron que se enganchara en la piel de la esquina de su ojo, al lado de la nariz. La abeja murió esta vez, dejando algunos órganos minúsculos y un saco de veneno colgando del aguijón.
Esperaba que estallara de nuevo. No lo hizo. En su lugar, se prendió fuego, de la cabeza a los pies. Esperé un momento, preparada para atacar con la siguiente avispa en el momento en que bajara la guardia, pero a medida que pasaban los segundos, me di cuenta que no estaba planeando apagarse. Se me hundió el animo.
Seguramente estaba quemando todo el oxígeno a su alrededor. ¿No necesitaba respirar? ¿Qué demonios era la fuente de combustible para el fuego?
De pie en la calle, se dio la vuelta, buscándome, con las llamas que lamían y rodaban sobre su cuerpo dando luz donde sólo había habido oscuridad. De repente, se encorvó. Me pregunté si – esperé que – las diferentes toxinas y venenos en su sistema hubieran hecho su trabajo. Entonces su espalda se separó en dos. Un hueco carnoso apareció a lo largo de su columna vertebral, seguido de una erupción de largas escalas metálicas por toda la brecha. Después de erizarse por unos momentos, las escamas cayeron en posición pegadas al cuerpo como fichas de dominó cayendo. Se puso de pie y se estiró, y podría haber jurado que era treinta centímetros más alto, ahora con una columna vertebral reforzada de metal.
Aún en llamas, de la cabeza a los pies.
Si el ‘constantemente en llamas’ había inclinado la balanza de la lucha hasta volverla inútil, viendo a Lung crecer y parecer más fuerte que nunca me había empujado hasta el punto de estar asustada. Empecé a pensar en una estrategia de salida. Racionalmente, pensé, los hombres de Lung estaban esparcidos a los cuatro vientos y probablemente estaban en bastante mal estado. Independientemente de lo que Lung hubiera estado planeado para esta noche, era muy probable que no fuera a ser capaz de llevar a cabo cualquier plan que hubiera tenido antes de este desastre. Más o menos había logrado lo que necesitaba, y pensé que podía correr y encontrar una manera de ponerme en contacto con el CGP por si acaso.
Ese era el punto de vista racional. Dejando las justificaciones de lado, sólo quería irme, en ese instante. Si la cosa se alargaba y me quedaba donde estaba, había una posibilidad muy real de que Lung daría pruebas al rumor de que podrían crecerle alas, y en ese momento sin duda me vería.
Lung estaba de espaldas a mí, así que me levanté, poco a poco. Agachándome, retrocedí para huir hacia la escalera de incendios, vigilando a Lung con cuidado mientras ponía el pie en la grava del tejado.
Como si acabara de disparar un arma de fuego, Lung se dio la vuelta para mirarme. Uno de sus ojos era sólo una línea brillante detrás de su máscara, pero el otro era como una esfera de metal fundido.
Un rugido victorioso llenó el aire, menos humano que el quejido que había soltado antes, y sentí una especie de resignación. Audición mejorada. El paquete de poderes que el bastardo conseguía con su transformación incluía audición sobrehumana.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.08.15 07:49 Subversivos .........Y mato porque me toca.

El relato del crimen que transportó a este país hacia las regiones mentales más frías de los asesinos anglosajones en serie comienza cuatro años antes del 30 de abril de 1994, noche en la que un estudiante de tercero de Químicas, de 22 años, y otro de tercero de B.U.P., de 17, eliminan a un hombre con 20 puñaladas porque lo exigía el guion del juego que ellos mismos inventaron.
LOS SUCESOS DE EL PAÍS ... Y mato porque me toca Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extraídos del libro Los sucesos de EL PAÍS, publicado en 1996 como parte de la conmemoración de los 20 años del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Históricas firmas del periódico, como Rosa Montero, Juan José Millás o Jesús Duva desmenuzan algunos de los crímenes que han marcado la reciente Historia de España, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
Cuatro años antes de aquella madrugada, en un campo de fútbol del barrio madrileño de Chamartín, Félix Martínez, un niño de oc­tavo de E.G.B., se embelesa con los gritos desde la grada de un chaval cinco años mayor, ojos azules detrás de gafas gruesas, metro noventa sobre el nivel del suelo, moreno y desgarbado en el andar. Félix se le acerca creyendo que declama nombres de personajes del juego del rol, el invento que surgió a finales de los sesenta en Estados Uni­dos y conquistó en forma de negocio las papelerías españolas en la década de los noventa. Varias fichas, un tablero, una historia inven­tada y unos roles, interpretaciones o arquetipos que se adjudica a ca­da participante. Inteligencia, fantasía y tiempo libre para probarlas. Ordena y manda la figura del rol master.
A Félix no le gustaba ningún deporte, ni siquiera le apasionaba el cine, ni las chicas –su primera relación amorosa la tendría dos años después–, ni las motos, ni la ropa, ni los estudios. Tan sólo leer, a ser posible historias paranormales, escribir poemas y jugar al rol.
Félix se iba a llevar una sorpresa. Allí tenía un posible compañe­ro de Rol gritando aparentemente nombres de personajes. ¿A qué es­peraba para conocerlo? El chico de E.G.B. aborda por fin al miope de ojos azules y le pregunta si también sabe jugar al rol. Dos trage­dias se dieron la mano.
MÁS INFORMACIÓN ... Y mato porque me toca Todo lo publicado en El País sobre el caso 2008: Javier Rosado, el asesino del rol obtiene el tercer grádo 1999: Félix Martínez se rehabilita en un piso de estudiantes La de Félix, fácil de resumir: nunca tuvo hermanos, su padre ge­nético murió drogadicto y enfermo de sida cuando el niño cumplía un año, la madre mexicana, también drogadicta, conoció a su padre adoptivo cuando el chaval cursaba segundo de E.G.B. y se separaría cuatro años más tarde. Félix conocería entonces el cariño incondi­cional del nuevo padre y el desbarajuste colegial de todos los maes­tros por los que iba pasando, ya fueran de Madrid, Ibiza o La Rio­ja, según adjudicaran su estancia al lado de la madre o del padre. «Nunca hubo paz, eso no era una familia», confesaría el chico. La madre muere también de sida dos años antes del crimen y dos años después del encuentro con Javier en el campo de fútbol.
Félix, un carácter inseguro, nunca líder ni siquiera de sí mismo, lector empedernido, conoce en aquel campo a otro lector más empe­dernido, un fulano con una seguridad en sí mismo extraordinaria, alguien con frases del tipo «las mejores drogas están en la cabeza de uno», solitario, bien educado, taciturno y didáctico: Javier Rosado Calvo, vecino de Félix en una calle de Chamartín donde los pisos de cien metros cuadrados cuestan hasta 30 millones de pesetas de los años noventa. El del padre adoptivo de Félix, empleado en una empresa de máquinas tra­gaperras, era tan sólo alquilado.
Javier gritaba en las gradas varios nombres pero, para sorpresa del chiquillo, aquel tipo encorvado no sabía jugar al Rol. El chasco duró sólo un segundo, porque las palabras del otro llevaban un significado aún más atractivo y profundo que el del simple juego: eran nombres, pasajes, del gran novelista de literatura fantástica H. P. Lovecraft, el genio de principios de siglo cuyos relatos de tumbas, castillos temblorosos, sueños, monstruos y nieblas llegan cargados de frases tipo: «Los hombres de más amplio intelecto saben que no existe una verdadera distinción entre lo real y lo irreal; que todas las cosas aparecen tal como son tan sólo en virtud de los frágiles senti­dos físicos [...]». H. P. Lovecraft, la pasión confesa de Javier.
«Desde que conocí a Javier y me metió en su mundo», reconoció Félix en sus exploraciones psiquiátricas y psicológicas a raíz del cri­men, «todo cambió para mí, encontré otro tipo de pensamientos le­jos de los vulgares de cada día, cambió mi interior, me entregué a es­te tipo de filosofía que era apasionante, aún me sigue pareciendo apasionante, Javier se convirtió para mí en un ser extraordinario muy superior al hermano mayor que nunca tuve, me dejé arrastrar por él [...]. Al cabo de un tiempo llegué a hablar como él y a hacer gestos como él. Él hablaba mucho mejor que yo, mis ideas me las re­batía con facilidad [...]. Todo el mundo era estúpido para él, pero yo creo que yo para él no era estúpido».
Y Javier, la otra cara de la tragedia, encontró en Félix el público de banderita y trompeta que necesitaba su egolatría, el hermano pe­queño que tampoco tuvo, porque su único hermano, un año mayor, más fuerte, vencedor en las disputas físicas, apenas se trataba con Javier. Félix sería el discípulo predilecto de una filosofía alimentada con cuatro obras de Friedrich Nietzsche, Edgar Allan Poe o Stephen King mal mezcladas y otras tantas decenas seudoliterarias, peor di­geridas.
Durante una convalecencia por lesión en una pierna, Félix le lle­va un juego del rol y Javier aprende a jugar. Al poco tiempo el en­fermo crea Razas, un juego basado en el rol. La humanidad se di­vide en 39 razas o arquetipos que él ha inventariado basándose en personajes y nombres novelescos prestados por Lovecraft. Las razas, diría Javier, son ideas humanas llevadas al extremo. La raza 37 corresponde a los psicólogos, la 25 a las mujeres, la 22 al hombre, la 1 al bien y la 7 al mal. Cuando los psiquiatras le preguntan si jugaba al Rol, hay veces en que Javier llega a enojarse y dice que su juego era mucho más importante que el rol; era Su Obra, una «filosofía total» a la que había dedicado más de mil páginas y de la que espe­raba escribir un libro.
Hasta la noche del crimen, Javier pasa por un tipo normal, sin traumas perceptibles ni siquiera por su familia. Su padre, ingeniero industrial, solía jugar al ajedrez con él, su madre, enfermera, le sa­naba las heridas, y su hermano, compañero repetidor en tercero de Químicas, aseguraba que a Javier le bastaba con asistir a clase para aprobar.
Javier no era un joven de inteligencia superdotada, en eso coinci­den profesores y psiquiatras, pero disponía de la justa para creerse con mucha, para ganar un concurso de ajedrez en la cárcel y no disimular el orgullo o para impresionar a cuatro chavales del barrio menores que él. En los dos primeros cursos de Químicas consiguió seis aprobados, dos notables y un sobresaliente. Un expediente bueno, sin más.
Personalidad, conocimientos y edad suficiente, en cualquier caso, para erigirse en Master, líder de la banda del rol, que entre bromas y veras planeó matar la madrugada del 30 de abril a la primera víctima de lo que iba a ser una serie de crímenes. Los otros dos chava­les, Javier Hugo E. S. y Jacobo P., de 17 y 18 años respectivamente, fueron encausados por conspiración para el asesinato. A Jacobo le preguntó la policía por las normas de Razas y contestó que no había normas concretas como en el fútbol: «Se trata de sobrevivir en un mundo imaginario». Unas veces había que impedir la llegada a puerto de un barco, otras, era preciso destruir una ciudad y en al­gunas ocasiones se trataba de asesinar a alguna mujer que traicionó a su raza. Todo sobre la mesa.
Jacobo declaró que cuando Javier y Félix le llevaron al descampado donde habían eliminado a un hombre y se lo confesaron, él lo tomó como una fantasmada. Javier y Félix se vanagloriaban de aquello y lo equipararon al crimen de las setenta puñaladas, perpe­trado cerca de su barrio.
Empieza el juego
Un mes antes de la noche del 30 de abril, El País publicaba el hallazgo del cadáver de un hombre con unas setenta puñaladas y los ojos sacados. La noticia no causó otro efecto en los presuntos asesi­nos que el de animarles. A partir de ahora el tablero iba a adquirir la forma de toda la ciudad, con sus cuestas, sus descampados tene­brosos, sus personajes hundiéndose en la noche; las fichas serían pu­ñales y para moverlas vendría mejor usar guantes de látex que Ja­vier tomaría de sus clases de prácticas en la facultad; las reglas, sin límite.
Félix contó a los psiquiatras: "Yo creo que todo empezó a pla­nearlo [Javier] con decisión a raíz de un libro concreto de Lovecraft: Ciclo de aventuras oníricas de Randolph Carter, y en especial el capí­tulo "A través de la llave de plata", pasaje en el que un hombre se cansó del mundo y empezó a dedicarse a sus sueños hasta que al fi­nal estos sueños invadieron su propia realidad».
Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. Carlos Moreno, la víctima del asesino del rol Javier Rosado. La realidad invadida puede ser la de un hombre casado como Carlos Moreno, con tres hijos y amigo de una viuda también con tres hijos, con la que había pasado la noche. Carlos visitaba desde hacía cinco años la casa de su amiga Modesta L., de 51 años, desde las diez hasta la una de la madrugada. Nunca pensó en separarse, ni Mo­desta se lo pidió, ni su mujer ni sus hijos, conscientes de la relación, lo obligaron. Los viernes Carlos salía más tarde de aquella casa y aquel viernes de abril salió a las tres. Si cobraba su nómina de 60.000 pesetas, montaba en taxi hasta la otra punta de la ciudad. Y si no, el búho, que es como se conoce en Madrid a la línea de autobuses nocturnos. La noche del crimen Carlos llevaba las 60.000 pe­setas en el bolsillo, pero optó por el autobús. Y en la parada encon­tró a los admiradores de Lovecraft dispuestos a soñar sus pesadillas.
El crimen perfecto exigía, según Henry, el psicópata de la pelícu­la Retrato de un asesino, un desconocimiento total de la víctima, ningún móvil, nada. Ya lo habían avanzado la novelista Patricia Highsmith y el director Alfred Hitchcock en Extraños en un tren: si un desconocido mata a mi esposa y yo a su madre, nadie ha de sos­pechar nada; en principio.
Así que ahí llegan los dos, Javier y Félix, en busca de una vícti­ma a la que nunca han visto. El escenario no podía ser más propi­cio. Un descampado de risco y pastizal, una casa desvencijada en medio de un llano, de esas que parecen existir sólo en días de vien­to, una luna de miedo y una parada de autobús, como un oasis sin nadie.
Para acercarse a los hechos valga el diario de Javier Rosado, un texto sin precedentes en la historia criminal de España:
«Salimos a la 1.30. Habíamos estado afilando cuchillos, preparán­donos los guantes y cambiándonos. Elegimos el lugar con precisión.»
«Yo memoricé el nombre de varias calles por si teníamos que sa­lir corriendo y en la huida teníamos que separarnos. Quedamos en que yo me abalanzaría por detrás mientras él [por Félix] le debilita­ba con el cuchillo de grandes dimensiones. Se suponía que yo era quien debía cortarle el cuello. Yo sería quien matara a la primera víctima. Era preferible atrapar a una mujer, joven y bonita (aunque esto último no era imprescindible pero sí saludable), a un viejo o a un niño. Llegamos al parque en que se debía cometer el crimen, no había absolutamente nadie. Sólo pasaron tres chicos, me pareció de­masiado peligroso empezar por ellos [...]. En la parada de autobús vimos a un hombre sentado. Era una víctima casi perfecta. Tenía ca­ra de idiota, apariencia feliz y unas orejas tapadas por un walkman.»
«Pero era un tío. Nos sentamos junto a él. Aquí la historia se tornó ca­si irreal. El tío comenzó a hablar con nosotros alegremente. Nos con­tó su vida. Nosotros le respondimos con paridas de andar por casa. Mi compañero me miró interrogativamente, pero yo me negué a ma­tarle.»
Félix no supo explicar después por qué Javier le perdonó la vida. Y el otro nunca lo contó.
«Llegó un búho y el tío se fue en él [...].»
«Una viejecita que salió a sacar la basura se nos escapó por un minuto, y dos parejitas de novios (¡maldita manía de acompañar a las mujeres a sus casas!).»
«Serían las cuatro y cuarto, a esa hora se abría la veda de los hombres [...]. Vi a un tío andar hacia la parada de autobuses. Era gordito y mayor, con cara de tonto. Se sentó en la parada.»
« [...] La víctima llevaba zapatos cutres y unos calcetines ridícu­los. Era gordito, rechoncho, con una cara de alucinado que apetecía golpeada, y una papeleta imaginaria que decía: "Quiero morir". Si hubiese sido a la 1.30 no le habría pasado nada, pero ¡así es la vida!»
«Nos plantamos ante él, sacamos los cuchillos. Él se asustó mirando el impresionante cuchillo de mi compañero. Mi compañero le mira­ba y de vez en cuando le sonreía (je, je, je).»
Félix alegó dos meses después ante la policía que se encontraba algo bebido y que le daba miedo desobedecer a su amigo.
«Le dijimos que le íbamos a registrar. ¿Le importa poner las ma­nos en la espalda?, le dije yo. Él dudó, pero mi compañero le cogió las manos y se las puso atrás. Yo comencé a enfadarme porque no le podía ver bien el cuello.»
«Me agaché para cachearle en una pésima actuación de chorizo vulgar. Entonces le dije que levantara la cabeza, lo hizo y le clavé el cuchillo en el cuello. Emitió un sonido estrangulado. Nos llamó hi­jos de puta. Yo vi que sólo le había abierto una brecha. Mi compañero ya había empezado a debilitarle el abdomen a puñaladas, pero ninguna era realmente importante. Yo tampoco acertaba a darle una buena puñalada en el cuello. Empezó a decir "no, no" una y otra vez. Me apartó de un empujón y empezó a correr. Yo corrí tras él y pude agarrarle. Le cogí por detrás e intenté seguir degollándole. Oí el desgarro de uno de mis guantes. Seguimos forcejeando y rodamos. "Tíralo al terraplén, hacia el parque, detrás de la parada de auto­bús. Allí podríamos matarle a gusto", dijo mi compañero. Al oír es­to, la presa se debatió con mucha más fuerza. Yo caí por el terraplén, quedé medio atontado por el golpe, pero mi compañero ya había ba­jado al terraplén y le seguía dando puñaladas. Le cogí por detrás pa­ra inmovilizarle y así mi compañero podía darle más puñaladas. Así lo hice. La presa redobló sus esfuerzos. Chilló un poquito más: "Jo­putas, no, no, no me matéis".»
«Ya comenzaba a molestarme el hecho de que ni moría ni se de­bilitaba, lo que me cabreaba bastante [...]. Mi compañero ya se ha­bía cansado de apuñalarle al azar [...].»
«Se me ocurrió una idea espantosa que jamás volveré a hacer y que saqué de la película Hellraiser. Cuando los cenobitas de la pelí­cula deseaban que alguien no gritara le metían los dedos en la boca. Gloriosa idea para ellos, pero qué pena, porque me mordió el pulgar. Cuando me mordió (tengo la cicatriz) le metí el dedo en el ojo [...].»
«Seguía vivo, sangraba por todos los sitios. Aquello no me impor­tó lo más mínimo. Es espantoso lo que tarda en morir un idiota [...].»
Carlos Moreno Fernández fue un idiota que trabajó desde los ocho años como aprendiz de relojero, un obrero que con el oficio más que aprendido se quedó en paro desde hacía nueve años y padeció de nervios hasta que su esposa lo colocó en la empresa de limpieza El Impecable Ibérico, probablemente un nombre estúpido también; Carlos Moreno Fernández fue un idiota que no consintió jamás la entrada de un fontanero, un albañil o un electricista en casa porque él solo se bastaba para arreglarlo todo, un hombre idiota que a fuer­za de trabajo había conseguido dinero para educar a sus tres hijos, que sabía cocinar y le encantaba cuidar flores, un hombre que huía de los televisivos «Quién sabe dónde», «Su media naranja» y «Códi­go Uno», porque le parecían «programas para marujas». Un hom­bre. Con sus aspiraciones a corto y largo plazo, sus pequeños y gran­des recuerdos, reducidos a un charco y un bulto entre las piedras.
«Vi una porquería blanquecina saliendo del abdomen y me dije: “Cómo me paso” [...].»
«A la luz de la luna contemplamos a nuestra primera víctima. Sonreímos y nos dimos la mano [...]»
«No salió información en los noticiarios, pero sí en la prensa, El País, concretamente. Decía que le habían dado seis puñaladas entre el cuello y el estómago (je, je, je). Decía también que era el segundo cadáver que se encontraba en la zona y que [el otro] tenía 70 puña­ladas (¡qué bestia es la gente!) [...]»
«¡Pobre hombre!, no merecía lo que le pasó. Fue una desgracia, ya que buscábamos adolescentes y no pobres obreros trabajadores. En fin, la vida es muy ruin. Calculo que hay un 30% de posibilida­des de que la policía me atrape. Si no es así, la próxima vez le toca­rá a una chica y lo haremos mucho mejor.»
Como no había nada que lamentar, sino todo lo contrario, la ha­zaña corrió de boca en boca entre la banda del rol. Así hasta que se enteró un amigo de ellos que se lo contó en confesión a un cura, des­pués al padre, y el padre lo puso en conocimiento de la policía.
Batallones de periodistas y psiquiatras comenzaron sus investiga­ciones. Nunca hasta este entonces se había dado en España un caso semejante.
Pascual Duarte, el genuino personaje de Camilo José Cela, co­menzó sus fecharías porque pensó que la perra le miraba mal. De un tiro la mató.
El ejecutivo rico, vacío y psicópata que protagoniza la novela del estadounidense Bret Easton Ellis narra con algunos años de antela­ción a Javier y con parecida frialdad su asesinato del mendigo: «Luego le corto el globo ocular... y él empieza a gritar cuando le cor­to la nariz en dos, lo que hace que la sangre me salpique un poco». El ejecutivo producto de la ficción contaba con el móvil filosófico de que los perdedores no cuentan en esta vida. El existencialista de El extranjero que inmortalizó Albert Camus en 1942 mató porque le atormentaba el calor, el resplandor insoportable del mar. A Javier y a Félix sólo les movió el juego.
Siete meses después del crimen, Félix Martínez, el compañero del autor del diario, declaró al psiquiatra José Cabreira, del Instituto Na­cional de Toxicología: «Después de leer todos los artículos de prensa que han hablado de nosotros, todo me parece basura periodística exagerada para distraer a la opinión pública de otras cosas más im­portantes. En particular se ha exagerado con el diario de Javier, en el que yo sé que lo que escribió estaba muy exagerado y fantaseado, es­cribió lo que él cree que pasó y en él es donde me inculpa. Además lo escribió muy deprisa, en dos o tres días, enseñándoselo luego a ami­gos comunes».
Javier también culpa a la prensa de su situación. Ninguno de los dos amigos ha hablado con rencor del otro. «Le llegué a idealizar», confesó Félix, «ése fue mi error y otro error, dejarme llevar demasiado». Para después añadir sin reparos: «Me dejé engañar, era cons­ciente de que me dejaba llevar, pero siempre aprendía algo».
Un monstruo
Félix sigue teniendo la impresión de que su amigo era un su­perdotado: «Javier es casi un inútil, alérgico, miope, con diarreas... Tiene de todo, incluso un estómago que es un caso único... Sin embargo en la parte mental es un monstruo... ».
Con un monstruo así era imposible que la policía los descubriese.
La banda confiaba en el Master, aunque no sabían que habían deja­do intactas las 60.000 pesetas en la chaqueta del idiota, con lo cual, la policía empezó a descartar el móvil del robo.
Nada más asesinarlo, Javier dedicó una ficha a Carlos con el nombre de Benito, el mismo que un profesor de Químicas. Lo dibu­jó con su bigote, con la bolsa donde guardaba su mono de trabajo, y puntuó sus cualidades: Fuerza 8, Poder 6, Carisma 4, Inteligencia 6, Tamaño 15, Voluntad 16.
Había que proseguir rellenando fichas, más cadáveres sobre la tumba del tablero, homicidios en serie, con la perseverancia de Jack el Destripador o sus secuaces anglosajones. Cuando fueron detenidos se disponían a salir de nuevo de cacería con los guantes de látex. Pe­ro a sus espaldas olvidaron una cosecha de pruebas. Restos de guan­tes en la cara del idiota, el reloj de Félix perdido en la pelea, el diario, el famoso diario en casa. Cuando la policía detuvo a Javier aún lleva­ba el dedo vendado que aseguró en el diario haberse herido al meter­lo en la boca del idiota. Se encaminaba a la casa de Félix, a veinte me­tros de la suya, con un paquete de guantes en la mano. Félix se derrotó enseguida, lo que en lenguaje policial significa ni más ni me­nos que reconoció todo. Entre sollozos declaró que el plan consistía en matar esa noche tórrida del 5 de junio a una chica y para eso los guantes. Pero Javier no se arredró ni por los agentes de la brigada de la Policía Judicial de Madrid, ni por las pruebas que le colocaban de­lante de su considerable nariz, ni por la lectura en vivo del diario.
–¡Dios mío, no puedo creer que yo haya hecho eso! Tengo la du­da de que sea verdad o ficticio.
–Si a las cuatro de la mañana –le preguntaba el policía– no esta­bas dando 20 puñaladas a un hombre, ¿qué hacías?
–Creo que estaba jugando al ordenador, no recuerdo bien. Después de los agentes llegó el batallón de psiquiatras a la cárcel.
Cada uno con sus entrevistas, con parecidas preguntas y distintas conclusiones. Si estaban locos, ningún crimen podría imputárseles; y si no, la condena sería por homicidio. Psicóticos o psicópatas, ése era el dilema.
Los psicóticos no son responsables de sus actos, los psicópatas, sí.
Los primeros se libran de cualquier condena, los segundos no. En el psicótico no existe conciencia del yo, en el otro, sí.
Los padres de Javier Rosado contrataron los servicios del profe­sor de Psiquiatría Forense de la Universidad Complutense de Ma­drid José Antonio García Andrade. El doctor se quedó extrañado de que su cliente declarase un cariño enorme por su padre, al tiempo que desconocía su edad y profesión. De la madre decía que trabaja­ba de ATS porque de vez en cuando le sanaba alguna herida.
Le confesó a García Andrade que de entre las razas, la que más le ha influido, la que más se asemeja a su persona es Cal, a quien de­finió como «un niño frágil, a veces una mujer rubia, que emana tal sufrimiento que es difícil acercarse a ella, aunque es peor cuando sonríe o tiene la cara machacada». Y aseguró: «Sin Cal yo no sería lo que soy. Con él aprendí a aprender. Lo conocí en 1988; Cal es do­lor; el bendito sufrimiento; ama los cuchillos, los objetos punzantes o cualquier cosa que pueda producir dolor, aunque lo que más le fas­cina es el dolor del alma».
De Cal aprendió Javier su simple teoría sobre la vida: «Aprender a usar el dolor es disfrutado como el placer. El dolor de los puntos de sutura que me dieron en la rodilla cuando tuve un accidente es mayor que el orgasmo con una mujer. El dolor es mejor que el pla­cer y más barato. La gente confunde al cenobita con el masoquista, pero no son lo mismo; éste disfruta siendo humillado y al someter­se, pero el cenobita disfruta al sufrir, porque con el dolor saca conocimiento. Cal dice que cometió el crimen del que se me acusa. Lo ha­ce para dañarme, para enseñarme, para causarme pena, desespera­ción, pero Cal no mata, sólo tortura».
¿Loco o actor? El 8 de octubre de 1994 le reveló a García Andra­de que el primer golpe a la víctima fue con un cuchillo pequeño de conchas naranjas. Le dio en el mentón y en la cara anterior del cue­llo y señaló el movimiento de su víctima bajando la cabeza hacia el tórax. García Andrade le hizo ver que este dato no venía en los pe­riódicos. Javier sintió miedo por primera vez, al menos, eso es lo que el forense contratado por su familia reseñó. «Estoy al borde de la lo­cura, necesito ayuda», cuenta el psiquiatra que dijo Javier, «es ver­dad, esto no venía en la prensa. Hay veces en que yo no miro, no veo, no siento, no huelo, no me fijo, no es una mente, es una máquina, tienes que hacer una cosa y la haces. Eso ocurrió».
En ese momento de la entrevista solicitó que se le sometiese al Suero de la Verdad, y se sumergió, según Andrade, en una gran an­gustia.
¿Loco o actor? Para el psiquiatra contratado por su familia, Ja­vier está loco, por tanto no se le podría imputar delito alguno. García Andrade sostiene que este chico de «inteligencia de tipo medio, con buena capacidad de abstracción y de síntesis» padece una «es­quizofrenia paranoide, además de personalidad múltiple psicótica y amnesia disociativa». Psicótico pues, sin lugar a la condena, además de esquizofrénico y con problemas de memoria.
Para el doctor, el juego no fue la causa de sus enfermedades, si­no precisamente la máscara. Dos años después del crimen, Javier se­guía jugando a Razas en la cárcel.
Pero el dictamen de García Andrade no era más, ni menos, que un estudio de parte, es decir, algo que había que contrastar necesa­riamente con otros estudios.
La titular del juzgado de instrucción número cinco de Madrid encargó otro informe a las psicólogas adscritas a la clínica médico-forense de Madrid Blanca Vázquez y Susana Esteban.
Cuando Javier les empieza a hablar de su perro Atila dice: «El pe­rro es una magnífica persona, cuando lea la prensa ya sabrá él a lo que me refiero».
Javier se declara ratón de bibliotecas, con más de 3.000 volúme­nes en su casa, y las psicólogas corroboran que el preso cuenta con cierto bagaje de cultura fantástica, pero no sabe quién es Martin Luther King, por no hablar de temas corrientes como ecología o Ter­cer Mundo, de los cuales asegura desconocer todo.
El dilema
¿Loco o actor? El informe de las psicólogas lo califica de psicópata pero... «este diagnóstico implica un trastorno de personalidad que no afecta en absoluto a su capacidad de entender y obrar [...]. El sujeto sabe lo que quiere hacer y quiere hacerlo cuando lo hace». Por tanto, susceptible de condena.
El informe de las psicólogas es bastante más duro que el del psi­quiatra contratado por la familia. Para ellas, Javier Rosado jamás se ha creído ser una de sus razas, sino que las conoce y controla a su voluntad y siempre desde una perspectiva de observador. Y conclu­yen: «Se trata de un sujeto altamente peligroso [...]. Bajo circuns­tancias favorables podría cometer cualquier crimen violento y sádi­co. Odia a la sociedad y a las personas, con las que no se siente implicado más que de forma racional. Busca activamente reconoci­miento social».
Blanca Vázquez y Susana Esteban concluyen su estudio de 21 pá­ginas el 7 de octubre de 1994. Doce días después Juan José Carras­co Gómez y Ramón Núñez Parras, especialista en psiquiatría el pri­mero y médicos forenses ambos adscritos a los juzgados de la plaza de Castilla, presentan a petición de la juez otro estudio sobre Javier de 51 páginas. Ambos análisis, el de ellas y el de ellos, se habían efectuado de forma paralela a petición de la juez y de eso se queja­rían por escrito Carrasco y Núñez al entender que «los retests practi­cados en fechas cercanas pierden fiabilidad».
Unos y otras se encierran con el preso, visitan a sus familiares, analizan sus escritos y, al emitir sus dictámenes, se contradicen. Ca­rrasco y Núñez sostienen que cualquiera de las múltiples personali­dades de Javier «pueden tomar el control absoluto de la conducta». O sea, exento de penas.
Aunque también hacen reseñar los doctores que tanto su madre como su hermano mayor no habían observado antes del crimen nin­gún comportamiento en Javier sospechoso de tratamiento psiquiátrico. Ni alteraciones de memoria, ni manifestaciones de las distintas personalidades, ni soliloquios. Siempre fue muy estudioso, introver­tido y lector infatigable. Nunca pensaron que precisase de psicólogos, aunque una vez en la cárcel comenzaron a verle con trastornos serios en sus visitas.
En una de sus entrevistas los dos psiquiatras llegan a plantearse si Javier actúa en plan estratega, porque alguna vez les había ad­vertido que durante su estancia en prisión iba a resucitar a Wul, el estratega que estaba adormecido, para defenderse así de funciona­rios, médicos y otros presos.
Tras varias horas de entrevistas con el recluso y su familia, tras consultar las más de 1.000 páginas que Javier escribió sobre su jue­go, además de bibliografía y jurisprudencia sobre personalidad múltiple en Estados Unidos, Carrasco y Núñez concluyen que sus tras­tornos no están buscados conscientemente como coartada porque sería muy difícil de simular un cuadro clínico de tanta riqueza, ex­presividad y contenidos. Resumen: enajenación mental completa. En cuanto a las posibilidades de cura, «no existe ninguna cuya indica­ción sea garantía de una evolución favorable».
Sin embargo, Javier Saavedra, el abogado de la familia de la víc­tima, asesorado por psiquiatras especialistas en casos de múltiple personalidad, sostiene que Javier es un psicópata dueño de todos sus actos. «Si hubiera encontrado junto a la víctima a un guardia civil, un psicótico habría cometido el crimen igualmente, pero Javier Ro­sado, no: él discernía el peligro. El psicótico puede ver perturbados sus sentidos afectivos, pero no es frío como el psicópata.»
Carlos Fernández Junquito, médico psiquiatra del Hospital Ge­neral Penitenciario, vio a Javier como una persona con la afectivi­dad prácticamente abolida. «Cierto día, estando presente en la en­trevista la psicóloga de la Unidad, le dijo: "Puede usted quedarse, es como el teléfono".»
Pero el psiquiatra Fernández Junquito le diagnosticó el 18 de oc­tubre de 1994, en el informe más breve de los tres elaborados, es­quizofrenia paranoide, algo que desecharon otros doctores.
Para el letrado Saavedra, Javier Rosado no sólo está exento de cualquier tipo de esquizofrenia sino que se trata de un psicópata res­ponsable y consciente de todo lo que hizo: «El lenguaje del psicópa­ta es estructurado, racional y lógico, como el de Javier; los psicópatas_ son seres racionales, muy manipuladores, engañan mucho, ambicio­nan el poder y para ello se valen del lenguaje, mientras que el psi­cótico pasa del poder. En el momento en que lo cogieron no es un psicótico, aunque después haya desarrollado una psicosis».
Javier se consideró impotente ante los psiquiatras para saber si él había cometido el crimen. Aseguró que si intentara averiguarlo se podía declarar dentro de su cabeza una guerra civil entre las razas, como la que sufrió con 17 años: «Hubo una rebelión en COU que fue la guerra de los Maras... fue cuando tuve el desengaño amoroso, mi depresión, Mara contra Fasein». Para investigar sobre aquel cri­men dijo que tendría que atravesar pasillos de su cerebro muy peli­grosos, porque hay razas que no dejan pasar a nadie por allí.
El 22 de junio de 1994 Javier salió esposado de la cárcel de Val­demoro para que lo examinara en los calabozos de la plaza de Cas­tilla un forense. En el trayecto del furgón a la cárcel, un redactor de El País le preguntó:
–Javier, ¿te arrepientes de lo que has hecho?
–Yo no he hecho nada –contestó con la cabeza gacha para eludir las fotos–, yo no he hecho nada.
Uno de los guardias civiles que lo custodiaban le levantó la cabe­za agarrándolo por la nuca y le dijo:
– ¿Que no has hecho nada, cabrón?
En la cárcel, algunos presos mucho más fornidos que él le respe­tan y le temen por el halo de inteligencia que le ha otorgado la pren­sa y sus partidas de ajedrez.
Pero su compañero Félix fue a parar a un pabellón de adultos donde los otros presos, en un alarde de originalidad, lo han bautiza­do con el alias de Niño.
Los psiquiatras Carrasco Gómez y Núñez Parra señalan que a pe­sar de todo Félix seguía admirando a Javier y se mostraba interesa­do por lo nuevo que podía estar escribiendo su amigo en prisión sobre Razas. «Ahora seguro que utiliza la raza 17, Wul, y la 18, la serpiente de lengua bífida, que intenta convencer haciendo daño a otros, implicar a otros para salvarse él mismo ... y es posible que Fa­sein pueda cortarse los dedos, Fasein es el que se automutila, que aprende con el sufrimiento, que se va cortando los dedos y va apren­diendo ... »
Félix a veces también duda de su personalidad: «No estoy seguro de haberlo hecho... pero quizás no fuera yo en ese momento... esta­ba muy identificado con Javier... me he metido en un lío... [sollozos], de una broma de matar a alguien nunca pensé que fuera a suceder lo que sucedió».
Mientras esperaban la sentencia del juez, Javier seguía jugando a sus Razas, inventando alguna de ellas basada en la persona de un policía que le interrogó, y Félix se entretenía con poemas como este que escribió antes del crimen:
Quiero romper las cadenas de la muerte
y volar por estepas infinitas
con un caballo de alas marchitas
cantando con el grito de un demente.
Pasarán estaciones pequeñitas
en el ritmo incesante de mi mente
con mi amargo recuerdo tan caliente
soñarán las mujeres más bonitas.
Mas te recuerdo y en mi memoria gritas.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.07.18 11:19 Demofilo La poesía como herramienta. / 31. Pablo Neruda: "España en el corazón"

Hoy, 18 de julio de 2016, es el aniversario de la Guerra Civil Española. Hace ochenta años los poderes reaccionarios de España intentaron un golpe de estado contra la República, cuyo fracaso ante la resistencia del pueblo daría lugar a tres años de guerra civil.
Pablo Neruda durante los meses anteriores y posteriores a dicha fecha se encontraba residiendo en Madrid, lo que le permitió ser testigo presencial de los acontecimientos. Varias son las poesías en que refleja sus tristes sensaciones ante lo que sus ojos veían. Por ejemplo, la que coloco a continuación:
.
.
España en el corazón. Explico algunas cosas.
.
Preguntaréis: Y dónde están las lilas?
Y la metafísica cubierta de amapolas?
Y la lluvia que a menudo golpeaba
sus palabras llenándolas
de agujeros y pájaros?
.
Os voy a contar todo lo que me pasa.
.
Yo vivía en un barrio
de Madrid, con campanas,
con relojes, con árboles.
,
Desde allí se veía
el rostro seco de Castilla
como un océano de cuero.
Mi casa era llamada
la casa de las flores, porque por todas partes
estallaban geranios: era
una bella casa
con perros y chiquillos.
Raúl, te acuerdas?
Te acuerdas, Rafael?
Federico, te acuerdas
debajo de la tierra,
te acuerdas de mi casa con balcones en donde
la luz de junio ahogaba flores en tu boca?
Hermano, hermano!
Todo
eran grandes voces, sal de mercaderías,
aglomeraciones de pan palpitante,
mercados de mi barrio de Argüelles con su estatua
como un tintero pálido entre las merluzas:
el aceite llegaba a las cucharas,
un profundo latido
de pies y manos llenaba las calles,
metros, litros, esencia
aguda de la vida,
pescados hacinados,
contextura de techos con sol frío en el cual
la flecha se fatiga,
delirante marfil fino de las patatas,
tomates repetidos hasta el mar.
.
Y una mañana todo estaba ardiendo,
y una mañana las hogueras
salían de la tierra
devorando seres,
y desde entonces fuego,
pólvora desde entonces,
y desde entonces sangre.
Bandidos con aviones y con moros,
bandidos con sortijas y duquesas,
bandidos con frailes negros bendiciendo
venían por el cielo a matar niños,
y por las calles la sangre de los niños
corría simplemente, como sangre de niños.
.
Chacales que el chacal rechazarla,
piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
víboras que las víboras odiaran!
.
Frente a vosotros he visto la sangre
de España levantarse
para ahogaros en una sola ola
de orgullo y de cuchillos!
Generales
traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,
pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.
.
Preguntaréis por qué su poesía
no nos habla del sueño, de las hojas,
de los grandes volcanes de su país natal?
.
Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver
la sangre por las calles,
venid a ver la sangre
por las calles!
.
Pablo Neruda (1904-1973)
submitted by Demofilo to podemos [link] [comments]


2016.07.04 00:46 359gcu La gurú de San Francisco que hizo ganar las elecciones a Mariano Rajoy

El PP contrató a la agencia de las campañas de Obama, Macri, Renzi y Cameron para preparar las elecciones
La victoria 'le costó' al partido 290.000 euros 03/07/2016 19:02 En la fiesta de la calle Génova, Isabelle celebra. Sonrisa congelada. Es la confirmación de su talento y su esfuerzo. Llegó a España a finales de mayo. Sin saber español. Trabajando más de 14 horas al día en la zona noble del Partido Popular. Que incluso la había mandado al hospital. Con los ojos rojísimos de tanto calcular y mirar estadísticas, el día de las elecciones es su Día D. El presidente Rajoy levanta los brazos en señal de victoria. Jorge Moragas -su jefe de gabinete en La Moncloa y responsable de la campaña de los populares, quien convenció a los líderes del partido de traer a España a la empresa para la que trabaja Isabelle: The Messina Group (TMG)- aprieta el puño. "Es un secreto. Deben mantenerlo en secreto", les dijo el consejero delegado de TMG, Jim Messina, a los altos cargos del PP. Y así fue. La llegada de Isabelle fue un secreto. Pero en el fondo es quien revolucionó la campaña electoral de Rajoy por dentro. La que permitió un éxito que sus rivales aún no se explican. Crónica desvela cómo trabajaron y cómo consiguieron arrebatarle los votos decisivos a los partidos de la competencia. Cómo el PP venció con la asesoría del equipo que antes ayudó a ganar a Barack Obama y David Cameron. Isabelle escribe el 27 de junio, 1.00 de la mañana. "Increíble resultado para el PP en España esta noche. Los sondeos públicos predijeron 117 escaños para el PP, TMG predijo 135, resultado final 137". Euforia.
Es un trabajo que comenzó cuando Jim Messina "arribó a España, en junio de 2015, por primera vez", nos confirman desde el epicentro del equipo de campaña. Pasó desapercibido. La discreción es, de facto, su principal virtud. Su fama mundial comienza cuando revoluciona la campaña de reelección de Obama en 2012. Su apodo: The Fixer (El Reparador). El reconocimiento a su labor con Obama, donde planteó una estrategia total basada en el uso del Big Data (administrar y procesar la información de enormes bases de datos) para captar electores, fue el abrazo ganador entre ambos cuando se hizo pública la victoria.
Jim es un caso único. Nació en 1969, lejos de los centros tecnológicos de EEUU, en Denver (Colorado). Se licenció en Políticas y Periodismo en la Universidad de Montana, en 1993. Pero aprendió a codearse con los mejores pronto: Steve Jobs (Apple) o Eric Schmidt (Google) o Steven Spielberg... De ellos aprendió que la tecnología, la innovación y la escenografía son claves. En los negocios, el entretenimiento y la política. Y eso le enseña a sus pupilos, como Isabelle. "Jim Messina acordó formalmente trabajar para el PP en la primavera de 2016. Ha visitado España varias veces, incluyendo el miércoles anterior al día de las elecciones", confirman a este suplemento.
"Isabelle ha vivido en España durante las últimas semanas de la campaña. Empujó al PP para intentar el voto táctico. Aplicó la teoría del voto táctico como hizo en el Reino Unido en la campaña de David Cameron". Voto táctico focalizado en el uso de la red social que ha marcado esta campaña: Facebook.
No hay fondos suficientes
¿Por qué no fue contratado para diciembre de 2015, para la primera vuelta? Dinero. No había fondos suficientes. Eso que Jorge Moragas, el gran impulsor de su llegada, trataba de convencerlos a todos ya entonces. Y se experimentó con una fórmula más tradicional. Obtuvieron sólo 123 escaños. Hubo caras largas y una enorme decepción. Llegaron a verlo todo perdido. Golpes de puño en los escritorios y lágrimas, incluso. Los pactos del PP con otros partidos eran imposibles. No salían las cuentas. El "asalto al cielo" de Podemos los había hundido. Pero era la primera ronda.
El fracaso de acuerdo entre PSOE, Ciudadanos y Podemos en cualquier escenario les dio otra oportunidad. Moragas vuelve a la carga. Había que contratar a Jim fuera como fuera. Un miembro del equipo de campaña del PP cuenta las negociaciones: "En diciembre no sale por dinero. Messina nos pedía un millón de euros".
Messina, acostumbrado a presupuestos abultados -se gastó 1.100 millones en la campaña de Obama y 29 en la de Cameron-, nunca entendió la primera negativa. En la segunda negociación hay más en juego y esta vez es Messina el que dice "no". Todos sus esfuerzos estaban focalizados en apoyar al primer ministro británico en su "Bremain", o no al Brexit. Intercede el propio David Cameron y convence a TMG para que apoyen a Rajoy, que es un socio apreciado. Y así llega Isabelle Wright a España.
Es responsable de Estrategia Digital de TMG. "Un genio... Y extraordinariamente atractiva", dicen quienes la conocen. La ayuda Ben Mallet. Los dos jóvenes con aspecto de veinteañeros se integran rápidamente en el equipo de campaña de Rajoy. La tarifa era casi un pacto de amigos: "Unos 100.000 euros... El servicio se reducía a la publicidad en Facebook. Queríamos el Ferrari pero sólo pudimos comprar las ruedas. ¿Nos valdría?", se preguntaba un alto cargo del PP.
La carrera contra reloj se inicia. Aun así, Isabelle se siente muy cómoda desde el inicio, sabe lidiar con la presión. Ella, que dirige la oficina de San Francisco de TMG, que previamente trabajó para una empresa de capital riesgo ayudando en sus inversiones en redes sociales, que se describe como residente en la ciudad del Golden Gate, Londres, Washington DC y Los Ángeles, añade otra urbe a su lista, la primera en castellano. Escribe un tuit el 30 de mayo: "Palacio de Moncloa. Un maravilloso Miró y comida española #lavidaesbuena #Madrid".
Desde el partido tuvieron que adaptarse. Primero, contratarles un traductor, pues ninguno de los chicos de Messina habla español. Otra persona del equipo de campaña describe su esfuerzo inicial: "Isabelle y Ben han trabajado 14 horas al día desde que llegaron a España. Vivían en el barrio de Salamanca. Estaban en un despacho en la séptima planta de Génova entre el de Pablo Casado y el de Andrea Levy. No entendían la falta de puntualidad. Han recibido ayuda de mucha gente. La chica se puso mala dos días y hubo que llevarla al hospital. Se asustó un poco. No han tenido fines de semana. Comían en los sitios aledaños a Génova. El equipo de redes sociales llegó a ser de 25 personas. Pero no había una relación directa entre ellos y ese equipo". Iban por libre. Su misión era secreta y apenas hubo tiempo para distracciones.
Otro miembro del partido añade: «Son muy jóvenes y han currado demasiado. Se les contacta tarde. Toda la parte de segmentación se hace por encuestas. Se han pegado una paliza de pelotas. Había que definir todos los targets (objetivos), los portavoces, los mensajes. El sistema es muy sencillo. Definir públicos muy claros, cuáles son los mensajes que interesan a esos públicos, cómo puedes localizar a esos públicos por sus perfiles de Facebook para comprar publicidad y llegar a ellos y luego qué tipo de mensajes tienes que mandarle a esos tíos. Ellos han definido esos grupos, ellos han hecho la compra y la agencia de publicidad Shackleton ha hecho la creatividad». Shackleton tenía una orden clara: el principal impulso iba a ser digital. Pero mientras Podemos atiborraba la red de tuits, donde son los amos, los del PP iban por la vía de Facebook.
Periodo de aprendizaje
¿Qué tuvieron que aprender Isabelle y Ben? Mucho. "Los problemas al principio eran que estos jóvenes no conocían la política española. Conocían el lado técnico, pero el lado político se lo teníamos que dar y explicar. Ellos no entendían las provincias, el sistema electoral de circunscripciones.Han tenido que aterrizar primero en el sistema español, luego en la política... El sistema proporcional al principio les choca porque si tú estás acostumbrado a que si ganas uno lo ganas todo, es radicalmente distinto. No es un sistema muy habitual. Todos los inputs [datos] se los hemos tenido que dar. Igual que los mensajes". Aprendieron rápido. Muy rápido.
El 13 de junio, Isabelle Wright está atenta a la actuación de los candidatos en el debate televisivo. Las teclas las presiona furtivamente. Lanza un retuit de su publicación de cabecera en España: The Spain Report (que da en inglés las más importantes noticias de España). Es una frase de Rajoy: "Predicar es fácil, lo difícil es gobernar".
Al acabar el debate, publica un vídeo en su Facebook personal. Es el presidente siendo fotografiado tras el encuentro con los líderes del PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Gran desempeño del primer ministro Rajoy en el debate de esta noche", describe. El reconocimiento a su trabajo viene en los comentarios de sus amigos. Shelley escribe: "¡Muy orgullosa! ¡Estás triunfando en España! Pepe [sic, por PP] ganó el debate y nunca había visto a una mujer tan dedicada como tú y llegando tan lejos. Es un honor verte y me inspiras todos los días... Además, tu piso aquí no está tan mal". Gabi añade: "Todo gracias a ti".
A la distancia también sigue la campaña del Brexit donde está volcado todo TMG. Y ella en España desarrollando cómo ganar unas elecciones donde todos hablaban del sorpasso. Seguía una premisa de su maestro Jim Messina, una que había aprendido del mismísimo Bill Clinton: "Todas las elecciones son un referéndum sobre el futuro". No sobre el pasado. De allí un hashtag clave para indirectamente contraatacar a Podemos. #Afavor.
Mientras, nos comenta un dirigente del partido, "se reducían partidas como la publicidad en la calle, banderolas, etc. Teníamos más recursos para Facebook. Aparecían anuncios en función de los gustos. En redes ensayaron perfiles concretos. Apuntaron a las caras que mejor respuesta tenían -en compartidos y favoritos-, las de Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. Sólo han circulado memes -imágenes multimedia usadas para transmitir ideas- de ellos". ¿A quién apuntaban? "A los votantes de Ciudadanos principalmente".
Era un método que ya le había funcionado. Así lo explican: "Era sincronizar los mensajes oportunos a las personas oportunas en el momento oportuno. Que es muy parecido a lo que hizo David Cameron en las legislativas británicas, donde también se produjo el bombazo respecto a lo que decían los sondeos". Y allí también estuvo Isabelle. Era lo que desde TMG conocen como "lograr el voto táctico".
La experiencia con Cameron
Las encuestas no eran las más optimistas. Algunas incluso hablaban de un derrumbe hasta los 117 escaños. Era trascendental el trabajo silente y complementario de Ben, que "se encargó del correo directo y de los textos que se repartieron puerta a puerta en los lugares seleccionados en los días finales, lo más cercano al 26-J", comentan desde la organización de la campaña. "Además hicimos más de 100 pruebas online para descubrir qué mensaje funcionaría en qué circunscripción electoral. Isabelle lideraba esto, hizo lo mismo para David Cameron en 2015".
La remontada iba en esta línea: "Era buscar bolsas de indecisos. En Argentina también se aplicó el mismo sistema en la campaña de Macri y también hubo un bombazo. Aquí replicamos ese modelo... No íbamos al votante tradicional del PP. Era una tontería gastarnos dinero cuando ya los teníamos asegurados", cuenta un alto cargo del PP.
Y llegó el Brexit. Los resultados le rompieron el corazón a Isabelle. Fue un golpe directo hacia Messina y su equipo. Con diferentes enemigos, se hablaba de que había perdido el toque mágico. Cameron dimitió. Pero los jefes de campaña decidieron que incluso podía serles útil.
"En el sistema de Jim Messina se lanzaron más de 500 mensajes. Y luego los propios vídeos que se fueron lanzando los últimos días de campaña estaban destinados ya no sólo a la viralización propia de las redes sociales sino a segmentos que eran muy sensibles al mensaje de voto útil y a los mensajes de la búsqueda o la unidad de la España moderada frente a la posibilidad de que Pablo Iglesias llegase a La Moncloa... No eran mensajes que lanzaban a un millón de personas. Los que más éxito tuvieron fueron los que se lanzaron el viernes tras el Brexit".
Jim se dio cuenta de la importancia de estos mensajes oportunos cuando trabajaba para Obama en su reelección de 2012. Los sondeos estaban apretados y él siempre se había vanagloriado de que los indecisos caerían en bloque. "Lo mismo ocurrió con Cameron. Lo mismo ocurrió con Macri". Le falló con el Brexit y las elecciones del 26 de junio eran -también- un examen para probar si Messina conserva la frescura. Sudor frío. Más cuando aún le quedan las elecciones italianas, el referéndum constitucional, con otro cliente selecto: Matteo Renzi en octubre.
Miembro del equipo de campaña del PP: "Sólo podíamos anunciarnos durante dos semanas por la ley electoral. Conseguimos un coste por impresión [aparición de un anuncio en el timeline o muro del usuario de Facebook] de promedio de medio céntimo de euro. No podíamos permitirnos pagar por click porque eso es mucho más caro. Diseñamos las audiencias a las que queríamos atacar con muchísimas variables. Buscábamos garantizar impactos y para eso pujamos para evitar que otros anunciantes nos robasen el espacio".
El presidente Barack Obama y Messina, su jefe de campaña, se abrazan al lograr la reelección en 2012. PETE SOUZA Era el todo o nada y se la jugaron al final. Gastaron los últimos euros. "El último día el PP sí optó por un modelo llamado reach and frequency [alcance y frecuencia] que permitía garantizar una audiencia concreta en un período corto de tiempo sin necesidad de pujar, para que nadie se interpusiese entre su público objetivo y el PP. Y lo usaron para lanzar los vídeos más exitosos. El de Pablo Iglesias dudando del euro en plena resaca del Brexit. Y el del líder de Podemos, en [el programa de TV] La Tuerka, celebrando que le habían metido una paliza a un policía".
¿Por qué Facebook?, le preguntamos a Natalia Basterrechea, directora de asuntos públicos de la red social en España: "La audiencia es fundamental. 22 millones de personas entran en Facebook en España mensualmente, y la política es un tema importante de conversación en la plataforma. Las elecciones generales fueron el tema más debatido en Facebook España en 2015. La conversación política en Facebook es auténtica. Es un lugar para hablar en tiempo real y de forma genuina sobre los temas que importan a los votantes españoles y tomar el pulso de la opinión pública. En total, desde enero de 2016, seis millones de personas han generado 90 millones de interacciones (me gusta, comentarios y contenido compartido) en torno a temas políticos". Esto lo vieron los miembros del equipo de segmentación: Jim, Isabelle, Ben y los locales José Cerdán, Eduardo Baeza (traductor, cicerone de Wright y marido de la cantante Nena Daconte), Andrés Medina y Abelardo Bethencourt, estos últimos miembros del gabinete del presidente. Y su apuesta publicitaria les costó 190.000 euros impuestos incluidos, que se sumaban a los 100.000 por la asesoría de TMG, según fuentes del partido.
El consultor político Iván Redondo analiza la estrategia utilizada: "En política el mensaje más efectivo es silencioso. No se cuenta en una rueda de prensa ni se hace visible en los medios. Y una estrategia de microtargeting te permite conectar y comunicarte directamente con tu votante objetivo sin intermediarios. Para cuando tus adversarios se dan cuenta, ya es tarde".
"A formar gobierno"
Cuando el 26 de junio se cierran los colegios electorales, la encuesta a pie de urna destroza al PP. Pero era ficción. Lo describe la propia Isabelle a la 1 de la mañana: "Increíble resultado para el PP en España esta noche. Los sondeos públicos predijeron 117 escaños para el PP, TMG predijo 135, resultado final 137". Ben Mallet se pronuncia también: "Ha sido un gran privilegio haber trabajado con un equipo tan dedicado y patriótico en una campaña de elecciones histórica. Me emociona saber que el Reino Unido no es el único país con terribles encuestadoras... [Rajoy] se ha ganado el derecho a formar gobierno".
El 27 de junio, a las 06.23, otro post de Ben. Es sólo una foto, la del equipo de Rajoy celebrando en el balcón de Génova con un cartel de "Gracias" al frente. Comenta Isabelle con una sola palabra: "¡Victoria!".
Todos los tuits de Isabelle y Ben cobran sentido el 28 de junio, a las 0.15. El gurú Messina rompe su silencio: "Felicitaciones a nuestro cliente español PM [primer ministro] Mariano Rajoy y al PP por su decisiva y dilatada victoria".
Era el modo de Jim de celebrar su éxito, el de los suyos, y que no había perdido su "toque mágico".
Ciudadanos y Podemos han pasado los siguientes días en KO. Los primeros, reunidos para entender cómo perdieron 400.000 votos y siete diputados. Los segundos pensando en un sorpasso devenido en gatillasso...
Sucedió así, cuentan desde lo más alto de la organización de la campaña del PP: "Moragas nos pidió que atacásamemos varias provincias concretas donde podían caer escaños de más. Los 12 que marcó los conseguimos. Luego cayeron dos más que no esperábamos: A Coruña y el decimoquinto de Madrid", comenta un miembro del PP. Las provincias a atacar que especificó Moragas fueron: Orense, Salamanca, Lleida, Madrid (para ganar 14), Badajoz, Toledo, Cuenca, Valencia, Alicante, Almería, Sevilla y Tenerife". El paso de 123 diputados a 137. Victoria a precio de saldo -290.000 euros- de El Reparador.
submitted by 359gcu to podemos [link] [comments]


2014.12.17 00:10 mikros2006 LEI ESTE ARTÍCULO DE ALEZ ROVIRA Y UN MINUTO DESPUÉS ME INSCRIBÍ EN PODEMOS....

Inmersos en el marasmo nacido de la más radical avaricia e indecencia, donde:
… Hay tesoreros de partidos políticos que amasan fortunas multimillonarias que evaden a paraísos fiscales; … imputados por causas de corrupción en todas las formaciones políticas (eso sí, algunas con muchas más causas abiertas que otras); … con un paro rampante que no para de aumentar y sin punto de inflexión a la vista; … una Reforma Laboral que hasta la fecha solo ha provocado un aumento del caudal de la sangría; … una buena parte de nuestras Cajas de Ahorros arruinadas por incompetentes avariciosos que ocupaban cargos de Consejeros (procedentes de partidos políticos, sindicatos y privados) sin tener ni la más mínima capacitación ni consciencia del patrimonio y depósito que gestionaban de tanta buena gente.
… Esos falsos gestores y consejeros que han arruinado a decenas de miles de familias de toda España, pero que se han retirado con millones de euros en el bolsillo, robados al campesino, al jubilado, al estudiante, al ama de casa, al trabajador, robando bajo el título de “Acciones Preferentes” (preferentes para los que se han quedado la pasta); … Inmersos en unos recortes que afectan sobre todo a los maestros y al personal que cuida de nuestra salud haciendo más horas que un reloj.
… Donde emprendedores y autónomos cierran sus pequeños negocios porque no hay crédito ni liquidez (ya que los propios bancos que deberían prestarlo invierten en deuda pública, que les da más rendimiento con mucho menos riesgo, porque para ellos lo que cuenta solo es ganar).
… Donde los Expedientes de Regulación de Empleo crecen sin parar también (eufemismo, son Despidos en Masa y así deberían llamarse para saber de qué estamos hablando) cada día, de los de verdad, de los que provocan angustias, desvelos, insomnios y desesperación. (Hay otros EREs, falsos, que han hecho que varios delincuentes con cargo político robaran sin complejos y a destajo los recursos públicos); … En un país en el que derecha e izquierda, nacionalistas y no, todos, tienen manzanas podridas en la cesta, más de una, y más de dos, y algunos ni saben cuántas. … Con desahucios diarios que son violaciones a la dignidad humana, procurados al amparo de una legalidad inmoral, repito, de una legalidad que es profundamente falta de ética y de respeto a la dignidad humana (sí, la ley puede ser inmoral, véanse leyes promulgadas por dictadores, por ejemplo) que favorece al banquero multimillonario amparado por el poder y sus indultos, mientras hunde la vida al que quería alquilar y le colocaron el piso porque sería suyo de por vida y a un precio muy bajo. … Desahucios que implican la carga de una deuda a treinta años o más para el que la firmó, por un activo que no valía ni mucho menos lo que costaba y que no se admite en pago por la deuda contraida.
Y tanta infamia más…
Estafa, avaricia, usura, mezquindad, miseria, pobreza, impunidad, latrocinio, despotismo, oligarquías, exceso, inconsciencia, indiferencia, infamia, ignominia, indolencia, mentira, farsa, impudor, descaro, cinismo, oprobio, desprecio, fraude, abuso, burla, robo, dolo, obscenidad, atraco, rapiña, marasmo, inercia, dejadez, náusea, desazón, vértigo, injusticia, sinsentido, vergüenza, indecencia, desesperación… ¡BASTA YA!
TODOS LO SABEMOS: todos tenemos ya más claro que el agua que esto no es una Crisis. Es la lista de todos los conceptos del párrafo anterior.
¿Dónde está la justicia? ¿Está en Garzón, el único condenado por la trama Gürtel, por querer saber más? Condenado el juez (¡!), es la primera costura que va a reventar y a mostrarnos que la inmensa mayoría de las élites políticas de este país, del signo y origen que sean, manejaban la corrupción global y local a sus anchas extrayendo los recursos de unos contribuyentes que cada día están siendo más drenados.
Sí, todos lo sabemos. Y todos, o muchos, cada vez más, también nos preguntamos.
¿Dónde está el sentido? Si hay recortes, dime para qué. Dime, tú que gobiernas, que mi esfuerzo de hoy será para que mis hijos recuperen la sanidad que merecen y que mis padres conquistaron tras años y años de esfuerzos.
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo, que el maestro (Magister, el que se ocupa de lo más grande, nuestros hijos, nuestro futuro) será reconocido y remunerado en el futuro tanto o más que el Ministro (Minister, el que se ocupa de lo pequeño, de la gestión de lo material).
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo (espero que con verdadera vocación de servicio), que en el alma de nuestros hijos y en la cultura que sepamos darles está un futuro de esperanza, y que harás todo lo posible para garantizarlo, porque hay de sobras para todos si repartimos y gestionamos bien. Pero no hay suficiente, si tanto ladrón amparado en las perversiones de un sistema que promueve la fortuna que nace de la mentira y manipulación del “poderoso”. “Poderoso” que evade a paraísos fiscales millones de euros que quedan en anotaciones contables estériles, que a lo sumo sirven para comprar el capricho obsceno, la banalidad que no vale lo que cuesta, la máscara sonriente de marca obscenamente cara que oculta un vacío interior incolmable. Son el sello de la corrupción y la miseria moral de una minoría que se auto-protege y ampara, que se tapan las vergüenzas unos a otros, o que apuntan a ellas para evitar que se miren las suyas más de cerca.
Dime tú que gobiernas o aspiras a hacerlo si, insisto, seguiremos conviviendo con leyes que son profundamente inmorales, y ante las cuales los propios jueces que son buena gente sienten tristeza, impotencia y frustración. Dime que no ocultarás a tu compañero de filas si sabes que es indecente lo que ha hecho, que primarás la transparencia por encima de la ocultación del perverso.
Dime, tú que gobiernas, que los que cuidan de nuestra salud tendrán los medios para sanar a quien no puede por su vejez, o por su falta de trabajo, o porque vino de lejos y no tiene más que la ropa que lleva.
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo, que procurarás que los que más tienen y sus hijos, desarrollarán una consciencia solidaria gracias a la educación y la cultura que propiciarás en los medios y en las aulas. Y que enseñarás a los niños a diferenciar valor y precio, y necesidad de deseo. Dime que les enseñarás de verdad valores para vivir: coraje, responsabilidad, propósito, humildad, sobriedad, coherencia, y tantos otros.
Y que escucharás la voz del pueblo, de verdad. Que oirás con atención lo que te piden y te dicen. Que bajarás de tu vehículo oficial que te lleva de alfombra roja en alfombra roja y de despacho en despacho, aislado del mundo, y que lo harás para ver qué sucede en el hogar de la anciana que vive sola y con una pensión miserable, que querrás ver el pueblo casi deshabitado y arruinado, que te moverás por las calles de los barrios más necesitados, que aprenderás de los que saben cooperar y tiran adelante porque saben que su yo es un nosotros.
Dime que serás transparente. Porque más que justo (viendo cómo va la justicia y las leyes que promulgan los hombres), te quiero transparente si has decidido ofrecerte como servidor o funcionario de lo que es de todos. Porque si no lo eres, devienes disfuncional, y tus disfunciones las pagamos todos, con intereses que nos están arruinando el presente, y el futuro. Dime que si no sabes, no te presentarás.
Y tanto más que quisiera decir y tantas cosas que me dejo.
Esto no va. NO VA. Ni va a ir a menos que se produzca una regeneración total: crisis, crisálida, crisol, crítica, criterio, criba. Ése es el verdadero fin de una crisis, un renacimiento total.
Seamos causas del cambio. De la denuncia.
Merecemos otra vida.
¿Qué podemos hacer? Aplicarnos lo que no queremos. Convocar en cada instante lo mejor de nosotros. Denunciar y hacer ver las infamias. Hacer hervir las redes cuando sea necesario. Adherirnos a las iniciativas populares que puedan devenir la creación de leyes verdaderamente justas y éticas. No ocultar ni hacernos cómplices del verdugo, de los verdugos de nuestra sociedad. Actuar con una sola voz que se teja del diálogo de aquellos que ya no queremos dar ni una miga de pan al chorizo.
Abrazos a la buena gente.
submitted by mikros2006 to PlazaRegionMurcia [link] [comments]


2014.11.20 20:48 mikros2006 LEÍ ÉSTE ESCRITO DE ALEX ROVIRA Y, UN MINUTO DESPUÉS, ME INSCRIBÍ EN PODEMOS. (RECOMENDABLE PARA DUBITATIVOS)

Inmersos en el marasmo nacido de la más radical avaricia e indecencia, donde:
… Hay tesoreros de partidos políticos que amasan fortunas multimillonarias que evaden a paraísos fiscales; … imputados por causas de corrupción en todas las formaciones políticas (eso sí, algunas con muchas más causas abiertas que otras); … con un paro rampante que no para de aumentar y sin punto de inflexión a la vista; … una Reforma Laboral que hasta la fecha solo ha provocado un aumento del caudal de la sangría; … una buena parte de nuestras Cajas de Ahorros arruinadas por incompetentes avariciosos que ocupaban cargos de Consejeros (procedentes de partidos políticos, sindicatos y privados) sin tener ni la más mínima capacitación ni consciencia del patrimonio y depósito que gestionaban de tanta buena gente.
… Esos falsos gestores y consejeros que han arruinado a decenas de miles de familias de toda España, pero que se han retirado con millones de euros en el bolsillo, robados al campesino, al jubilado, al estudiante, al ama de casa, al trabajador, robando bajo el título de “Acciones Preferentes” (preferentes para los que se han quedado la pasta); … Inmersos en unos recortes que afectan sobre todo a los maestros y al personal que cuida de nuestra salud haciendo más horas que un reloj.
… Donde emprendedores y autónomos cierran sus pequeños negocios porque no hay crédito ni liquidez (ya que los propios bancos que deberían prestarlo invierten en deuda pública, que les da más rendimiento con mucho menos riesgo, porque para ellos lo que cuenta solo es ganar).
… Donde los Expedientes de Regulación de Empleo crecen sin parar también (eufemismo, son Despidos en Masa y así deberían llamarse para saber de qué estamos hablando) cada día, de los de verdad, de los que provocan angustias, desvelos, insomnios y desesperación. (Hay otros EREs, falsos, que han hecho que varios delincuentes con cargo político robaran sin complejos y a destajo los recursos públicos); … En un país en el que derecha e izquierda, nacionalistas y no, todos, tienen manzanas podridas en la cesta, más de una, y más de dos, y algunos ni saben cuántas. … Con desahucios diarios que son violaciones a la dignidad humana, procurados al amparo de una legalidad inmoral, repito, de una legalidad que es profundamente falta de ética y de respeto a la dignidad humana (sí, la ley puede ser inmoral, véanse leyes promulgadas por dictadores, por ejemplo) que favorece al banquero multimillonario amparado por el poder y sus indultos, mientras hunde la vida al que quería alquilar y le colocaron el piso porque sería suyo de por vida y a un precio muy bajo. … Desahucios que implican la carga de una deuda a treinta años o más para el que la firmó, por un activo que no valía ni mucho menos lo que costaba y que no se admite en pago por la deuda contraida.
Y tanta infamia más…
Estafa, avaricia, usura, mezquindad, miseria, pobreza, impunidad, latrocinio, despotismo, oligarquías, exceso, inconsciencia, indiferencia, infamia, ignominia, indolencia, mentira, farsa, impudor, descaro, cinismo, oprobio, desprecio, fraude, abuso, burla, robo, dolo, obscenidad, atraco, rapiña, marasmo, inercia, dejadez, náusea, desazón, vértigo, injusticia, sinsentido, vergüenza, indecencia, desesperación… ¡BASTA YA!
TODOS LO SABEMOS: todos tenemos ya más claro que el agua que esto no es una Crisis. Es la lista de todos los conceptos del párrafo anterior.
¿Dónde está la justicia? ¿Está en Garzón, el único condenado por la trama Gürtel, por querer saber más? Condenado el juez (¡!), es la primera costura que va a reventar y a mostrarnos que la inmensa mayoría de las élites políticas de este país, del signo y origen que sean, manejaban la corrupción global y local a sus anchas extrayendo los recursos de unos contribuyentes que cada día están siendo más drenados.
Sí, todos lo sabemos. Y todos, o muchos, cada vez más, también nos preguntamos.
¿Dónde está el sentido? Si hay recortes, dime para qué. Dime, tú que gobiernas, que mi esfuerzo de hoy será para que mis hijos recuperen la sanidad que merecen y que mis padres conquistaron tras años y años de esfuerzos.
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo, que el maestro (Magister, el que se ocupa de lo más grande, nuestros hijos, nuestro futuro) será reconocido y remunerado en el futuro tanto o más que el Ministro (Minister, el que se ocupa de lo pequeño, de la gestión de lo material).
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo (espero que con verdadera vocación de servicio), que en el alma de nuestros hijos y en la cultura que sepamos darles está un futuro de esperanza, y que harás todo lo posible para garantizarlo, porque hay de sobras para todos si repartimos y gestionamos bien. Pero no hay suficiente, si tanto ladrón amparado en las perversiones de un sistema que promueve la fortuna que nace de la mentira y manipulación del “poderoso”. “Poderoso” que evade a paraísos fiscales millones de euros que quedan en anotaciones contables estériles, que a lo sumo sirven para comprar el capricho obsceno, la banalidad que no vale lo que cuesta, la máscara sonriente de marca obscenamente cara que oculta un vacío interior incolmable. Son el sello de la corrupción y la miseria moral de una minoría que se auto-protege y ampara, que se tapan las vergüenzas unos a otros, o que apuntan a ellas para evitar que se miren las suyas más de cerca.
Dime tú que gobiernas o aspiras a hacerlo si, insisto, seguiremos conviviendo con leyes que son profundamente inmorales, y ante las cuales los propios jueces que son buena gente sienten tristeza, impotencia y frustración. Dime que no ocultarás a tu compañero de filas si sabes que es indecente lo que ha hecho, que primarás la transparencia por encima de la ocultación del perverso.
Dime, tú que gobiernas, que los que cuidan de nuestra salud tendrán los medios para sanar a quien no puede por su vejez, o por su falta de trabajo, o porque vino de lejos y no tiene más que la ropa que lleva.
Dime, tú que gobiernas o aspiras a hacerlo, que procurarás que los que más tienen y sus hijos, desarrollarán una consciencia solidaria gracias a la educación y la cultura que propiciarás en los medios y en las aulas. Y que enseñarás a los niños a diferenciar valor y precio, y necesidad de deseo. Dime que les enseñarás de verdad valores para vivir: coraje, responsabilidad, propósito, humildad, sobriedad, coherencia, y tantos otros.
Y que escucharás la voz del pueblo, de verdad. Que oirás con atención lo que te piden y te dicen. Que bajarás de tu vehículo oficial que te lleva de alfombra roja en alfombra roja y de despacho en despacho, aislado del mundo, y que lo harás para ver qué sucede en el hogar de la anciana que vive sola y con una pensión miserable, que querrás ver el pueblo casi deshabitado y arruinado, que te moverás por las calles de los barrios más necesitados, que aprenderás de los que saben cooperar y tiran adelante porque saben que su yo es un nosotros.
Dime que serás transparente. Porque más que justo (viendo cómo va la justicia y las leyes que promulgan los hombres), te quiero transparente si has decidido ofrecerte como servidor o funcionario de lo que es de todos. Porque si no lo eres, devienes disfuncional, y tus disfunciones las pagamos todos, con intereses que nos están arruinando el presente, y el futuro. Dime que si no sabes, no te presentarás.
Y tanto más que quisiera decir y tantas cosas que me dejo.
Esto no va. NO VA. Ni va a ir a menos que se produzca una regeneración total: crisis, crisálida, crisol, crítica, criterio, criba. Ése es el verdadero fin de una crisis, un renacimiento total.
Seamos causas del cambio. De la denuncia.
Merecemos otra vida.
¿Qué podemos hacer? Aplicarnos lo que no queremos. Convocar en cada instante lo mejor de nosotros. Denunciar y hacer ver las infamias. Hacer hervir las redes cuando sea necesario. Adherirnos a las iniciativas populares que puedan devenir la creación de leyes verdaderamente justas y éticas. No ocultar ni hacernos cómplices del verdugo, de los verdugos de nuestra sociedad. Actuar con una sola voz que se teja del diálogo de aquellos que ya no queremos dar ni una miga de pan al chorizo.
Abrazos a la buena gente.
submitted by mikros2006 to podemos [link] [comments]


2014.09.10 11:35 juanmat2 Nuevos modelos fiscales. IVA progresivo.

Uno de las cosas que Podemos está haciendo bien es romper paradigmas. Uno de los paradigmas fiscales es que la imposición directa es mejor porque es progresiva mientras que la indirecta no ya que el IVA es igual para todos. Bien, a mi me gustaría proponer que el IVA fuese progresivo por niveles de precio de un bien. Recuperar el concepto de "impuesto de lujo" pero aplicado a todos de tipos de bienes.
Ejemplo: Si un reloj vale 20 € puede tener un IVA general, porque es para ver la hora, si un reloj vale 200€ ya es otra cosa y podría tener un 25% y si vale 6000€ es claramente un objeto de ostentación que podría soportar un IVA del 33%.
Lo mismo sucede con las viviendas, ¿tiene sentido que viviendas de 10 millones de € en La Finca (Pozuelo) tengan un IVA del 10% sólo como un piso de 50 metros en un barrio normal?
¿debe tener un hotel de 300€ la noche un IVA reducido del 10% como en la actualidad? ¿y un restaurante de 200€ por cubierto?
La idea sería elaborar escalas por tipo de bien. Dado que las rentas altas tienen mecanismos (algunos de ellos legales) para evitar los tipos marginales altos del IRPF, sería mucho mejor si vía imposición a los bienes "ostentación".
juan mateu
submitted by juanmat2 to podemos [link] [comments]


EL RELOJ - Luis Miguel - YouTube El reloj. Lucho Barrios (Letra) - YouTube LUCHO BARRIOS - EL RELOJ DE MI VIDA - YouTube Barrio sesamo Espinete EL RELOJ DE CUCO - YouTube Antiguo Reloj de Cobre - Osvaldo Pugliese - YouTube Reloj - Los Pasteles Verdes (lyrics/letra) - YouTube La Familia Del Barrio- El Reloj - YouTube Ovi x Natanael Cano x Robgz - Yo Vengo De Barrio [Official ... Barrio Sésamo - El reloj de cuco

reloj Tarifa Nocturna por El Electricista del Barrio

  1. EL RELOJ - Luis Miguel - YouTube
  2. El reloj. Lucho Barrios (Letra) - YouTube
  3. LUCHO BARRIOS - EL RELOJ DE MI VIDA - YouTube
  4. Barrio sesamo Espinete EL RELOJ DE CUCO - YouTube
  5. Antiguo Reloj de Cobre - Osvaldo Pugliese - YouTube
  6. Reloj - Los Pasteles Verdes (lyrics/letra) - YouTube
  7. La Familia Del Barrio- El Reloj - YouTube
  8. Ovi x Natanael Cano x Robgz - Yo Vengo De Barrio [Official ...
  9. Barrio Sésamo - El reloj de cuco

Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Antiguo reloj de cobre Tango Musica: Eduardo Marvezzi - Letra: Eduardo Marvezzi Orquesta Osvaldo Pugliese Canta: Miguel Montero Sello: Odeon Disco: 51815 Mat... Enjoy the videos and music you love, upload original content, and share it all with friends, family, and the world on YouTube. Suscríbete: https://primo.vi/RanchoHumildeYouTube Ovi x Natanael Cano x Robgz - Yo Vengo De Barrio [Official Video] Directed By Lalo The Giant Executive Prod... LUCHO BARRIOS Familia Del Barrio La Familia Del Barrio Temporada Tags Ver la familia del barrioTemporada 1 en latino, donde ver la familia del barrio en HD , Ver la ultima... Otro episodio que cae. Oye que se agradecen los comentarios , me vale desde esta muy bien hasta es una mierda , aqui cada uno que diga lo que quiera , pero q... Dedicado a una de las mejores canciones de los 90 Corresponde a la reposición que hubo en la segunda cadena, (La2), en Octubre de 1994. Su emisión original, según hemerotecas, fue el 30 de Octubre de 1985. Fuente: Hemeroteca La Vanguardia.